lunes, 14 de diciembre de 2009

Odysseus, el Priorat se viste de blanco (I)


Una de las cualidades que creo tener es escuchar cuando me hablan, atender a los que quieren ampliar mi sapiencia y mostrarme lo que por mi mismo no llego a divisar.
Un adicto a los vinos blancos, como yo, puede llegar a pensar que todo está conocido, que no hay demasiado por descubrir en este mundo cada vez más globalizado de sabores y texturas. La ceguera alemana me tenía cautivo dentro de la gran variedad diva (bien es cierto que cuando se compara con otras, tiene las de ganar), pero bien se merecen las demás zonas y variedades una oportunidad de revancha…

Así es como plasmando un ejercicio de humildad, y confianza ajena, me dejé aconsejar por Carlos, (dueño, dependiente y procurador del Celler de Coll Favà), que me dijo: “prueba Odysseus Garnatxa blanca 2007, una garnacha blanca que hará florecer el Priorat en tu copa”.
Vanidoso y reacio como soy pensé: “otro vino de esos que vende autenticidad y resulta ser un cóctel de tropicalismos y maduraciones alcohólicas…”
Ahora, después de haberle metido mano a la susodicha elaboración, no tengo más que palabras de agradecimiento hacia esa persona que me hizo recobrar la confianza en lo mío.

Tras indagar un poco y pedir algo de información a la bodega (Viñedos de Ithaca), me doy cuenta que detrás de este vino y su elaboración se esconden ciertas pautas un tanto especiales.
Llama la atención que se utilice, por primera vez en esta cosecha y aparte de sus posesiones, un viñedo ajeno a la bodega (pero controlado por esta) que lleva la friolera de 80 años enraizado en la zona de Gratallops. La maceración del mosto se realiza durante 18 horas en barricas de roble -las cuales después servirán para la crianza de sus vinos tintos- y, para su fermentación, se traslada a depósitos de acero inoxidable donde permanece hasta su embotellado, donde no se estabilizó para respetar su originalidad.
La bodega recomienda decantarlo con antelación y estoy totalmente de acuerdo con ellos en ese aspecto, el vino gana en matices y se torna más amplio y satisfactorio tras una hora de aeróbica libertad.

Su color es un amarillo potente, dorado, de un aspecto algo denso y con unas marcadas gotas de alcohol que, esparcidas ellas por la copa, hacen intuir un nivel alcohólico generoso.
Los aromas vienen marcados por la fruta (pera limonera, albaricoque) y un punto cítrico muy conseguido que recuerda mucho al pomelo y a la cáscara de naranja. Un fino toque especiado se va haciendo cada vez más presente con la oxidación, jengibre raspado que, poco a poco, se va “comiendo” a los toques de humo que acompañan al conjunto en nariz.
La boca marca una gran diferencia, no tanto con su entrada como en la salida. Graso, con algo de opulencia (ahí la madera tiene algo que decir) pero muy bien mitigada por la acidez y personalidad de la materia prima. El recorrido es elegante, con suma proyección de sensaciones envolventes y un final marcado por una leve amargosidad que muestra las credenciales de una tierra y una variedad adaptada a élla.


Creo que, sino el mejor, uno de los mejores Priorats blancos que he bebido hasta la fecha. Es auténtico, varietal, satisfactorio y un lindo portador de la fragancia del sur de Cataluña.
Posiblemente gane algo de complejidad con uno o dos años de guarda, aunque está tan rico a día de hoy qué difícilmente podré comprobarlo. Además, con el añadido de su moderado precio (12€), sirve para hacer un vuelo serpenteante sensorial entre viñas de garnacha blanca y ese suelo tan particular que las ve crecer.

[Nota: Este post fue escrito a finales de la pasada primavera y, por cuestiones logísticas, no ha visto la luz hasta ahora. En este periodo de tiempo he tenido la oportunidad de probar otro vino de la bodega que me ha dejado un tanto “a cuadros”. Considero apropiado publicar inmediatamente, a continuación, mis apreciaciones para que entre todos las usemos y opinemos (si gustáis) al respecto.]

18 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

Creo que puedo conseguir ese vino aquí, lo he visto en una tienda pequeña pero por desconocimiento....
Estos dias en una cata pude probar un blanco de garnacha blanca(50 %) y 6 variedades mas, el Nelin 08 de Mogador, me llamó muchísimo la atención

Oscar Gallifa dijo...

Pues no lo dudes Sibaritas, hazte con uno de estos y verás como se expresa una buena garnacha blanca del Priorat.
Sin desmerecer al Clos Nelín (como bien dices hermanito de Clos Mogador) tengo que decir que el que cito en la entrada es mejor, EMHO, de cara a saber más sobre esa variedad... a mí,el Nelín, nunca me ha acabado de entrar.

Saludos

OG

Maria Arismendi dijo...

No entiendo mucho esto de los vinos, pero quisiera saber si del vino de uva, el vino blanco es del mas suave o es el vino tinto.

Saludos,

María

Oscar Gallifa dijo...

Bienvenida seas María,

Sinceramente, yo confío que todo vino que pase por mi copa sea de uva (cuanto menos que tenga los mínimos productos químicos necesarios para que deje de ser un "engendro" hecho con polvos mágicos!). ;-))

Aparte de eso, yo me decanto siempre por los blancos pero entiendo que los paladares y gustos de las personas van por derroteros distintos, simple lógica(para gustos...).

Un saludo

OG

Pep T.M dijo...

Qué gran descubrimiento, eh? Nada más que añadir, queda todo dicho en tu excelente crónica, una garnacha blanca para enmarcar!!
Salut.

Oscar Gallifa dijo...

Gracias Pep.

Me parece muy meritorio el hecho de hacer un blanco así de bien estructurado en una zona donde las blancas elaboraciones no están en primera linea.

Ahora sólo queda la prueba del tiempo. Guardo una botella de este 2007 para beberla en un par de años, entonces acabaremos de hablar sobre el tema.

Un saludo y hasta pronto.

OG

Smiorgan dijo...

Oscar, en algunos de tus post parece que talmente está uno saboreando el vino. Este dan ganas de salir corriendo a la tienda a por una botella.
Ah, la tal María, anda posteando ese mensaje de blog en blog, y enlazando casualmente a una tienda de vinos. Ni caso.
Saludos.

Oscar Gallifa dijo...

Gracias Smiorgan por tu comentario, de verdad lo agradezco.

A veces hay vinos que, sin que uno se lo espere, va y te emocionan, reconoces en ellos un algo de diferencia que hace que suene la campana.

Y de María..... llena está de gracia. :-)


Un saludo y felices fiestas, a todos!

OG


PD: no cantemos victoria tan rápido con los blancos de Priorat... mañana más...

Olaf dijo...

Pues los probaré. Los vinos de esta bodega se consiguen aqui en Alemania, al menos me suena haber visto algún tinto. ¿Que tal los tintos?
Saludos

Olaf

Oscar Gallifa dijo...

Prueba, prueba esa garnacha , Olaf!

De los tintos ni idea, he oido por ahí que hay cierto tope de gama (tinto) que resulta una bomba pero, repito, yo no lo he probado.
Me consta también que hacen un rosado bien particular.

Saludos

OG

Adictos a la Lujuria dijo...

Mira que este año han caído Garnachas Blancas del Priorat pero mira por donde esta tendré que ir buscarla. Lo cierto es que esta variedad en Priorato y Terra Alta me esta dando grandísimas satisfacciones, también caras decepciones.

Saludos

Oscar Gallifa dijo...

Pues sí David, hay que hacer fuerza con esos varietales autóctonos de cada tierra, siempre tienen las de ganar.
Esta de Odysseus me parece un ejemplo magnífico para aprender a saber como es realmente una garnacha blanca en una de sus mejores zonas (sin menospreciar las del sur de Francia, claro...).

Saludos

OG

SIBARITASTUR dijo...

Conseguí ayer una botella de Odysseus pero del 2007. cuando llegue la hora ya os contaré.

Oscar Gallifa dijo...

Muy importante la añada en este vino Jorge, no tanto por la diferencias de calidad entre ellas sino por su estado de evolución.
A este varietal, y más concretamente a este vino de Odysseus, le vienen muy bien un par de añitos de botella.

Ya dirás, espero tu post.

OG

SIBARITASTUR dijo...

Acabo de abrir esta botella, tenía corcho la jodía, mira que le tenias ganas hoy pero.., mañana iré a cambiarla.
Pero asi de primeras, incluso lo probé, y con ese poco tiempo me pareció un vino sobre todo, potente, cerrado y el boca muy balsámico/herbacéo, pontente y graso.
cuando lo prueba de verdad comneto mas.

Oscar Gallifa dijo...

Vaaaaayaaa.... que putada Jorge! Espero que la que te den sea también de 2007, o la comparación se verá seriamente "afectada".

Suerte, salud, y feliz año nuevo!

OG

SIBARITASTUR dijo...

Acabo de probarlo. Ha sicdo uno de los blancos que mas me ha gustado este año. Sorprendente pero al para que potente, parece un tinto en boca, complejo, sutil, una bomba.
gracias por el descubrimiento.

Oscar Gallifa dijo...

Ya sabía yo que indiferente no te dejaría! Cuanto menos es un digno estandarte de la variedad en España.

Eso sí jorge, al PX no te lances que ya ves que pasó.. :-)

Me alegro de que te guste, ahora sólo queda la gran prueba de vida para ese vino: que soporte bien un lustro. Nos leemos en 5 años!

OG