lunes, 9 de marzo de 2009

De copas por Girona

La cosecha 2007 en Alemania ya me puso los pelos como escarpias en una primera impresión. Mí fiebre divina no me hubiese permitido dejar pasar la gran oportunidad de recatar todo el resto de categorías y productores importados para España por Vins Alemanys y distribuidos categóricamente por los amigos de Vinialia.

No quiero enrollarme en exceso porque las anotaciones de los vinos traen cola, pero vale la pena soltar aquí las conclusiones particulares que de aquella cata pude sacar.

Está clarísimo que la cosecha de 2007 es, ya por méritos propios, una de las grandes. Parece que en estos momentos los vinos secos o GG (Grosses Gewächs) son los que realmente muestran ese potencial, ya que los dulces pueden pecar todavía de un exceso de sulfuroso que llega, muchas veces, a no dejar otear que se esconde detrás... tiempo al tiempo, sin prisa con la Diva.
Guardan los vinos de 2007 un peso específico en boca, como si de una sabrosura extra se tratase. Eso, combinado con una magnífica acidez -a juego con su estructura- nos deja elaboraciones completamente redondas, con mucho potencial de guarda y una evolución (necesaria) que nos llenará de felicidad durante muchos años.

Mojándome al máximo en el tema, me quedo imperativamente con los GG de Pfalz (Bürklin-Wolf al poder) y de Nahe (rey Dönnhoff y algo de Emrich-Schönleber), dejando lo mejor de la “sección” dulce dividido entre dos zonas: Mosel (Grans-Fassian y Egon Müller rozaban la perfección absoluta) y, otra vez, Pfalz (el TBA de Pechstein y su analítica me dejó tocado y hundido).

He aquí un breve comentario de lo mejor que por allí pasó, ya sean vinos de 2007 o bien de cosechas anteriores que salen al mercado ahora:


Pfalz (Palatinado):


Bürklin-Wolf

Pechstein GG 2007: Potencia telúrica y expresión varietal juntas de la mano. Maduro y con una espina dorsal que augura buen aguante al tiempo. Denso y estructurado, gran añada para éste vino, a guardarlo toca.

Kirchenstück GG 2007: Magnífica carga de basalto, muy conjuntado y digno tope de gama. Equilibradas sensaciones en boca, con una fina acidez final insospechada. No morirá fácilmente.

Kirchenstück GG 2002: Magnífica la comparación con el anterior, mucho más evolucionado por ser de una añada bastante anterior, al punto y con una amplia ventana de consumo todavía. Finos gases emanan de la copa para acabar con ese toque de azúcar quemado tan mineral.

Gaisböhl Auslese 2002: Una bomba en nariz, con muchas flores y más mineral. Largo y untuoso, de magnífico recorrido con un final casi eterno. El rey de la RCP.

Pechstein TBA: Tan denso como el aceite y tan fresco como las primeras flores de la primavera. Un toque de pegamento Imedio despierta la nariz para seguir con una sinfonía de frutas y flores abiertas. La boca de ensueño, para que un trago dure toda una vida. Le queda una cantidad de años por vivir que ni las tortugas de las Galápagos.


Geheimer Rat Dr. von Bassermann-Jordan

Kirchenstück GG 2007: Más de lo mismo pero un poco más light, como más apoyado en la amplitud que en la finura del anterior. Marca una añada especialmente buena para este pago, todo vale la pena.
Denso y mineral, marcando su terroir inconfundible, buena acidez final.

Leinhöhle BA 2007: Todo un Beerenauslese de altura, de lo mejor de la categoría probado. Multitud de flores y amielados en una copa. Denso, espeso y con aires de tranquilidad…. El tiempo no apremia, reláaaajate.


Ökonomierat Rebholz

Kastanienbusch GG 2007: Tope de la marca en cuanto a secos. Gran nariz marcada por los ligeros y sorprendentes atisbos de hidrocarburos. Mucho cítrico casi confitado y una buena profusión de fruta de pelo.
Largo y con mucha frescura, para guardar o beber, tanto da.


Rheinhessen:

Wittmann

Kirchspiel GG 2007: Bonita complejidad y pureza, cada día más de lo último. La añada deja el sello en éste vino con una sabrosura espectacular, un peso digno de los más grandes.
Largísimo y con una profundidad de trago increíble. Enamora.

Morstein Auslese-GK 2007: Medio litro de éste elixir da para poco, pero muestra una potencia abrumante, descoloca y te dificulta seguir catando después de él. Muy completo, completísimo y todavía con una RCP considerable. A recatar en 10 años.

Morstein TBA 2007: Poco a añadir después del GK anterior, más densidad en boca, más opulencia en cada trago. Excelso y para tener una caja y que podamos verlo evolucionar durante decenios.


Nahe:

Dönnhoff

Dellchen GG 2007: Un problema el empezar la cata con éste monstruo. El resto parece de juguete... muy equilibrado (la palabra equilibrio es, prácticamente, el apellido de la bodega) y sobradamente preparado para vivir su década de años sin inmutarse. Redondo en nariz y en boca, el mejor entre los pagos “ligeros”.

Hermannshöhle GG 2007: Bien, ¡tengo alguna botella comprada! Increíble, pletórico y tan complejo que asusta. Un punto y final en los GG, ya sean de Mosel, Nahe o Pfalz, éste se los merienda a todos.
Para más datos, mejor mirar aquí.

Brücke Auslese 2007: El pago llevado en monopolio no cede a presiones de ningún tipo, marca su territorio perfectamente y, a mi entender, gana la dulce partida a su hermano ¿mayor?
Una complejidad atroz que desmonta a cualquiera. Comprar y guardar, sin prisas con el sacacorchos.


Emrich-Schönleber

Frühlingsplätzchen GG 2007: En mi opinión, el pago estrella (Halemberg) éste año ha quedado algo más rezagado que éste. Muy profundo en nariz y súper complejo en boca, muy medido y para deleitarse desde ya.

Halemberg Spätlese 2007: En éste dulce si sobresale el pago de referencia, nariz de ensueño y una boca equilibradísima, nada despunta, todo acorde y vicioso. Bárbaro en RCP, sin problemas de vida para rato.


Mosel:

Grans-Fassian

Apotheke Auslese-GK 1997: Pecaré de parcial, lo sé, es mí productor favorito. Este ´97 conserva el toque Fassian y nos deja beberlo a cambio de un precio módico todavía, con mucha fuerza mineral y disponible al punto de evolución, se puede escoger entre tomarlo ya o guardarlo una década más.

Apotheke Auslese-GK ***** 2001: Ojito con los cinco asteriscos, marcan un nivel de calidad digno de las mejores subastas alemanas. Tan complejo y de meditación que cuesta arrimarte la copa y beberlo, su nariz te transporta a la china más profunda con sus especias y sus hierbas medicinales. La boca asusta, entorpece el pensamiento y te obliga a comprar alguna botella. Que así sea.

Eiswein-GK 1995: Otro que tal. Puro elixir concentrado y refrescante que hace soñar con él incluso días después de tomarlo… con 14 años a las espaldas no ha hecho más que empezar a desperezarse.
Quien pillara un par de botellas para tomarlas no antes de 2020.


Fritz Haag

Juffer Sonnenuhr Auslese 2007: Cuesta llegar al nivel esperado éste año en Haag, parece que la pasada cosecha puso el listón verdaderamente alto.
Nariz y boca en el mismo plano, muy aromatizadas y con buena presencia cítrica. Largo y de envidiable final. Para deleitarse con él.

Juffer Sonnenuhr Auslese-GK 2007: Come aparte del resto, la cápsula dorada es distintivo de calidad máxima en la casa. Profundo en todas sus fases, con marcada opulencia y amplitud en boca donde deja recuerdos orientales y de cítrico confitado muy longevos. Un vino para la felicidad.

Heymann-Löwenstein

Uhlen “R” GG 2006: Particularmente el estilo Heymann me sobrepasa, me abruma esa cantidad tan poderosa de matices (minerales ante todo) y no me deja relajar. Este Uhlen es riquísimo, ese año de diferencia con el resto de GG marcaba su pauta con una aromática mayúscula, con toques de reducción y fina fruta cítrica asomando tímida debajo de la comentada carga telúrica.
Perfecto en boca, redondo y sabroso, largo como él sólo sabe.

Reichsgraf von Kesselstatt

Josephshöfer Auslese 1999: Como los GG de la casa me pasaron un tanto desapercibidos, me centré en los dulces y, éste ´99, recaló en lo más profundo de mi ser. Complejo aroma tallado por la década de encierro y una boca tan homogénea que hace que cada botella sea peligrosamente consumible en la actualidad.

Nies´chen BA 2005: Otro gran ejemplo de dulce apoteósico, de ganada categoría Beerenauslese de un pago reputado para ello. Denso y armónico, de acidez medida y prolongado recuerdo a orejones. Botella demasiado pequeña para una persona.

Nies´chen Eiswein 2002: Rozando la perfección absoluta, junto al de Fassian el mejor EW del día. Hierbas orientales y finos cítricos maduros en nariz. Boca expresiva 100% y de buena frescura que empieza a ser resultona. Mucho mejor en 15 años.


Schubert´sche Gutsverwaltung-Maximin Grünhaus

Abtsberg “Superior” 2007: El GG de la casa, rotundo y con un buen chute de sulfuroso que no restaba visión a la calidad del mismo. Largo y evocador, con una carga de terroir que quita el hipo. Como el propietario comentó, mejor en 5 años.

Abtsberg Spätlese 2007: Poco que comentar, magnífico y en la línea que nos muestra año tras año. ¿El precio? De risa para lo que da.

Abtsberg Auslese Tonel #75 2007: Es equivalente a un GK y eso se nota. Delicado y predecíblemente muy superior en unos años. Marcando territorio, frescura y un punto de levitación al final del trago.


Joh. Jos. Prüm

Sonnenuhr Spätlese 2002: los 2007 de la marca me parecieron bastante “sulfatados”, así que me recree con los mismos pero entrados en años. El Sl 2002 está p-e-r-f-e-c-t-o, nariz deliciosa y boca armónica a tope. Marca el estilo Prüm y deja clara las evoluciones de sus vinos.

Sonnenuhr Auslese 1999: Redondo, perfilado y delicioso. Con potencial de guarda absoluto y una notoriedad absorbente, se me antojó perfecto para unas verduras a la brasa…. Ahí queda eso.

Sonnenuhr Auslese-GK 1998: Otra bestialidad de más de una década, apisonando las dudas sobre sus posibilidades de evolución favorable en lustros y lustros… Mineral desbordante y una fina boca que recuerda al limbo.


Egon Müller


Scharzhofberger Kabinett 2007: Me pareció un gran exponente de la casa, con pareja similitud a la cosecha pasada. De extrema calidad y todavía a un precio respetable. Un final algo amargo nos dice de donde proviene y quien lo ha creado. Magnífico.

Scharzhofberger Auslese 2007: ¿Existirá un cielo para los rieslings notorios? Pues si es así, éste abre la puerta principal y selecciona a quien allí entra. Pese a parecerme algo inferior al pasado 2006, esa copa de néctar deja anonadado por sus increíbles matices (tanto en nariz como en boca), no por nada es de los mejores vinos blancos del mundo.


En 10 años volvemos a hablar del tema...


4 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Sabia que tarde o temprano los grandes expertos catalanes de Riesling analizaríais en profundidad una jornada tan intensa, y no nos habéis defraudado.

Un saludo

Oscar Gallifa dijo...

Se hace lo que se puede David (de expertos nada de nada, simples chalados divinos), pero ya ves, es tan facil coincidir en las preciaciones como no hacerlo: para gustos y colores...

Algo está claro, la añada 2007 tiene muy buena pinta, mejor en secos que en dulces (a estas alturas de su vida), más que digna en terminos generales!

Saludos

OG

Anónimo dijo...

Muy utiles lo comentarios de los vinos, y buena visión de la DIVA.
Un saludo Vadevacus.
Damià.

Oscar Gallifa dijo...

Esperemos que así sea Damià, y que los disfrutemos mucho tiempo!


Saludos afectuosos para ti también

OG