sábado, 17 de noviembre de 2007

El pan nuestro de cada cata.


No creo equivocarme si digo en nombre de todo el grupo Vadebacus, que somos afortunados de poder contar con un magnífico pan para la mayoría de catas que realizamos.
Por suerte o desgracia (Desgracia solamente por las odiosas comparaciones!) tenemos cierto miembro puntual a las catas, el cual, cuando su nocturno laboreo se lo permite, asiste sin duda alguna a nuestras reuniones vínicas. Como es lógico y habitual en él, nos abastece con lo que realiza desde hace mas de 20 años, PAN ( Con mayúsculas!).
De una pequeña panadería, adosada al obrador donde el trajina sus materiales, salen panes redondos, chapatas, y pastas varias con las acompañamos nuestros vinos.
En los tiempos que corren es muy agradable disponer de un pan con cara y ojos, no las clásicas baguettes resultónas (y gomosas después de 3-4 horas), o esos panes encarcelados en una bolsa de plástico con infinidad de agujeros para beneficiar la marcha de su consistencia...

A título personal, me quedo con su pan redondo, siempre presentado en el formato de medio kilo (Salvo si se encarga con antelación!), cortado o sin cortar, a gusto del consumidor. Yo prefiero cortarlo personalmente, el grosor de la rebanada es para mi muy importante, y las máquinas de corte no dan el suficiente grueso que (Una manía mas, sí...) me gusta.
En cambio hay quien se pira por las chapatas, con una corteza más dura, menos miga en su interior, y un tacto espeso y tostado.
También tengo que reconocer, que estas mismas chapatas en la versión de 1 o 2 kilos (Solo por encargo.), son para llorar de emoción, guardan su corteza dura y gruesa, con la miga muy tupida y esponjosa debido a la cantidad de ella.
De las pastas dulces, destacar por originalidad y sencillez la coca de panadero, hecha con la misma masa que el pan, pero muy bien acompañada de azúcar y finas láminas de almendra tostada y piñones por encima. Parecida a la “coca de vidre” clásica.
Huelga comentar que muchas pastas llenan cada mañana el pequeño mostrador, ensaimadas, croissants, trenzas de crema con chocolate, o borreguitos tostados, listos para degustar.

En fin, lejos de querer publicidad ilícita o de que me tachen de "interesado", comentar que tanto el maestro panadero (José Luis, Jose para los amigos!), como la simpática panadera (Montse, Mon en círculos privados!), son familiares directos del que esto escribe, cuñado y hermana respectivamente.
Dicho esto, invito en su nombre a visitarlos para corroborar mi sincero escrito, sabiendo que no saldréis defraudados. Mi paladar y el de todos los miembros de Vadebacus así lo aseguran!

8 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo soy de los que, en catalán, llamamos "panarres", es decir fervientes amantes del buen pan. Y claro, me va aquí algo más que la curiosidad: ¿se me escapa o no leo el nombre y dirección de este sitio que parece tan recomendable?
Saludos
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Hola Joan!

La verdad es que no he querido publicar la dirección para no parecer demasiado "oportunista"... Pero ningún problema en darla, faltaria mas:

C/ Platino, 1 (las lomas de Can Fatjó)
Rubí (Barcelona)



Si te decides a probarlo, no dudes en comentar mi nombre, veras que reacciones provoca!! :-))
Seguro que te trataran magnificamente, sin duda...

Incluso podríamos quedar, y descorchamos un auslese junto a sus tartas de manzana, que estan de vicio!! Mi cuñado contento, y yo mas!!


Saludos Joan!


Oscar G. (Vadebacus)

J. Gómez Pallarès dijo...

Caramba, chico, tomo muy buena nota y en algunos de mis despistes de Cerdanyola, donde trabajo, creo que llegaré hasta Rubí!!!
Muchas gracias por la información
Joan

Herr Direktor dijo...

Pues si Joan se define como "panarra" yo me podría, en este caso cambiar el nombre y ponerme "Herr Brot-arra" (espero la bronca de Joan!).

Este es un claro ejemplo que demuestra que el pan de verdad existe y que aún hay profesionales que se niegan a caer en jugar a cocinitas con barras de engrudo sufridas de "fermentación precoz" (el pan debe fermentar el tiempo necesario!!!).

Para prolongar la continuidad de este tipo de negocio aquí también se impone la diversidad en la oferta de producto, dando eso que está tan de moda "valor añadido" al negocio, creando productos diferentes y a pan-a-medida según consumidor: tarea difícil pero imposible para las grandes panificadoras.

Yo doy fé de la calidad del mismo, en una rieslingada, Oscar se encargó de proveernos de pan y otras delicias!

Oscar Gallifa dijo...

Herr, es curioso que digas lo del tema de fermentaciones y demas historias del saber hacer pan. Mi cuñado el panadero, siempre tiene en la boca que NUNCA le hecha ni conservantes ni potenciadores al pan que el hace! Dice que todas esas barras que estamos acostumbrados a comer tan buenas, calentitas, recien horneadas, son pura química.
La prueba es facil, su pan, despues de 3 dias esta, algo correoso... deja una de esas barras tres dias, veras lo que encuentras, algo mas duro que una pìedra!!
Y me juego mi nariz, o incluso mi fragil y pejiguero paladar, a que si probais una Chapata de 2 kilos, no volveis a comer otro pan!!

Espero otra Rieslingada para hacer la prueba, quien se apunta?? :-))

Oscar G. (Vadebacus)

J. Gómez Pallarès dijo...

La bronca sobre el Herr Brot-Arra ya te la has echado tú solo, bandarra!!! No tiene nombre que en tus clases de alemán te enseñen juegos de palabras de esta calaña!
En fin...concentrémonos en que tenemos un horno a la vista donde se hace pan como los dioses mandan!!! Y esas coques, no las pierdo de vista tampoco, no.

Joan

Oscar Gallifa dijo...

Joan y Herr:

propongo cata de rieslings en mi humilde morada, todos juntos, la podemos liar bien liada!!

Yo pongo la coca y el pan, Herr que tire de Auslese GK por ahí mencionado, y Joan que se traiga las ganas de disfrutar.
Cuando?? :-))


Mejor que la fecha la ponga el semi-germano de corazon... :-DD


Saludos a ambos!

Oscar G.

Herr Direktor dijo...

Eso que tu pones la coca...ten cuidado que no sea de llardons y se te queden los piñones en las fosas nasales como a Maradona!

Yo por tirar de Auslese GK ningún problema, pagando vosotros claro!

Mi disponibilidad ya la conoceis: mediodías, las noches ahora mismo son innegociables con la "patronal" como diría Joan!