miércoles, 28 de mayo de 2014

I will try not to sing out of tune

Movido por la espontaneidad de un gran vino vuelvo a escribir. No penséis que he vuelto, no penséis que existe la remota posibilidad de que vuelva a escribir, pero aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid me he acordado de que pago anualmente la suscripción a blogger.

Seguro que sabéis de qué vino va toda esta palabrería. Tengo muchas cosas que acabar antes de que el día pueda conmigo y consiga que cierre mis ojos.
Me da igual, iré rápido, presto y veloz. El vino que me motiva es el Tondonia 1969 sexto año, embotellado en 1976. Ni siquiera es un vino de añada, me da igual, las sensaciones que me proporciona confunden mi memoria , la sensatez que me caracteriza (mentira), y me atrae irremediablemente como ese agujero negro del que hablo en Facebook. 

No pretendo que me entiendan, no pretendo que me halaguen, no prentendo que comenten, solo necesito expresar lo que este vino me aporta. En Haro están las llaves del cielo, de existir.
Un deleite embaucador, un disfrute en primera persona, me joroba que nadie vea lo que yo en estos momentos. Siendo egoísta, como el ser humano, en el fondo esbozo una sonrisa, tal vez me esté mintiendo. Mejor en compañía. Seguro.

Mejor en compañía, mejor en compañía, mejor en compañía....repeat after me....
Ya vale



No hay comentarios: