jueves, 16 de septiembre de 2010

Pacto de brujas

Corría el año 2005 cuando supe de La Tena. Hay que poner fechas de vez en cuando y me vais a perdonar pero mi memoria cada día es más escasa, todo hay que decirlo, por descuido mío.
El caso es que sus vinos me sedujeron de inmediato, desde el primer momento, y he llegado a escribir en multitud de ocasiones acerca de ellos. En este mismo espacio uno de los primeros escritos se lo dedicamos a la finca y al día maravilloso que nos hicieron pasar allí, bebiendo y comiendo, algo mágico.


Cinco años más tarde, más o menos, me dispongo a escribir unas palabras porque me veo obligado a ello. Todo cambia en esta vida: relaciones, trabajo, escuelas, nosotros mismos, todo cambia excepto el pedazo de tierra que pisamos. Podemos intentar modificarlo pero hay cosas que siempre están, como inmortales, más allá del bien y del mal, por encima de nuestras decisiones e insignificancias. La Tena es el ejemplo perfecto, con sus cualidades, siempre han estado allí, esperando que alguien les saque partido, con sabiduría y mágicamente, la unión perfecta.

Nunca he renegado pero sí que me he sentido excomulgado. A pesar de todo nos queda la herencia: sus vinos por encima de lo que somos y lo que hacemos. Ayer Vicente me hizo ver de nuevo la luz desde la oscuridad de la cata a ciegas y se lo agradezco. Probé un vino diferente a todos sus hermanos de nombre, vestido casi azabache, cereza en negro, sin ribete, enormemente joven. Su nariz no me dijo demasiado al principio: mineralidad muy contenida, mineral algo negro que mucho después se transformó en ese zumo de piedras de pizarra gris. Pero la boca…la boca me transportó a otro lugar, a otro momento, y cerré mis ojos y los volví a abrir para descubrir que no me había ido a otra vida, que aquello era real. ¿Es posible describir la perfección? Yo no soy capaz: sedoso, de principio a fin con una estructura sin brechas, nada que reprochar al vino. Larguísimo, pinceladas de cacao, de pizarra, de fruta madura, todo tallado a mano, con una acidez medida y precisa. Para qué seguir… Celler Paco Castillo: La perfección se llama Clos Dominic Vinyes Altes 2007.

10 comentarios:

Antonio Sánchez dijo...

Pude haber estado, pero no pudo ser, leyéndote todavía me fastidia mas no haber podido ir, te imagino emocionado en el momento de probarlo, de todas maneras no me extraña nada lo que escribes, para mi, y como todos los gustos es muy subjetivo, los vinos de la tena son los mejores del priorato, y de los mejores que he probado de todo el mundo vinico, repito ya se que es muy subjetivo, pero si el vino se puede medir por emociones estos están sin duda en mi cima.
Carlos nos vemos, un abrazo.

Vicente Sierra dijo...

Parece que el potencial de la Tena no tenga límites y este VA 2007 así lo demuestra. Vinazo señores, no puedo estar más de acuerdo con el último párrafo de este post.

saludos
Vicente

CarlosGonzalez dijo...

Gracias Toni. Comparto lo que dices y decirte que aún me emociona el recuerdo, recordar es volver a vivir, no?.
Saludos y nos vemos pronto.

CarlosGonzalez dijo...

Vicente,qué puedo añadir? Tenemos la fortuna de vivir y poder mirar atrás, de exaltar lo bueno y de intentar que lo menos bueno no influya en nuestras decisiones futuras.
Compartir estos momentos no tiene precio y el tiempo parece pararse.
Gracias

SIBARITASTUR dijo...

y yo sigo sin probarlos, de momento.

CarlosGonzalez dijo...

Jorge, a qué estas esperando?
Venga un saludo
Carlos

Smiorgan dijo...

Yo solo he probado el Peto, y me gusto mucho mucho. Habra que intentar probar el resto.
Saludos desde Amsterdam.

CarlosGonzalez dijo...

Anda, Amsterdam? Cuidadin lo que hacemos por allí...
Saludos

Clos Dominic - Paco Castillo dijo...

Gràcies Carles, per les teves paraules.
Som un celleret petit i treballem molt per a conseguir fer-nos un nom, sabent que ni tan sols aixó - treballar molt - és garantia de res.
Agraim molt el reconeixament de la gent i els blocaires.

CarlosGonzalez dijo...

Gràcies a vosaltres. La veritat és que aquest VA és potser el que millor boca té de tots els que he tastat(que són tots). Suposo que al nas necessita una mica més de temps.
La culpa d'aquesta nota al bloc la té el Vicente, també s'ha de dir,clar. Teniu molta sort de tenir aquest troç,és quasi bé únic.
Cuideu-lo.
Carlos