lunes, 11 de enero de 2010

La última Cena


El último suspiro del año 2009 lo pasé en compañía de los que mejor comprenden en los últimos tiempos mi pasión por el vino y la gastronomía. Es decir, mi familia más directa y los amigos con los cuales he compartido las discusiones más acaloradas y también las sensaciones más divinas. Placer y trabajo, dos vocablos que se combinan en una harmonía en ocasiones no tan perfecta pero que es un maridaje obligado para los que peleamos a diario con la vida mundana.
Y es que el Nirvana a lo largo de este 2009 no ha estado exento de un largo peregrinar por la senda del conocimiento y la búsqueda del Santo Grial. Y al final resulta que la Copa de Cristo era de madera y labrada de una rusticidad que ya percibió Miguel Angel en su famosa pintura de la Santa Cena.
Quiero decir que el pulso más celestial late en el corazón más simplista, menos lastrado por la carga de los prejuicios, de esa humanidad encorsetada, de las actitudes prescritas y reglas establecidas. Y es así que los últimos minutos del año fueron compartidos por los que hacemos posible que este Blog vea la luz cada semana con energías renovadas, con tesón y honestidad, con ambición pero con los pies en el suelo, y con ese punto de taquicardia cada lunes al comprobar que un pedacito de ti navega sin rumbo en ese espacio intemporal y globalizado de la Red de redes.
Fue una cena sin estridencias, miradas cómplices, silencios que hablan solos en compañía de parejas e hijos que se acoplaron perfectamente a la liturgia de lo que allí se consagraba. Y de lo que se trata no es contar lo maravillosos que somos –que también- sino de plasmar el aspecto material de este cierre del año, lejos de los ajustes económicos que imperan en las esferas gubernamentales.


Listo a continuación los maridajes para la ocasión. Abriendo el apetito, un Champagne Drappier Grand Sendrée 2000 junto a un Fois Gras con confitura de tomate y un salmón ahumado con mantequilla sazonada con tropezones de trufa.
Inaugurando el baile una ensalada con langostinos y pulpo gallego haciendo pareja con un Dom Pérignon Vintage 1999 primero y luego un Dönhoff Hermannshöhle Spätlese trocken 2002 con la especialidad marca de la casa de la familia González –gallega su mujer-, una empanada de berberechos de auténtico lujo…para morirse.
Rematando la faena, ya bien entrada la noche, acercándose las agujas a su punto más alto, un estofado de cerdo recalcitrante de la mano de un Château Haut-Brion 1994. Apropiándome del lenguaje taurino puedo decir que dio la vuelta al ruedo a hombros de la cuadrilla, cortando dos orejas y rabo y saliendo por la puerta grande de la Maestranza.
Los postres, poco antes de las campanadas de Medianoche, fueron los honores del Egon Müller Scharzhofberger Spätlese 2007 que lubricaban un bizcocho a lo Panetone y un Tortell de cabello del 'angel caído'.
Las uvas fueron lavadas con Pierre Peters Extra Brut ya conocido pero en tamaño magnum. Extasis en estado puro que augura un 2010 por lo menos igual de placentero.

Drappier Grand Sendrée 2000
www.champagne-drappier.com
La Bodega que se inició en el siglo XVIII reside en Urville desde 1838. Sus plantaciones de más de 70 años se reparten entre la apetitosa y fresca Chardonnay y el especiado Pinot Noir.
Una sorpresa si tenemos en cuenta que fue el que más agradó por su conjunto elegante, maduro en boca pero con un frescor juvenil que lo hacía tremendamente apetecible, sobre todo para el público femenino.
Y una curiosidad. El nombre de Sendrée fue debido a un error ortográfico al mencionar las características del paraje donde se asienta el terroir. Deriva de la palabra cendres –ceniza- tras el incendio que dejó la población reducida a cenizas en 1838.
Para una próxima ocasión no me quiero perder el que lleva el nombre del mítico general –éste democrático- que dirigió los destinos de Francia tras la segunda Guerra Mundial, Charles De Gaulle.


Dom Perignon Vintage 1999
www.domperignon.com
Desde que el dominico Dom Pierre Pérignon -1638 a 1715- se estableciera en la población de Hautvillers, el corcho y el champagne caminan de la misma mano. Richard Geoffroy dirige esta mítica marca –perteneciente al grupo Möet&Chandon- que se apropió del nombre del padre de esta peculiar variedad enológica que tanto nos satisface.
En la presente apreciamos pequeños sinsabores reducidos que paulatinamente fueron desapareciendo. Pero nunca brilló a la altura de lo que se esperaba; una pena.
55% de Chardonnay y un 45% de Pinot Noir para este Champagne que sólo ve la luz en ocasión de las mejores añadas. Un arco iris de levaduras copa la nariz mientras que un verdor a hierba un puntito amarga asoma en el paladar restándole carácter, más si lo comparamos con el primero.

Dönnhoff Niederhäuser Hermannshöhle Riesling Spätlese trocken 2002
http://www.doennhoff.com/
O quizás el mejor seco –trocken- de uvas sobremaduradas –spätlese- de la región de Nahe. Un riesling de altura que viste con luz propia la mesa a que se destina.
No vamos a descubrir sus magníficas cualidades a estas alturas; lean lo que acerca de este vino los de Vadebacus escribimos en el siguiente enlace:
http://www.vadebacus.com/2009/02/donnhoff-hermannshohle-en-vertical.html


Château Haut-Brion 1994
www.haut-brion.com/home/fr/index.php
Fue la única finca no perteneciente al Médoc que fue incluida en la mítica clasificación de 1855. Pessac-Léognan, dentro de la comarca de Graves, a 2 kilómetros de la ciudad de Burdeos, es el apellido de uno de las vacas sagradas de los mejores tintos del mundo.
Y este hizo gala de sus mejores virtudes. Caballo pura sangre, sudoroso y desbocado, algo sucio, pero que excita los sentidos, así literalmente, a cada pasada. No hay quien pare esa cuadra arropiera; si acaso se desprende un fino bouquet a cafés especiados, ligeramente ahumados y una hierba buena que limpia cualquier arista.
Jean- Philippe Delmas dirige esta maravilla que necesita entre 24 y 47 meses para ver la luz a través del cristal. Su composición es más bien tópica: a riesgo de equivocarme la conforman un 55% de Cabernet, un 25% de Merlot y un 20% de Cabernet Franc. La botella, algo rara para representar a un Burdeos, toma la apariencia de un fino caldo borgoñés.
La andadura de Haut-Brion se remonta a 1423 con la famila Pontac y aún cambiando de manos a lo largo del tiempo siempre se ha distinguido por ser uno de los especímenes más valorados entre sus congéneres. Méritos no le faltan, doy fe de ello.

Egon Müller Scharzhofberger Spätlese 2007
http://www.scharzhof.de/English/index.htm
Pasando a los dulces, sin duda este es el mejor exponente. Un riesling de la factoría Egon Müller IV fácil en su concepción y pletórico en su recorrido. Elegante y femenino a la vez aúna la intensidad de la diva- riesling- con la frescura de cítricos y flores blancas. Otro lujo al alcance.
http://www.vadebacus.com/2008/08/una-excusa-perfecta.html

Aún quedó espacio para la campanada final: un Pierre Peters Extra Brut en formato magnum que ayudó a engullir las doce uvas que como marca el reglamento saludaron este nuevo año 2010.
Espero ahora que la cuesta de Enero no sea tan empinada porque el codo ya lo tengo fastidiado. Aunque va a ser difícil.

17 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

muy buena cena y excelentes vinos (desgraciadamente solo lo comento por lo que leo sobre ellos, no los he probado).
Una de las cosas que mas echo de menos tener, es un grupo de gente con el que poder hacer estas cosas, felicidades.

Smiorgan dijo...

Hola Carlos.
Ante semejante lista, reviso la de mis vinos de fin de año, y palidece.
Pena ese Dom Perignon. Yo he probado hace poco el Vintage 2000 y me pareció espectacular.
Como Sibarita, a mi también me gustaría tener un grupo de amiguetes para estas cosas, aunque poco a poco voy liando a las otras 3 parejas con las que hacemos nuestras comidas periódicas, y les voy metiendo el gusanillo vinícola.
Saludos y enhorabuena por esos ratos disfrutados.

Oscar Gallifa dijo...

Tengo que decir, por la parte que me toca, que fue una bonita forma de decirle "sayonara" al año 2009, ya caduco por naturaleza.
Una reunión llena de alegrías y risas donde, como siempre, no estábamos todos los que somos pero sí todos los que estábamos... el año que viene espero crezca el número de comensales!

Alegrias y penas, muy grande el Haut Brion y un chasco tremendo el Dom Perignon. Otra vez será.
El Dönnhoff en su linea (la más alta cuando hablamos de rieslings secos), así cómo el Egon Müller, para quitarse el sombrero.

Tengo que mencionar también al Drappier Grande Sendrée 2000 por su maestría en cuanto al coupage de sus variedades, me encantópese a que no soy un gran seguidor de los espumosos mezclados.

Que gran noche...

OG

Joan dijo...

Preciosa y deliciosa manera de empezar este 2010 la que relatas Carlos!!. Así que aprovecho para desearos que el 2010 siga tan pletórico como lo habéis descorchado!!.

Reconozco que me ha asaltado un envidioso "ohhh" al ver entre los elegidos el Haut Brion del '94. Recuerdo en el 2009 haberme enamorado irremediablemente de su hermano del '89. Sin duda ha sido - con diferencia - el vino tinto que más he disfrutado en esta vida!.

En los finales del 2009 quedé impresionado con el Grand Sendrée del 2000..una maravilla de champagne..y muy personal!.

No hablemos ya del Spätlese de Egon Müller..una casa que hace antología de sus vinos!!.

Felicidades por los vinos..y por hacernos disfrutar de ellos con vuestras crónicas!!.

Per molts anys!!

Joan

Adictos a la Lujuria dijo...

Que buena forma de terminar el año, espero tener la oportunidad de cruzarme con alguno de ellos en el 2010.

Saludos

Carlos Palahí dijo...

Gracias Sibaritas.
Si acaso siempre te puedes unir a nosotros si te apetece. te recibiremos encantados.
Un saludo.
C.P.

Carlos Palahí dijo...

Pues sí,Smiorgan. El Dom Pérignon no salió todo lo bueno que esperábamos. Quizás es que somos demasiado 'sibaritas' pero por lo que cuesta bien ha de hacer valer lo que promete.
Lo de los amiguetes lamentablemente no se improvisa pero cuando los 'agarras' mejor no dejarlos porque las reuuniones se convierten en celebraciones.
Gracias y un saludo pra tí también.
C.P.

Carlos Palahí dijo...

Bueno Oscar...el aforo es limitado aunque alguien más siempre es bienvenido.

Ese 'espumoso' me encantó. Mezclado que no agitado. Lo importante,creo, no es lo que lleva, sino lo que sabe.

Con los rieslings y el Burdeos comimos las uvas con 'San Pedro'.

Un abrazo, amigo.

Carlos Palahí dijo...

Lo mismo digo Joan.
Lo cierto es que nosotros no elegimos los vinos, ellos nos eligen :-))

Ahora la envidia es mia. No quiero ni pensar como estaría ese Haut-Brion del 89.
Con los rieslings apostamos en esta ocasión con valores seguros y que casi nunca fallan.
El Grand Sendrée fue un poco la Cenicienta que se convirtió en princesa, habida cuenta que el Dom no estuvo a la altura.
Gracias Joan y ...a reveure ben aviat!

CarlosGonzalez dijo...

Decir que fue una velada de esas que no se olvidan. Los vinos de lujo, el xantar idem de idem y lo principal, la compañía.
El año próximo más de lo mismo.
Un abrazo

Carlos Palahí dijo...

¡No lo dudes Adictos!
Ahora ya trabajamos en la selección del 2010 :-)
Imagino que vosotros tampoco os quedaríais mancos.
Un saludo.
C.P.

SIBARITASTUR dijo...

Carlos, muy agradecido, ya en otras ocasiones me habeis invitado, ten por seguro que tarde o temprano me tendreis por ahí

Herr Direktor dijo...

De Dios!

pues yo sólo os puedo decir lo que decía la barriguitas negra en el anuncio de cuando era pequeño y tenía pelo: "esperarme, esperarme que yo también quiero jugar".

:-)

Carlos Palahí dijo...

Hombre herr..
Yo la única 'muñeca'que coñozco -sin la tilde de la n- es la que sujeta mi mano.
Pero no desesperes , si te interesa, te podemos pasar en privado el teléfono de la 'Barriguitas' ya un poco crecidita :-)

Slts.
C.P.

Carlos Palahí dijo...

Así me gusta Sibaritas...
Arrieros somos y a buen seguro en el camino nos encontraremos.

Slts.

Pep T.M dijo...

Madre mia, menudo banquete, por todo lo alto!! Ese Château Haut-Brion 1994 tenia que estar de miedo, buufff.
Bon any 2010 a tothom.

Salut.

Carlos Palahí dijo...

Igualment,bon any Pep!
Ya sólo nos queda el recuerdo. Los buenos vinos son adictivos y me gustaría recatar el Haut-Brion en diferentes añadas.

Slts.
C.P: