lunes, 21 de diciembre de 2009

Priorato, sinfonía de paisaje y vino



Un petó de Porrera.

Este es una parte del relato que mi padre glosa de sus tres días vividos en su peregrinar por los caminos del priorato junto a mi madre y un amigo de la familia. Huelga decir que el vino es el cuarto acompañante de esta historia que tiene su punto álgido en la población de Porrera y alrededores por méritos propios y los proporcionados por la gente de Clos Dominic, anfitriones de excepción de lo aquí se cuenta y se transcribe. Es la experiencia vivida al calor de una tierra que cada año obra el milagro de extraer el mejor jugo de un pedregal aparentemente yermo, que convierte en vino la poca agua que por esas latitudes allí se vierte. Pasen y vean.

" Tres días caminando por los viejos senderos de esta comarca no son muchos, pero suficientes para darse cuenta de la singularidad de esta tierra pedregosa y seca, rodeada por la alta sierra del Montsant con sus imponentes farallones pétreos que cierran el horizonte azul y parecen aguardar y proteger esta joya de la naturaleza tan humanizada por las gentes que lo habitan que, con su tenacidad han continuado y mejorado el trabajo de sus antepasados en el cultivo de las vides y producción de vinos cuya fama ha traspasado las fronteras, siendo conocidos hoy en día por todo el mundo por su calidad.

Despertamos suavemente en la calma de esta población de Porrera, sin ruidos que turben la serenidad otoñal de esta mañana soleada y nítida. Habíamos quedado a las diez de la mañana con la Bodega Clos Dominic y allí acudimos en la calle Prat de la Riba. Nos recibe el propietario Don Francisco Castillo con la cordialidad y sencillez que le distingue.

Vamos con la furgoneta hasta llegar a su magnífica propiedad, que ofrece en sus partes altas un plano inclinado increíble donde las viejas cepas centenarias hunden sus raíces en el suelo pizarroso y reseco, mientras aquí abajo, donde hemos llegado, la viña en espaldera presenta un aspecto ubérrimo con sus hojas doradas por el otoño.


Sin bajar del coche vamos subiendo en zigzag por el interior de la finca; se para un momento para coger un racimo que aún quedaba de la reciente vendimia y nos lo ofrece en un gesto que le honra como persona de refinada sensibilidad. Las uvas un poco sobremaduradas saben a gloria. Llegamos al final del camino donde se puede ver una gran panorámica de sus viñas y otras heredades colindantes foráneas. Nos dice que de la parte de arriba de donde estamos, es preciso bajar hasta aquí las uvas en portadoras de espalda dada la pendiente del terreno.Es digno de anotar que para llegar aquí arriba con el vehículo hace falta una práctica notable que sin duda únicamente es atribuible a Don Paco.

Le preguntamos entre otras cosas, por qué en la etiqueta de las botellas de su marca figura una concha de Santiago y su respuesta es que la propiedad tiene esta curiosa forma y no porque aquí hubiera pasado supuestamente ningún camino hacia la lejana Compostela. Después de hacer unas fotografías damos la última mirada a esta hermosa propiedad cuyos singulares contornos geográficos blasonan la marca de estos prestigiosos vinos Clos Dominic.

Volvemos a Porrera para visitar la bodega familiar, donde reposan los excelentes caldos que harán en su momento las delicias de muchas mesas de diferente mantel. Vemos el proceso de elaboración con el vino nuevo aún en sus tinajas mezclado con los hollejos y en el sótano las barricas de roble donde se cría, todo pulcro y ordenado con los últimos adelantos de la enología pero con métodos propios y exclusivos de esta comarca, que dan como resultado, así lo creemos, esta joya gastronómica que son los vinos del Priorato.

Don Paco descorcha una botella de Clos Petó para nosotros y mientras degustamos su excelente contenido nos cuenta muchas cosas relacionadas con su profesión hasta que nos despedimos de él, dándole gracias por sus atenciones y habernos dedicado una parte de su tiempo en mostrarnos los que es Clos Dominic. El camino sigue hasta Falset. Pero eso es otra historia. "


Nada que añadir a este magnífico relato de la particular jornada que vivieron mis progenitores junto a un buen amigo de la familia en tierras del Priorato. Solo confirmar que los tres son confirmados entusiastas de la cultura enológica y así, no podía ser de otra manera, este quien les habla les ha salido.Clos Petó es la nueva apuesta de Clos Dominic que ve la luz con la cosecha de 2007. Es varietal con un 50% de cabernet sauvignon, un 20% de garnacha y el resto se reparte entre merlot y cariñena, de los que se nutre su hermano un poco mayor, el Vinyes Baixes. Este último quiero recordar que su composición es merlot con garnacha, cariñena y una pequeña proporción de picapoll como nota curiosa. Particularmente me encanta su sabor a terroir, es Priorato en estado puro. Mejor juzguen ustedes.

Un petó-un beso.

17 comentarios:

ESTAMOS EN PORRERA - CORAZON DEL PRIORAT dijo...

Paco estaba alucinado con tus padres, aunque bien es verdad que tu pdre tiene grandes dotes de psicólogo, describe a Paco maravillosamente. Paco es y ha sido siempre un gentleman, auténtico, rural y auténtico. Al contario que su espoa, que es urbanita , un puntito agresiva y peligrosamente bruja.

Pcao estaba maravillado con el hecho de que personas ya algo mayores, tuvieran ese dinamismo, esa alegría de vivir, esa valentía de visitar durate unos días una comarca, bastante agreste y salvaje, como el Priorat, paseando, caminando, sin coche. Realmente valientes, la gente mayor con esa alegría nos da lecciones de vida, a los que no siendo tan mayores, nos atrevemos a esar tristes a veces por naderías, o abatidos, o faltos de energía. Tienes suerte de tener unos padres así. Muy buenas lecciones deben darte.
Dales gracias por ese relato de parte de toda nuestra familia.

Carlos Palahí dijo...

No se merecen, Dominic.
Me gustaría que me explicaras el secreto de esa poción mágica...
Por cierto alucinantes las fotos de la reciente nevada, despedida y cierre para unos pocos y renacimiento para otros muchos, aunque no me fío del manto blanco que tapa la guarida del oso:-)
Mis padres ni que decir tiene que quedaron encantados con vuestras atenciones y maravillados con la experiencia vivida.
Un abrazo para tí y otro para Paco.

C.P.

CarlosGonzalez dijo...

Dicen que de casta le viene al galgo. Carles no es la excepción por lo que se lee.
Felicidades a todos y un bon nadal a la familia Castillo-Bairaguet.
Carlos

SIBARITASTUR dijo...

Con esa prosa vais a tener que meterlo de corresponsal o un bloguero nuevo, no?. jajajajaja.
que tengais buenas fiestas

Adictos a la Lujuria dijo...

Bonito relato Carlos, creo que tu padre seria un excelente fichaje, ya me diréis en cuanto esta la clausula :)

Saludos y felices fiestas.

Carlos Palahí dijo...

Lo mismo digo. Mis mejores deseos para estas fiestas.
Sería bueno conocer de primera mano qué caldos habeis escogido para la celebración más importante del año.
Como complemento a la sabia elección paterna, mi aportación será un ExEx castillo de Perelada 2004 y alguna de las excelencias heladas de Barzen del mismo año.
¡Feliz navidad!

C.P.

Carlos Palahí dijo...

Pues más o menos como la de Messi,David.
Padre sólo hay uno y es insustituible. Conste que él es el original y yo una mala copia :-))

Saludos y lo mismo digo,Felices Fiestas.

C.P.

Oscar Gallifa dijo...

Sirva este apartado de comentarios para dar la más grande y sincera felicitación navideña a todo el mundo.

Que disfrutéis de buenos vinos y una mejor compañía.

Yo brindaré por todos vosotros.

OG

Smiorgan dijo...

Ceo que debeis hacer un sitito en Vadebacus a otro redactor.
Y no seré menos, Felices Fiestas a todos. Un abrazo.

Carlos Palahí dijo...

No, si peticiones no faltan. Gracias Smiorgan. Feliz Navidad y un fuerte abrazo.

C.P.

Oscar Gallifa dijo...

Por la parte que me toca me consta que, para la Noche más Buena, tendré un primer espada del Palatinado alemán: Pechstein GG 1999 #63 (acompañando una presa ibérica a la brasa...).

El día 25, Navidad para todos, la cosa vendrá dada por el suegro del que escribe. Conociéndolo seguro que los Alte Reben de Barzen saldrán a la palestra con el marisco y, para la carne de corral, se tirará del Priorat que comentas en el post, CLos Petó 2007. Burbujas francesas (que a día de hoy no sé de que productor será...) para amenizar el aperitivo y el postre.

Que más se puede pedir? Pues felicidad y grata compañía.

Felices fiestas a todos.

OG

CarlosGonzalez dijo...

Carles, en nochebuena no cenamos en casa y es dificil llevar un vino en condicones además de que casi ningún comensal bebe vino. tal vez finiquite el Zarate el Palomar que tan poco me gustó la última botella que pude abrir.
En Navidad comemos en casa de mis padres y estoy igual, ni idea de qué pondré. Algo tinto seguro, talvez un Patio ensamblaje.
saludos

Vicente Sierra dijo...

Yo estoy un poco como Carlos, pero seguro primarán reasling y burbuja francesa -Egon y Barzen tendrán protagonismo- sin olvidar los tintos que serán de Dominic: Clos Petó y algún Miriam 2006 caerán.

Saludos y felices fiestas a todos.
Vicente.

Carlos Palahí dijo...

Pues mis mejores deseos para esta celebración navideña con la mirada fija en el final de año que lo despediremos juntos como Dios manda:-)

¡Feliz Navidad,amigos!

C.P.

Nuria Gonzalez dijo...

¡¡FELIZ 2010 CHICOS!

Vicente Sierra dijo...

Gracias maja!! hip! dambien pada tí, hip!

¡FELIZ AÑO A TODOS!

Oscar Gallifa dijo...

Pues eso, feliz año nuevo y que lo veamos con una copa en la mano!

Un abrazo a todos!

OG