lunes, 27 de julio de 2009

Egon Müller Scharzhof 2008


Y no se trata de ninguna firma que trate el cuero cabelludo, de lo que adolece el protagonista que centra el comentario de este blog dedicado al vino. Porque Egon Müller IV , ejemplo de alopecia, lo es también de creatividad, pasión y arte a la hora de trabajar con lo que mejor sabe, el riesling.

Para algunos el verano propiamente dicho no empieza hasta el 4 de Julio, fecha en la cual Vinialia de la mano de Vins Alemanys realiza la presentación de la añada 2008 de los principales productores alemanes de riesling. No eran todos pero sí los más representativos en un marco incomparable.

Como quiera que Girona fuera nuevamente escogida para la puesta de largo de las novedades y bondades del 2008 nos dimos cita en la Enoteca Gastaldi unos cuantos incondicionales entusiastas de la diva germana, este año más estilizada que de costumbre. 2008 se presenta como una temporada a la antigua usanza, sin sorpresas y con una vendimia muy muy retrasada con lo que su principal cualidad es presentar una uva tremendamente sana y con escasa botrytis, lo cual favorece los vinos secos de la calidad Grosses Gewächs, o lo que es lo mismo los Grand Cru secos de pagos calificados.


La mañana transcurría plácida tomando buena nota de las explicaciones de Michael Wöhr acerca de la docena de caldos que fueron desfilando lentamente al compás de su afilada batuta, creando una sinfonía wagneriana que embotaba los sentidos. Un Parsifal exultante resonaba triunfante en mi cabeza al mismo tiempo que iba degustando uno a uno las recién nacidas criaturas de los productores más conocidos tales como Grans-Fassian, Dönnhoff, Emrich-Schönleber, Heymann-Löwenstein, Dr.Bürklin-Wolf, Ö.Rebholz y Egon Müller.

Y es de este último en quien centro la lupa de mi comentario. No todas las añadas son apropiadas para la elaboración de un básico semiseco. De lo que se desprende que la ausencia – o la escasez- de botrytis en 2008 ha hecho que la mítica firma de la Mosela destinara una parte de la producción a la creación de un básico de corte semiseco.

Así nos encontramos con un Scharzhof de la factoría Egon Müller que proviene del pago de 14 hectáreas apellidado rausch, delirio,entusiasmo, del que la familia Müller detiene unicamente una sola hectárea. Y la verdad es que a diferencia de 2007, que no proviene de la misma parcela, esta es mucho más compleja y con ligeras variaciones que la alejan de su predecesora.

Mientras que en el 2007 hablábamos de fruta tropical en esta -2008- hay que hacer mención del mineral. En líneas generales se nota cierto barroquismo atendiendo a una multiplicidad de sabores que van desde una suave acidez frutal hasta un ligero toque áspero de mineral todavía no muy pulido. Incluso destila un recuerdo de hidrocarburo que a buen seguro irá formándose a lo largo de unos cuantos años en reposo.

Con un precio más que contenido y una producción no demasiado amplia es la ocasión para atesorar, sin vender el patrimonio, de uno de los que aun siendo básicos constituye un exponente del elenco de los más reconocidos y afamados productores de riesling. Egon Müller IV es y seguirá siendo un referente.

12 comentarios:

Oscar Gallifa dijo...

Todavía recuerdo la cara de escéptico de alguno cuando anuncié en comunidad la existencia de este vino... Hay quien dijo que los Qba nunca entrarían en su bodega!! Jejeje

Por desgracia todavía no he podido catar como Dios manda este 2008, no así el 2007 que lo tengo bastante memorizado y del cual guardo muchas esperanzas (y algunas botellas), todas ellas fundadas en tooooodas las botellas que he bebido y que me han parecido esplendidamente minerales y, como apuntaba hace un tiempo en la pertinente entrada del blog, con un toque de tropicalismo apoyado en una fruta (piña ante todo) perfectamente madura.

Ojalá hubiese por nuestros lares vinos con esta concepción, otro gallo cantaría en cuanto a blancos decentes (reconozco que ayer probé, en mala compañía eso sí, un Priorat blanco que costaba casi el doble que el Müller y sólo se le notaban registro maderiles, nada de fruta o algo que lo hiciese agradable. Una pena).

Saludos

OG

PD: La alopecia parece que es el mal del siglo XXI, a muchos nos toca sufrirla :-).

Carlos Palahí dijo...

Como tu sabrás amigo mio acabo de regresar de la Isla Grande de las Baleares.

Allí sólo he bebido autóctonos Pla de Llevant y Binissalem a base de chardonnay y prensal. Ejemplos: Macià Batle blanc de blancs, Chardonnay Pere Seda,Original Muscat Pere Oliver y un llágrimes Blanques de Can Coleto.

Por lo tanto quería hacer esta entrada ahora que mi memoria y mis apuntes todavía están frescos de recuerdos y de sensaciones...

Slts.

C.P.

P.D.Por cierto los alopécicos deberían untar sus redondas calvas con crema protectora para no quemarse:-)

Herr Direktor dijo...

Gracias por lo de la mala compañía, te entiendo, yo siempre la prefiero femenina y encima yo no "me dejé" :-)

Respecto a la alopecia viéndola desde el lado positivo es un arma muy valiosa para comprobar la fidelidad de tu pareja: si crecen las protuberancias...

Por último (que me parece que el post iba de algún vino) comentar que esta es mi segunda añada de este vino y que a diferencia del ya desaparecido :-((( 2007 donde la fusión de mineralidad y fruta era simplemente perfecta aquí todavía andan las dos de la mano pero sin darse el abrazo, imagino que será cuestión de meses, como suele ser habitual.

Siguiendo con la mala compañía que me cita anteriormente, comentábamos que si algo tiene Egon es que convierte los semisecos en vinos algo más que fáciles y amables en boca, donde no se renuncia a mostrar el carácter de donde proceden o dicho de otra manera donde es fácil comprobar la expresión del terroir...algo tan sencillo como no joder el vino con levaduras industriales o con tablonazos.

Carlos Palahí dijo...

Hola Herr.

Veo que hice muy bien en atesorar unas cuantas botellas del 2007 que guardo celosamente en mi bodega junto a las recientes del 2008.

Como esto siga así de aqui a cuatro o cinco años montamos una cata vertical de este básico de Egon Müller.

Es curioso que este vino por lo visto en la cata de Girona no despierta pasiones como ocurre con otros productores pero siempre es un valor seguro a tener en cuenta.

Un abrazo.

P.D. Entre alopécicos y malas compañías hay que llevar la escopeta :-) cargada.

Herr Direktor dijo...

Carles,

éste para mí es un vino que "explota" como diría Michael al cabo de un tiempo en botella, es menos accesible que el básico de Fritz Haag, que el básico de Schubert y hasta quizás que Lenz de Emrich pero cada uno para cada momento. Como he comentado previamente, este semiseco dá mucho de sí, pero exige el tiempo de guarda necesario.

Sería fantástico poder hacer una vertical, como habrás podido ver por algunos básicos de Schubert del '98 y '00 probados conjuntamente, el placer puede ser muy grande!

CarlosGonzalez dijo...

Se me ocurre una comparación: este vino de tu amado calvo sería como el Grande Cuveé de Krug en la Champagne. Salvando las distancias, claro. El 2007 no lo he llegado a catar, al contrario que el 2008, e igual me quedo sin hacerlo, amigo Carles, como ha llegado a pasar con cierto rosado. Hostes vingueren i de casa ens tragueren...?

Carlos Palahí dijo...

Perdona amigo Carlos pero esta botella que te era destinada fue requisada para nuestros amigos de Adictos.

http://www.adictosalalujuria.com/2009/07/rende-masdeu-rosat-syrah-2008-celler.html

Prometo hacer acopio en el futuro y destinarte un par por lo menos para congraciarme contigo.

Tu sabes muy bien como yo que la ocasión la pintan calva amigo Calvo, digo Carlos.

Besiños.

Carlos Palahí dijo...

Perdóna Herr por la tardanza en contestarte.

Cierto. Este 2008 es menos fácil y estoy de acuerdo en que necesita reposar un cierto tiempo para que el placer sea máximo.

Hoy mismo me he entregado a la lujuria abriendo una de la cosecha del 2007. He vuelto a experimentar esa gallina en la piel de una suavidad cítrica tamizada por una fina y fria mineralidad. Guardo el resto para comparar y sí en un futuro porqué no una vertical.

Ya sabes apuntado quedas.

Slts.
C.P.

CarlosGonzalez dijo...

Por ilusiones, tu adicción a la lujuria parece ocasionada por el chaqueterismo característico.
Por otro lado sabes que con dos botellas no hago nada y más bien me conformo con una copita de nada y en buena compañía.
Por cierto, bicos para ti tamén.

Carlos Palahí dijo...

Con pan e viño ándase camiño.

Slts.
C.P.

Viñedo Bosco dijo...

Egon Muller, lo mejor para el cabello, sentirás la suavidad después de tan solo una usada. Egon Muller, de Schrzhof =D
Lo siento si ofendí a alguien, no pude resistirme =D

VadeBacus dijo...

Nada hombre, Egon Müller lo vale.
Saludos