lunes, 8 de junio de 2009

Almuerzo en La Tena


Llevaba varios meses maquinando la jugada nuestro compañero Oscar. No le gusta soltar prenda, ¿le gusta hacerse de rogar?, el caso es que finalmente llegada la semana antes del 31 de mayo me lo soltó: voy a llamar a Domi para proponerle algo. Ante el abanico de posibilidades me decanté por lo relacionado con sus vinos, claro, y me dijo que quería montar una vertical de los tres vinos Selecció que la bodega Clos Dominic ha sacado al mercado. Por orden: Clos Dominic Vinyes Altes Selecció Andreu 2004, CD Vinyes Altes Selecció Ingrid 2005 y CD Vinyes Altes Selecció Miriam 2006.

Nuestro grupo Vadebacus disponía de los tres vinos, muy oportunamente comprados en su momento en tienda demostrando visión de futuro, y Dominic dijo que sí. La idea era degustar esos tres vinos en la finca La Tena, por la mañana y a modo de almuerzo: embutidos varios, pan de primera, tomate y aceite…coca de poble. Nadie se resiste ante semejante idea, probar las tres joyas de la bodega entre amigos.

Soltamos el anzuelo al resto de compañeros de nuestro grupo y casi hicimos pleno, se apuntaron siete de nueve, y la mañana del 31 a eso de las 8 a.m. nos embarcábamos desde Barcelona con las respectivas maletas de copas, las bolsas de comida y los vinos.




Hora y media más tarde allí estábamos, llegamos antes que Dominic y Paco y pudimos sacar algunas fotos como recuerdo, al más estilo “guiri”, pero también para este reportaje. Finalmente apareció la furgo de la pareja y hubo algunas presentaciones.

Sol y calor aunque a la sombra del cerezo se está muy bien; la mesa aguardaba junto a las nueve sillas y mientras los más atrevidos se disponían a llegar a la punta de la pirámide que es la finca, yo me quedé con Domi discutiendo y preparando la mesa.




Parece que la cosecha 2007 en La Tena va a ser buena y es que esa finca parece que se salva mágicamente de añadas regulares y siempre da vinos ricos y muy personales. ¿Cuestión de brujería?

Al rato y jadeantes el grupo descendió a la base piramidal buscando la sombra y haciéndose hueco alrededor de la mesa, lista y dispuesta, acogedora, en un ambiente idóneo para nuestro almuerzo.



Catar antes que comer (una primera ronda antes de abalanzarnos sobre la teca): en primer lugar el CDVA Sel. Andreu 2004. Ya conocíamos el vino al haberlo catado hace un par de años en Barcelona. Decir que el vino estuvo estupendo, el ribete prácticamente inalterable, si acaso con ribete algo más difuminado, pero en nariz sigue siendo enorme. Fruta madura y ese halo barroco que lo rodea, incienso y cacao puro, boca potente pero sedosa, taninos presentes pero redondos y final muy largo.



Tras el Andreu le tocó el turno al CDVA Sel. Ingrid 2005: un vino que gana enteros a medida que transcurren los años. Después de haberlo catado en varias ocasiones desde que salió de la bodega se encuentra en un buen momento de consumo, la garnacha está a la altura y evoluciona lentamente y a mejor. El color es más claro que el de sus hermanos, cercano al rubí, y la presencia de la fruta roja es abrumadora, granada y regaliz rojo y un toque especiado como a nuez moscada. Ácido y con cuerda para rato.

En tercer lugar el CDVA Sel. Miriam 2006: cariñena power, cremoso en boca, chocolate y fruta negra, recuerdos de hierba de monte y una acidez que denota su juventud. Evolucionará a mejor en los próximos años y recomiendo guardar mínimo un par de años antes de abrir otra botella.


Llegó el momento de la sorpresa, Dominic nos trajo una muestra a punto de ver la luz de su último Selecció: el Clos Dominic Vinyes Altes Selecció Andreu II 2007. A pesar de su juventud se intuye lo que puede llegar a ser. Mucha fruta a borbotones y con muy buenas maneras, al estilo de su antecesor el 2004. Tener una botella de este 2007 va a ser muy difícil pero desde aquí nos arriesgamos a decir que la cariñena de este 2007 va a arrasar, tiempo al tiempo.

Como dijo nuestro compañero Carles, visitar la Tena es entender sus vinos, ese plus que proporciona el conocer el terreno es fundamental para comprender todo aquello que nos planteamos al abrir una botella.



Gracias a Paco y a Dominic por su hospitalidad, como siempre, y ojalá que en algunos años podamos volver a repetir la experiencia. Después de los vinos llegó la comida y la tertulia distendida, en pleno campo, con los vinos como protagonistas, la Tena es así.

8 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Como os cuidáis, prefiero no hacer comentarios porque se me han puesto unos colmillos.

Hasta pronto, aunque no sea bajo la bonita estampa de la Tena.

Un saludo

Carlos Palahí dijo...

Ahí se juntaron tres premisas indispensables para lograr una jornada memorable.
Disponer del material, es decir unos vinos extraordinarios, juntarnos un nutrido grupo de entusiastas y amigos y la hospitalidad de los anfitriones que nos recibieron en el corazón de su feudo, la Tena.

Salut!

Oscar Gallifa dijo...

Remarcable que Dominic y Paco nos brindaran la oportunidad de hacer realidad nuestro acto... aunque también hay que decir que esa salida fue posible porque todos pusimos de nuestra parte: unos con la idea, otros con su inestimable presencia y otros por ayudar a la organización.

Pasando al tema vínico, me gustaría dar mi opinión al respecto de lo que allí se bebió.
No quiero entrar en contrastes con la nueva reliquia que supone el Andreu II por su extrema juventud y mi incapacidad de ver el futuro en esa fruta tan fresca (el corazón y el paladar me dicen que esa cariñena será la mejor de las elaboradas hasta ahora, pero claro, no soy Rappel).
Si nos centramos en las tres selecciones de 2004-5-6 me veo claramente volcado hacia las elaboradas con cariñena (´04 y ´06), la primera ya conocida y loada por méritos propios y, la segunda, abriendo camino como una apisonadora que gana enteros a cada paso que da... ojito con Miriam ¡copará el podio de la casa!

Un abrazo a todos y que se repita.

OG

clos dominic dijo...

Miram es embrujadore, Y Andreu II
pues lleva ya el seño de lo irrepetible.
Gracias por vuestra presencia.
Precisamente es lo que busco con estas selecciones: lo irrepetible, lo anécdotico, la total personalidad.
Y fuera de planteamientos:
¿Sabeu que és FORO europa 2001?.
Ho dic pq diuen que ens concedeixen una medalla d´or, al celler. I veig bastantes referències a Internet, però no havia sentit mai parlar d´ells. En tot cas, enviarem al Paco al Reina Sofia a recollir-la que sempre queda bé a les fotos, com ja haureu comprovat >;)

Carlos Palahí dijo...

Mira que ets dolenta Dominic...

Amb el que has dit el teu marit ja no tindrà ganes d'anar a fer la "siesta".

Un petó i enhorabona!

clos dominic dijo...

El homes sempre teniu ganes de fer la siesta
he dicho!!!!
No sabeu qué és el mal de cap >>>>;))))

El cerezo, al que mis hijas, mi madre y yo bautizamos como el cerezo "de las pestañas", es un nombre muy esotérico, pero el significado no lo puedo explicar
porque es secreto.
Bien, el cerezo enorme, el más grande Porrera, dicen los abuelos, y realmente, es el cerezo más grande que he visto nunca, lo plantó ya el anterior dueño de la finca. Entorno a él no había nada. Luego plantamos ese perqueño jardincillo, y canalizamos agua de mina, hacia la zona. Casi todas la splantas del jardín provienen de esquejes que yo misma he enraizado, ese jardincillo tiene una gran carga de magia, magia blanca, pero es una magia muy ancestral, muy vieja. La verdad es que no suelo llevar mucha gente a comer bajo ese jardincillo, y cada vez menos. Cuando invito a alguien a ese jardín, y sobretodo a sentarse a comer bajo ese jardín, que creo que encierra más del 60% de la fuerza telúrica que une a la finca, es porque se que es gente especial. AMEN, he dicho.
Que la fuerza os acompañe >>>;)

Al dijo...

Selecció Míriam... no tengo palabras... Al abrirlo me pareció poco aromatico y con un aroma a pegamento muy exagerado... pero nada más lejos de la realidad.
Lentamente fué despertando y en cada sorbo descubrí un vino distinto,cambiante,de menos a más, cada vez mejor, más intenso, más lleno de frutos rojos, chocolate, tostados, barrica... A las 2 horas estaba exultante, increible... Os aseguro que me impresionó tanto que cuando acabé el ultimo sorbo, casi lloro de una mezcla entre alegria y satisfacción por haber podido disfrutar de tan maravilloso vino y de tristeza al ver que se acabó la ultima botella.
Por supuesto, que antes de que se agote intentaré conseguir unas cuantas botellas para guardarlas como oro en paño para las grandes ocasiones.
Si lees esto, Felicidades y Gracias por tu labor.
Un Abrazo.
Albert 685 340 713

CarlosGonzalez dijo...

Hola Albert y bienvenido a nuestro espacio. Gracias por tus palabras. Este Miriam está cada vez mejor, ahora está espectacular como dices.
Si necesitaras ayuda para conseguir alguna botella ponte en contacto conmigo y te ayudo a conseguirlas sin problema(mi mail lo tienes en mi perfil).
Un saludo
Carlos G.