lunes, 11 de mayo de 2009

Gigondas

El Priorato de Francia.


El Gigondas es una de las seis apellations locales (también llamados crus) de Côtes du Rhône meridionales. El territorio se sitúa al norte del departamento de la Vaucluse, en la Provenza, en las laderas de un pequeño macizo montañoso, les Dentelles de Montmirail, muy reputado por ser centro de interés de escaladores amantes de la roca calcárea. En definitiva un lugar recóndito, que disfruta de una cierta altitud, unos 600-700 metros y usufructuario de un clima extremadamente caluroso en verano pero a la vez riguroso en invierno y de marcada influencia mediterránea. ¿A qué suena toda esta palabrería descriptiva? Yo lo llamo simple y llanamente Priorato francés tanto por sus especiales características geológicas y climáticas como por la estructura de sus vinos y la materia prima empleada que no es otra que la Grenache, es decir la Garnacha. También aparecen otras variedades como el Syrah, la Mourvèdre (Monastrell) y el Cinsault, conocida esta última por nuestras tierras catalanas como Samsó.


En Gigondas , al igual que su ilustre vecino y acaparador de toda la fama Châteauneuf-du-Pape, goza de un distintivo grabado en sus botellas. No se trata de la doble mitra papal como en Châteauneuf sino de un blasón más sencillo con un cuerno de caza en rama de olivo. Muy curioso.
El protagonista es pues un Gigondas que se exhibe orgulloso bajo este apelativo. En un plano inferior vemos que es un Domaine de la Rocaille 2007 producido por la famille Bertrand y embotellado por Pierre Valetin. Muy galo el distinguir entre la producción,elévage et le terroir, y la vinificación, mis en bouteille.


Es un vino potente, donde no se percibe sin embargo su elevada graduación alcohólica, 14,5%vol.,y donde destacan particularmente sus intensos aromas a matorral mediterráneo junto a moras y regaliz. Si lo encasillábamos como un priorato francés al catarlo vemos que se aleja de su pariente hispano. Intervienen, me supongo, factores geológicos. El mineral brilla por su ausencia, la pizarra ha sido sustituida por un suelo arcilloso junto a cantos rodados procedentes del macizo calcáreo donde se levanta. Esto confiere matices más salinos y un aporte de tierra húmeda que se conjugan en un todo potente y concentrado.
Atención porque el mago Parker ha puesto su interés -sólo hay que ver sus puntuaciones- en aquella zona como paradigma del vino que ya muestra todas sus cartas nada más ver la luz del día. Pero, a diferencia de otras muchas áreas, Gigondas, Chateneuf-du-Pape, Côtes du Rhône en general son así(ng); nacen o se hacen y con apenas un par de años de vida se consumen. La Garnacha en este caso se combina con Syrah y Cinsault. Este último otorga unos inconfundibles taninos que tiñen paladar y garganta. Hay que ver como le queda a uno la lengua…
En definitiva, una festiva sorpresa en forma de botella que me ha hecho descubrir diferentes formas de trabajar la Garnacha, siempre en un medio más bien pobre -geológicamente hablando- y en lugares distantes no sólo en quilómetros sino en tradiciones y costumbres. Gigondas bien vale una misa.

N.A.Las dos primeras fotos son extraidas del site de la oficina de turismo de Gigondas, el resto son originales.

6 comentarios:

Oscar Gallifa dijo...

Y de precio como andamos...?? tan "baratos" como en Priorat..??


OG

Pilarvi dijo...

Hola Carlos,
Siento contradecirte en cuanto a la comparación que haces con el Priorat, pero tengo muy presente la zona, contretamente estuvimos en Gigondas el setiembre pasado, y para mada la vista de esas montañas me trae al Priorat. Justo en frente de esta cara de las Dentelles de Montmirail, hacia el oeste, se abre un valle inmenso y las pendientes de esta montaña se tornan suaves en pocos metros. Nada que ver con lo cerrado y escarpado que es el Priorat. Además, cuando sopla el mistral, casi no tiene nada que envidiarle al Empordà.
En cuanto al vino, nosotros compramos unas cuantas botellas directamente en bodegas de Gigondas, Vaqueyras, Lirac... y con la mayoría nos hemos llevado sorpresas muy agradables por uns 10€!!!!
Estoy pensando en hacer algun pedido...

Salut!
Pilar.

Carlos Palahí dijo...

Hola Pilar! Que bueno poder contar con tu presencia...
Bien cuando intento -sin éxito veo- una analogía con el Priorat no quería centrarlo en el paisaje que es muy diferente. En cuanto a climatología también pero es uno de los lugares más calurosos del pais galo debido a que la zona en cuestión se encuentra en el extremo meridional y eso se nota en la pluviometría, que aun siendo cuantiosa , es bastante escasa para ser francesa.
El Gigondas ademas goza de cierta altitud y recibe una clara influencia meditrerranea en lucha permanente con los Alpes del Sur, de ahí el mistral.
Yo más bien quería emparentar el Gigondas con el Priorat por que son zonas un poco "escondidas", son diferentes y sobre todo basan su vino en la garnacha. Además son, al igual que sus vecinos más conocidos de Chateaunef-du-Pape, menos dados a la guarda -aun teniéndola- y más a al disfrute "inmediato" de sus especiales características florales, con fortaleza y una regaliz con un latido de tierra que me envía un recuerdo de esa comarca para mi tan querida que es el Priorat...
Que suerte el haber estado, Pilar! A mi me lo ha contado el que puso la botella, es decir mi tio francés y parisino de pura cepa.

Slts.

C.P.

Carlos Palahí dijo...

Bueno Oscar hay de todo. Pero si nos centramos en Gigondas los precios -como cuenta Pilar- son más baratos que en Chateauneu-du-Pape que allí están por las nubes.
Esta botella no se yo cuanto cuesta porque como dije me fue obsequiada. Diría que la RCP no está nada mal en esa zona...,por ahora.

Bisous.

C.P.

Pilarvi dijo...

Hola Carlos,
Puedo imaginarme un cierto paralelismo entre ambas zonas por las variedades, la cercanía con el Mediterráneo... incluso el paisaje podría parecer-se al Penedès, al Montsant... pero en mi modesta opinión, el Priorat es mucho más singular, mucho más incluso que el Chateauneuf, lo digo en el sentido que muchas de sus condiciones se reproducen con más frecuencia. Bueno, a esto me refería exactamente.
Salut!
Pilar.

Carlos Palahí dijo...

Bienvenida de nuevo Pilar.

Ahí te doy toda la razón. El Priorat es único y no es exportable a ninguna otra zona aunque siempre intentemos buscar similitudes con otras D.O. vinícolas .

Slts.

C,P.