lunes, 6 de abril de 2009

Solo en casa

De Rodríguez.


¿Por qué extraña razón cuando un hombre se libera de su pareja e hijos por unos días parece recobrar aquella libertad perdida que enterrara tras un "sí quiero" consentido? El artículo parece de corte machista pero es que un servidor cuando ejerce de Rodríguez lo primero que hace es quedar en la casa conyugal con sus tres o cuatro mejores amigos y organizar una fiesta que se pueda recordar en el calendario.
Ahora bien, no se imaginen una reunión en camiseta imperio, fumando como posesos, el futbol a toda pastilla y bebiendo litros de cerveza en una poblada mesa que emerge de la espesa niebla repleta de naipes y cáscaras de pistachos…La cosa es mucho más relajada y siempre con una selección de los mejores caldos. Es en estos instantes cuando la conversación se torna en arte y la química de la amistad preside estos preciados momentos dejando atrás el ajetreo de la vida diaria. Es la magia del vino en la mejor compañía.


Claro que cuando me ausento yo, ¿quién creen Vds. que aparece por casa? ¿Sus mejores amigas? Pues no: mi inevitable suegra, siempre. Así es y perdón por la interrupción.

Volviendo a lo de Rodríguez –sin el Zapatero- le valió el apodo en esta ocasión a Carlos González, alma mater de este Blog en el que escribo este artículo.La noticia corrió prácticamente el mismo día como la pólvora. Carlos "despachaba" a su mujer y también a su primogénito- según cuenta él- a su Galicia natal.
Y allí, en el domicilio familiar, nos presentamos el pasado viernes Oscar y un servidor , de sopetón. La sorpresa: un Laurent Perrier del siglo pasado y un Lorenzo Lamas –sin el Lorenzo- de Ricardo Pérez y Álvaro Palacios.

¡Vaya pareja! Un berciano Las lamas 2005 Corullón de Descendientes de J.Palacios y un Champagne Grand Siècle Millésime Laurent-Perrier de 1990. El primero un mencía espectacular donde los haya y para mí uno de los mejores exponentes de lo que se puede hacer cuando se aúnan terroir y autor. Y por el otro un champagne que sacó fuerzas de flaqueza cuando parecía que había llegado su hora, dejándonos sentir el lado oculto de la fuerza.

Notas de cata

Grand Siècle Millésime Laurent-Perrier 1990.
Laurent-Perrier depuis 1812.

Pinot Noir y Chardonnay ligeramente este último mayoritario. Sólo las mejores parcelas son seleccionadas. El vino envejece un mínimo de cinco años.

La botella ya resulta espectacular con ese cuello de cisne largo y estrecho. Se presentó muy cerrado pero con sensación de frescor a hierba húmeda. Se notaba la panadería excesivamente envejecida, sin llegar a rancia en ningún momento. Una acidez final aplastaba sabores más cálidos y tostados.
Pero al cabo de un tiempo, como si de un canto de cisne se tratara, despertaba de su largo letargo. Ya se podían encontrar rastros de avellanas, trigo tostado con algo de anís que irrumpía con fuerza haciendo latir con intensidad el corazón de gigante que llevaba dentro. Final apoteósico.

P.C.P 9.1


Las Lamas 2005 Corullón

Bodegas Descendientes de J.Palacios
D.O.Bierzo
Mencía 100%
14,5% vol.

Paraje de Las lamas, parcelas de viñedos centenarios, bajísimos rendimientos y pendientes muy pronunciadas en el término de Corullón. 13 meses de barricas nuevas de roble francés.

Muy espeso en la copa, color oscuro y violáceo. Se huele el caramelo, la tiza y la fruta muy madura. Desde el primer sorbo se nota en el paladar un encaje entre el mineral, terreno muy pobre de pizarra descompuesta, y la concentración de la uva que le da el color y la profundidad. La fruta aparece exultante, aterciopelada por la madera, atenuada por sabores a mantequilla y regaliz. Es un vino redondo con pocas aristas y comparándolo con su hermano, el Moncerbal, también de parcelas muy vecinas, se nota muchísimo más apresado por la fruta que explota en un éxtasis de sensaciones siempre equilibradas y todavía muy frescas. No aparece tan evidente el balsámico y la botica como en su hermano de sangre. Con todo el 2005 no ha hecho más que comenzar su andadura y le quedan todavía michos años más de guarda.

P.C.P.9.5
Dios salve al Bierzo.


Sirva la presente como un merecido homenaje a nuestras respectivas parejas que de vez en cuando nos hacen creer en la ilusión de la libertad recobrada rompiendo nuestras cadenas de oro. Marta,Cristina y María, las tres Gracias de nuestra vida.

N.A.Los personajes citados son ficticios y cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Las opiniones expresadas no reflejan el carácter del autor. Las notas de cata del Laurent- Perrier y de Las Lamas 2005 son exactas y reales.

19 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Carlos desconozco hasta donde llega
Grand Siècle Millésime Laurent-Perrier 1990 pero en una cosa estoy de acuerdo contigo Dios salve al Bierzo, en breve publicaremos nuestra experiencia con Las Lamas 2005 y La Faraona 2006, la Faraona, reeediossssss!!!!!!

un saludo.

Oscar Gallifa dijo...

Me uno a los defensores y sumisos al Bierzo! Madre mía que potencial, que disfrute con esos vinos (y su productor)!

Por otro lado, yo nunca había visto una evolución así en un espumoso, sea con años encima o no, pasó de ser un simple y agradable vino a un aberrante ejemplo de satisfacción y elegancia.

Una magnífica cata, si señor, espero se repita en breve pero con el vino top de la bodega berciana: La Faraona


Saludos

OG

Carlos Palahí dijo...

Bueno Srs. Vuelvo a estar operatavo tras compartir una feliz jornada de fiesta blanca a estas alturas de la temporada con mi pequeño vástago.
Una constatación: la nieve primavera es ideal para enfriar un buen champagne.
Saludos.

SIBARITASTUR dijo...

que hay q hacer para ser amigo vuestro?, lo que pasa es q yo no tengo pareja,jejejejeje.
un lujazo, me hicisteis salibar.

CarlosGonzalez dijo...

Nada, nada, amigo Sibaritas, te vienes para Barcelona en una escapada y montamos lo que haga falta, faltaría más!!!
Venga, un saludo.

Carlos Palahí dijo...

Aquí estamos abiertos a cualquier proposición deshonesta :-)

Saludos compañeros!

SIBARITASTUR dijo...

jejejejeje, no sabes el peligro que tengo, os voy a tomar la palabra como esta mandao, jejejejeje. Un dia hacemos algo, si, me encantaría.

Carlos Palahí dijo...

Lo dicho Sibaritas. ¡Arrieros somos y en el camino nos encontraremos!

J. Gómez Pallarès dijo...

Este alegoría a la primavera célibe, Carlos, ¿se la has pasado a tu santa?
Si es que no tienes / tenéis vergüenza, vamos, de celebrar el rodriguerazo con semejantes vinos...
Un abrazo,
Joan
PS. Cuando pilléis a Sibaritastur, ¡¡¡avisad!!!

CarlosGonzalez dijo...

Hola Joan, pues sí, se lo dije a posteriori, claro. Me miró con los ojos entornados, solo como una mujer sabe hacerlo con sonrisa socarrona...
Apuntado estás.
Salut

Carlos Palahí dijo...

Collons!
No quiero imaginarme lo que vendría a continuación...:-)

Slts.

antociano dijo...

La ultima vez que me quede solo en casa fue sin previo aviso y hacia tanto tiempo que no ocurria que me dije: Y ahora que hago!?
En hora buena que hayan podido disfrutar de esa velada con buenas joyas de compa#ia.

Oscar Gallifa dijo...

Curioso tema el que nos trae un tanto locos.... yo, cuando me quedo sólo en casa, me abro una botella de vino (normalmente de esas que hay reservadas para justamente esas ocasiones..:-)) y doy buena cuenta de ella tan tranquilo, en el sofá, delante de la tele con una película decente en el DVD.

Parece que se está cuajando una "reunión" en Sant Cugat. Mi bajo de escalera y mi recinto enológico quedan a vuestra disposición!
Antociano, estás invitado si quieres, entre todos podría ser buena.

Saludos.

OG

Carlos Palahí dijo...

No hay mayor felicidad que cuando se comparte ni mayor satisfacción que cuando se reparte.
Así que apuntado queda el tema y si se tercia montamos una saludable reunión con adictos, sibaritas, pigmentos y catedráticos del beber y del buen yantar.
Y felices Pasquas!

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo bajo la escalera, Òscar, si no llueve...
Por lo demás, lo que se cuaje, allí me tendrá, que ya toca, "collons!!!".
Por lo demás, estoy contigo: cuando estoy solo, siempre es por horas (confieso porque mi mujer no sabe ni que existe esto), y siempre me abro cosas de las excelsas pero que sé que a ella no la ponen especialmente, digamos por ejemplo, todo lo que se hace en el marco de Jerez, de fino amontillado o manzanilla pasada para arriba...me pongo las botas, vamos.
Por cierto, y ya puestos (culpa de Palahí, conste!), ¿qué le echáis vosotros a una buena sara?
Todavía no le he encontrado el punto yo a la sara...
Salut i bons vins!
Joan

Anónimo dijo...

Si se cabe, contad conmigo también que hace ya tiempo que no nos vemos, ofrezco también mi rincón para la ocasión,Bona Pascua!!

slts
Ramon Nadal

VadeBacus dijo...

Parece que se está cuajando algo... y yo que me alegro!!
Queda claro, cuando Sibaritas se digne a pisar tierra catalana que lo diga y le esperamos con los brazos abiertos y las copas llenas :-).

Joan, lo de la sara supongo va por el pastelito? no acabo de pillarlo (quizá es porque todavía estoy asimilando mis recién estrenadas vacaciones).

Ramón, si no hay sitio se hace, se busca o se prescinde de algún que otro miembro de cabeza tersa (y sesuda apariencia) para hacerte hueco... :-DD Faltaría.

Un abrazo a todos y que bebais grandes vinos en estos días de relax.

OG

goloviarte dijo...

aquiestatublog cumple año y medio,por eso te doy las gracias por participar con tu blog en mi modesta aventura,
ademas ahora se pueden comprar mis cuadros en http://goloviarte.blogspot.com
espero que no te moleste esta información,gracias

J. Gómez Pallarès dijo...

En efecto, òscar, perdona por la tardanza, iba por lo de la mantequilla de la sara...
Saludos!
Joan