jueves, 30 de abril de 2009

Crisis? What Crisis?



Este es el título de uno de los mejores álbumes de juventud que uno ha vivido – de esto hace ya unos cuantos años-. En concreto se trata de los archiconocidos Supertramp, uno de los mejores exponentes del rock, más suave, de los 70 y que tiene todos los visos de perdurar para siempre en los anales de la música mal llamada moderna.

Y digo crisis porque este apelativo parece no afectar a algún amigo que cuando nos logra reunir –difícil lo tiene- suele tirar la casa por la ventana. El pasado viernes Alexander Barzen era esperado por estos lares para darnos un atracón de riesling, como ya viene siendo habitual cuando el germánico aterriza en suelo hispano. Con una familia más numerosa de la normal, pues se añadieron a la fiesta un nutrido grupo de entusiastas y adictos de los mejores vinos e incluso de los, si cabe, mejores blogs de la competencia, asistimos a una sinfonía wagneriana -con Parsifal al frente- de los mejores frutos cosecha Barzen de la orilla izquierda, según se mire, de la Mosela.

Cuando la reunión parecía acabada y los ilustres invitados dieron el capítulo por finalizado nuestro anfitrión, Oscar para los amigos, quiso sorprendernos en petit comité con una pequeña sorpresa que tenía preparada en un rincón de su enogaraje. Comenzaba sin yo saberlo la verdadera cata de la jornada.
Teníamos delante un Malleolus 2001 que tuvo la buena fortuna –y digo bien- de salir rana. A pesar de ser un producto de la factoría de Emilio Moro esta botella en cuestión se parecía más a un cocido madrileño que a uno de los mejores exponentes de la Tinta del País de la Ribera.

Como quien no quiere la cosa aparece otro Malleolus esta vez 2003. La cosa estaba bastante mejorada pero en mi opinión no reflejaba el gusto en particular de los allí presentes. Cada vez más nos alejamos de lo que se conoce como vino de corte moderno, Parker, de autor o como quiera llamársele, con sobre extracción, maduración y madera muy presentes.



Así giraba la conversación aquella ya avanzada madrugada cuando encima de la mesa asisto atónito al degüelle de un Vega Sicilia Valbuena 5º año 2002. No puede ser. Estoy en el cielo de la Ribera. Los aromas de arenque en conserva ganan terreno. Un suave tacto goloso, algo salino, despierta nuevamente mis sentidos; todo un registro de frutas estalla en mi paladar en un mar de sensaciones. Me parece que hablo incluso alemán con Alex cuando el bueno de Oscar destapa la última sorpresa.

¿Pero qué haces? -digo-

Nada, que vamos a comparar –dice-

Ya mis ojos no dan crédito a lo que allí se ofrecía en sacrificio. Un Vall Llach 2004 negro como la noche llenaba las copas de los benditos agraciados. Las papilas gustativas cambiaban de registro. Ahora se notaba el grafito, la humedad, el matorral y en definitiva la potencia concentrada de la licorella de Porrera.
Hete aquí que renegamos del vino de autor y vamos a parar al mejor producto de un cantautor. Cosas de la vida.

Aún con todo la ganancia se la lleva el Valbuena, más redondo, muy pulido y extremadamente largo y persistente; mientras que el Vall Llach, aún siendo tremendamente satisfactorio, ha perdido algo de esa frescura de savia concentrada en pos de una cierta cola de carpintero que le resta complejidad.

Vuelvo a repetir que no se trata de una competencia entre dos gigantes sino de catar dos divas del vino que cumplen una de las premisas por las que apostamos: son abanderadas de la tierra que les vio nacer. En resumen fue esta una jornada muy particular. ¿Crisis? ¿Qué crisis?

24 comentarios:

Oscar Gallifa dijo...

Lo peor del caso es que se hizo sin premeditación alguna, sobre la marcha.
Como siempre digo, con quien voy a abrir esas botellas si no es con vosotros, mis mejores amigos enófilos (ya sé, ya sé, suena un poco cursi pero así lo mismo me cae en otra ocasión una invitación parecida...).


A disfrutar.

OG


PD: Increible cuando, tras el primer sorbo de Valbuena, Alex se llevó las manos a la cabeza...

CarlosGonzalez dijo...

Tú siempre pidiendo y me parece a mi que no hace mucho pasásteis por mi casa así que no me daré por aludido.
El Valbuena acojonante y el Vall Llach demasiado pulido para mis gustos prioratinos...
Ale...

Adictos a la Lujuria dijo...

Eso se comparte "CABRONES" ja,ja,ja

Que callao lo teníais, Barzen está bien pero lo de la postcata eran palabras mayores.

Un saludo

CarlosGonzalez dijo...

Ehhhhhhhhhhhh mucho ojo, la cosa se improvisó en el último momento, no fue nada premeditado.
Y tendrás queja de la cata que os montamos...si es que....
Saludos

SIBARITASTUR dijo...

Diiiiiiiiiios como os cuidais coño, y yo aquí en asturias, caguen...

CarlosGonzalez dijo...

Amigo Sibaritas, hacemos lo que podemos, que si por nosotros fuera os invitabamos a todos aquí a Barcelona. Ya sabes, avión Oviedo Barcelona o como sea y listos...

Carlos Palahí dijo...

5 comentarios de golpe, que ilusión.
Bueno Oscar, siempre te servirá tu generosa acción para llenar la casilla anexa de la Renta, en el apartado que dice "obras de caridad y mezenazgo altruista".

Me emociono al leer de tus labios la palabra "amigo".

Adendum: Ayer nos trincamos en su fastuosa morada un blanco Chivite de esos de la colección. Que grande eres Oscar...

Prometo corresponder.

CarlosGonzalez dijo...

Puedes prometer y prometes?
Un buen francés entrado en años...¿?

Carlos Palahí dijo...

Que conste Adictos que yo no sabía nada.
En la próxima cata que compartamos no creo que nadie se vaya antes de las 2 de la madrugada por lo menos:-)

Un abrazo.

C.P.

Carlos Palahí dijo...

Nada Sibaritas te coges el "puente aereo" y lo festejamos a lo grande.
Aquí nos tienes.
Saludos.

C.P.

Adictos a la Lujuria dijo...

No, no me quejo.

No todos los días se puede catar con el viticultor en la mesa y mucho menos si viene de Alemania.

Fue muy interesante sobre todo el colofón final, poco a poco iremos contando nuestras sensaciones en aquella noche del fin de semana de los rieslings.

*Por cierto, si tenéis interés en conocer y saber más sobre vinos naturales os recomiendo ir el próximo fin de semana a Slow Vitis ´09, estarán casi todos los que estuvieron en el Salón de Vinos Naturales.

Un saludo

Adictos a la Lujuria dijo...

Carlos, ya tengo la esterilla y el saco en el coche. La próxima vez montare guardia por si acaso.

Saludos

CarlosGonzalez dijo...

JOJOJOJOJOJO.....oye David,total para no parar de escupir en toda la cata no se yo si vale la pena apuntarse a un Valbuena o similar, no?. Jajajaja

Adictos a la Lujuria dijo...

Vadevacus, blogueros en general, que os parecería hacer una concentración nacional de blogueros vinícolas.


Si somos más de cuatro gatos se de dos que están dispuestos a montar alguna cosa curiosa.

Un saludo

CarlosGonzalez dijo...

David,pero eso no existía ya de antes?

Carlos Palahí dijo...

Mi calvo amigo. No hace falta que me recuerdes que tengo una deuda contigo más grande que el socavón de El Carmel:-)

Todo se andará.Por qué no un buen francés...hasta el fondo.

Por cierto te paso las riendas del blog pues como buen trabajador descanso el l de Mayo.

Una abraçada

"Hi ha gent que ens mira com sol mirar-se el folls.Despré s'ajupen a besart els peus que els apallissen".
Miquel martí i Pol.

Adictos a la Lujuria dijo...

Carlos, si bebes no conduzcas aunque sabiendo que los vinos naturales no dan positivos siempre se puede hacer una excepción y considerar estos vinos como naturales.

Que existía ya de antes?, creo que se ha hablado mucho pero no me suena que se concretara nada.

Saludos

CarlosGonzalez dijo...

Ok Carles...

David, hacéis bien escupiendo, hay que ser responsable ante todo.
Saludos

Anónimo dijo...

Jamas sabreis lo que llevaba en el maletero del coche....
La pena es que aun no lo he abierto, bueno quiza algun dia os lo diga, pero os doy un pista: a Carlos creo que le gustaria, jajajajy empieza por F.

Un saludo,
Santiago.

Anónimo dijo...

Pero estuve encantado de catar Barzen con vosotros. Claro que lo de la velada no premeditada no os lo perdono, jejejeje

UN saludo,
Santiago.

CarlosGonzalez dijo...

Vaya Santiago, si empieza por F ya se cual es. Repetimos que fue sin premeditación ni alevosía, jajajaja.
Bueno, un saludo

Vicente Sierra dijo...

¡¡GRANDE OSCAR!! Siempre recordaré ese Valbuena...
Prometo corresponder, muy pronto algo va a pasar en mi humilde enogaraje, jeje.
Lo dicho, a tus pies amigo Oscar!!

Un saludo a todos.
Vicente.

CarlosGonzalez dijo...

Vicente mañana por la tarde-noche estasras en casa?

Oscar Gallifa dijo...

Me estoy empezando a sentir un poco mal internamente.......... la verdad, no penséis que la cosa fue premeditada ¡para nada! Más bien se terció por las circunstancias favorables de los 4 o 5 que allí estábamos.

¿Y si lo solucionamos montando una cata conjunta en el dichoso eno-garaje en la que cada cual aporte lo que guste??? nos lo podemos pasar en grande!!!
Por mi parte sólo hace falta un día y una hora y "palante"!.

Saludos

OG