lunes, 27 de abril de 2009

Ana, enóloga de Pazo de Señorans


Después de la controversia creada en torno a las posibilidades de envejecimiento de la albariño, en este espacio nuestro y en otros varios de la blogosfera, nos planteamos el ponernos en contacto con alguna de las bodegas top. En realidad un primer nombre surgió casi espontáneamente: Pazo de Señorans. La razón es obvia: nos encanta su máximo exponente, el Pazo de Señorans Selección de Añada, ya que consideramos que es el único blanco procedente de las Rías Baixas capaz de aguantar el paso de los años con máxima solvencia. Ya hemos escrito sobre este Selección de añada en varias ocasiones, de forma directa en alguna entrada y en otros foros y webs.

La diosa Fortuna hizo que un simple mail se convirtiera en algo más y pudimos contactar con la enóloga de la bodega, Ana Quintela. Ana es una experta, lleva trabajando para la bodega desde sus inicios, hace casi veinte años, y es profunda conocedora de lo que ocurre por aquellas tierras gallegas. Por lo que leeréis a continuación no se conforma con lo que ha conseguido, sino que como buena profesional experimenta con nuevas posibilidades.

Os queremos ofrecer una corta serie de preguntas y respuestas que muy amablemente tuvo la cortesía de contestarnos. El poder cartearnos con una profesional como lo es Ana ya es un auténtico premio para unos aficionados como nosotros.

Aquí os dejamos un extracto de la entrevista:


Vadebacus: Ana, nos comentas que llevas trabajando como enóloga de la bodega desde hace 19 años, ¿eso nos remonta a los inicios de Pazo de Señorans…?


Ana Quintela: Yo trabajo para Pazo de Señorans desde 1990, un año después de salir la primera añada.


VDB: ¿y ha variado la filosofía de la bodega a nivel de elaboración durante los últimos años, a raíz del boom de finales de los 90?

A.Q: La filosofía de la elaboración no ha cambiado en estos últimos años, tenemos claro el camino a seguir. Lo cierto es que intentamos adaptarnos a las características de la vendimia y, por ejemplo, algún año tenemos que hacer la maloláctica, cuando no somos muy partidarios de ella.

VDB: Nos interesa mucho el tema de la elaboración. Creemos en el terruño, en la viticultura y en la calidad de la albariño, ¿qué tanto por ciento de importancia le aplicarías a cada uno?

A.Q: Le aplicaría un 40% al terruño, un 40% a la calidad de la uva y un 20% a la viticultura. El ejemplo está en que trabajamos en minifundios (180 familias a una media de 3 fincas cada una, con modos de laboreo distintos) y las primeras fincas en vendimiarse siempre son las mismas.



VDB: ¿Hasta dónde puede llegar un vino de albariño?

A.Q: Un albariño de buena cosecha puede tener más de cinco años. Lo vemos en las catas verticales que realizamos con mucha frecuencia. La elevada acidez, junto a un pH muy bajo, son los artífices de la longevidad. También es cierto que algunos albariños que están en el mercado no están en el mercado para comprar ahora y consumir en un cierto tiempo, ya que el consumidor español no está acostumbrado y sí el alemán o el francés.

VDB: ¿Por qué monovarietal mejor que un coupage, como en O’Rosal?

A.Q: El monovarietal está muy arraigado en El Salnés porque más del 90% son plantaciones de albariño y el adquirir otras variedades sería difícil y costoso. La tradición ha pesado en este valle y, en general, vamos hacia vinos más corpulentos y ampulosos. Como sabréis el albariño marca ese tipo de estructura (en la normativa un Rosal o un Condado deben de llevar más del 70%).

VDB: Demostrado está que las lías confieren a la albariño cierto grado de complejidad y posibilidades extras pero, ¿hasta qué punto son recomendables y sobre qué materia prima?

A.Q: Hay que pensar que las lías de albariño son excepcionales, yo les llamo el Chanel nº 5, y también las destilo y empleo en nuestro aguardiente. Con el boom de los noventa las bodegas se olvidaron de ellas, los vinos se clarificaban y se filtraban cada vez más pronto y desaparecieron muy rápido de la bodega. Ahora están de moda, cuando nuestro primer Selección es de 1995. Son muy recomendables cuando puedes hacer una buena selección de ellas, en vinos, por ejemplo, sin ningún tipo de tratamiento previo en fermentación y su maduración en bodega es adecuada.


VDB: ¿cuál es la edad de los viñedos de la bodega y de cuántas hectáreas disponéis?

A.Q: La bodega cuenta con tan sólo 7’5 Ha. que es un porcentaje muy pequeño y la media de edad está entre los 35 y los 15 años. Tenemos proveedores fijos desde 1990 y se ha ido ampliando el número hasta las 180 familias de la actualidad. Trabajamos juntos todo el año y la relación existente con la mayoría es muy buena. Tenemos unas 5 Ha. más en la finca para plantar y hace años intentamos alquilar/comprar pero resultaba costosísimo. Estamos muy contentos con nuestros proveedores y creo que es una característica diferenciadora en nuestros vinos debido a esta diversidad.


VDB: ¿y el tipo de suelo de la finca?


A.Q: El tipo de suelo es franco-arenoso. La roca madre es granito.


VDB: ¿consideras que en las Rías Baixas se dan los condicionantes para elaborar vinos de calidad y que puedan llegar a perdurar más de un lustro en perfectas condiciones?

A.Q: Rías Baixas tiene las mejores condiciones y a partir de ahora más, ya que la mayoría de los viñedos son de principios de los 90 y lo que no teníamos era viñedo viejo. Además con el famoso cambio climático no hemos tenido problemas, cosa que sí se está notando en otras zonas.




VDB: ¿cuál es la técnica que utilizáis para diferenciaros del resto de productores y para que vuestro producto se pueda considerar longevo – todo lo contrario con lo que el público entiende con la “marca” Albariño, vinos frescos y de corta vida? ¿Por qué os habéis decantado por esa elaboración?¿Barajáis otras posibilidades (madera, cemento…)?

A.Q: Nuestra técnica diferenciadora es sólo creer en la uva, seleccionando en viñedo y después en bodega. Respecto a otras posibilidades, acabamos de sacar un 2006 criado sobre lías en madera de 500 francesa y caucásica, que me está gustando mucho su evolución en botella. En el futuro pensamos en tinos de madera de más de 2000 litros.


VDB: ¿y del emparrado, cuáles son los pros y sus contras?

A.Q: El emparrado para mi tiene un punto en contra: los altos costes de plantación, mantenimiento y cultivo, ya que no puedes mecanizar absolutamente nada. Hay muy poca mano de obra y cuando quieres formar gente es muy dificultoso. Las ventajas son muchas en cuanto a la calidad, cepas más equilibradas y rendimientos más bajos. Es el sistema más conocido por los viticultores y la exposición horizontal nos permite controlar el vigor. También es cierto que la espaldera es reciente y que hay que darle un margen de tiempo. En viticultura 10 años no son nada.

Hasta aquí la entrevista. Queremos agradecer, nuevamente, a Ana Quintela las facilidades que nos ha dado a la hora de contestar nuestras preguntas. Gracias a Pazo de Señorans por la enorme calidad que atesoran sus productos. Nos gustaría comentar, sosegadamente alrededor de una mesa, todas estas cuestiones y muchas otras. Todo a su debido tiempo, con calma y sin prisas, como los buenos vinos.
Las imágenes proceden de la web de Pazo de Señorans. La foto de Ana Quintela rodeada de sus cepas ha sido facilitada por ella misma para su publicación en esta web.

9 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Felicidades por tan entretenido e interesante trabajo periodístico.

Cada vez queda más claro que el vino es terruño y climatología, con ellas como aliados tenemos buena materia prima para hacer un buen trabajo en bodega y por lo que leo en Pagos de Señorans lo tienen muy claro.

Un saludo

CarlosGonzalez dijo...

Hola David, gracias por tus palabras.
En efecto el papel de la tierra es fundamental en esto de hacer vino, tierra y clima, como dices, en conjunción.
Si no has probado aún ese Pazo de Señorans Selección de añada, no lo dudeis, vale mucho la pena.
Un saludo

Olaf dijo...

Muy interesante entrevista. Muchas gracias.
Conociendo los vinos de la bodega y aunque no me convenzan demasiado los RB con madera, habrá que probar el que elaboren aqui, ya que no pinta mal. De todas formas... a ver a que precio salen.
Muchas veces me da la sensación de que los precios de Rias Baixas estan completamente desfasados. Vale que son vinos de gran calidad. Pero un buen Vouvray seco o semi-seco no llega a los 10€, un básico de Dönnhoff, en alemania anda por el mismo precio. Y en Galicia, en cuanto sale un vino "top" se va a los ventitantos rápidamente. Y en esos precios los competidores ya son duros.
Saludos

Olaf

Oscar Gallifa dijo...

Estoy completamente de acuerdo con las últimas palabras de Olaf.
Parece que todo lo que sea Rías Baixas, nuevo y con cierto "pedigree" tiene que ser la repanocha y caro (para entrar en el limbo de los grandes vinos desde su nacimiento).

Por suerte Pazo de Señorans está más que consensuado y demuestra que, si algo se quiere, hay que trabajárselo desde el inicio, paso a paso... no hay nada gratis en esta vida.

OG

Víctor Franco dijo...

Chicos, ni hecho adrede. El lunes el Monvínic trajo a Maribel Bueno, propietaria de la bodega, para que realizara una vertical del Selección de Añada, además de darnos a probar los "otros" vinos de la bodega, entre ellos el Sol de Señorans 2006.

Sólo adelantar que los vinos que más me gustaron fueron el SA 2000 y 1999, y precisamente el que menos interés presentaba era el nuevo vino criado en madera.

Saludos.

VadeBacus dijo...

Hola Don Víctor, nos honras con tu presencia, y no es broma ;).
Como dice la enóloga en la entrevista el vino parece que tiene buena evolución en botella, ya que lo van catando periódicamente, como es lógico.
Con tu experiencia en blancos , ¿consideras que este con madera puede tener una evolución en positivo?.
Curioso que vinos con diez años fueran los que más te agradaron. Supongo que publicarás algo en polakia. ¿Nos puedes adelantar algo en particular de esos con una década a cuestas?
Un saludo
Carlos G.

Víctor Franco dijo...

Hombre, los que más me gustaron seguramente, pero lo más interesante fue comprobar que la alineación completa presentaba un nivel de calidad muy alto. Además el básico del 2008 es una bomba.

Respecto al Sol de Señorans, ¿cómo decirlo? Puede tener un mercado, pero sinceramente, yo no es lo que busco en un Albariño, a pesar de que el vino puede evolucionar positivamente en botella. Piensa que por suerte Ana lo ha criado en barricas de 500 litros (de tamaño considerable), y la fermentación la ha realizado en inoxidable, dejando de lado la fermentación en barrica, para no sobrecargarlo de aromas y texturas derivadas de la fermentación en quercus. Además, Marisol y Ana se lo han pensado muy mucho para comercializar este vino, ya que llevan bastantes años haciendo probaturas, y si lo han sacado es porque se acerca bastante a la idea que tienen ellas de lo que sería el reflejo de esta variedad con esa crianza. Y yo con eso poco puedo diferir.

Saludos.

Candidatos Congreso dijo...

Excelente entrevista, te felicito.

Un saludo.

VadeBacus dijo...

Vaya,muchas gracias,todos los comentarios en positivo son los que nos motivan.
Bienvenido a nuestro espacio de vinos!
Carlos