lunes, 2 de marzo de 2009

Blanco y en botella


A nivel profesional suelo acudir a la frase se aprende a fuerza de golpes para animar a unos a no ceder en su empeño, a seguir con lo comenzado, a intentar explicar en pocas palabras lo que sucede en el mundo real.
El caso es que duele cuando uno se encuentra en una de esas tesituras, las firmes convicciones, las creencias fieles y a priori en las propias ideas, basándonos en lo que conocemos e ilusionándonos en lo que pueda estar por llegar y el proceso empírico que conlleva un duro varapalo.
Me ocurrió recientemente con uno de esos vinos a los que apuestas a caballo ganador, con la idea de su buena evolución, de lo bien que podría sentarle el tiempo en botella. Pero nada más lejos de la realidad, no dar crédito a lo que tus sentidos te muestran, catar y degustar una y otra vez hasta que la bofetada es definitiva: no era lo esperado.
Me ocurrió con el Do Ferreiro Cepas Vellas 2004, un vino que guardaba desde el 2005 en mi bodega, listo para el momento oportuno, la incógnita de cómo le sentará el tiempo en botella. El terreno donde crece transmite sensaciones minerales que, unidas a las grandes expectativas creadas en la variedad, hacen que a priori el resultado sea esperanzador, deseoso de nuevas y buenas sensaciones en un buen producto en su salida al mercado.
Do Ferreiro junto con el Pazo Señorans son las marcas que parecen ofrecer un producto de mayor calidad cuando hablamos de la albariño, en las Rias Baixas. Ofrecen las dos bodegas elaboraciones muy diferentes: mientras que la bodega de Gerardo Méndez saca su Do Ferreiro Cepas Vellas justo un año cumplida su vendimia, el Pazo de Señorans Selección de añada trabaja cerca de tres años el producto en acero inoxidable mediante un periódico batonnage que le otorga personalidad y esa fuerte carga de las levaduras y lías durante ese largo periodo de tiempo.


Del Do Ferreiro se ha hablado largo y tendido en muchos espacios de la blogosfera vínica y no pretendo descubrir nada, simplemente comentar que la edad de las cepas con las que se produce ronda los cien años, incluso algunas de ellas se acercan más a los doscientos. Cuando aparece en el mercado es un vino tremendamente varietal y potente, tal vez sea el que mejor expresa el carácter atlántico de la albariño.
La cosecha 2004 en la D.O. Rías Baixas fue excelente, un poco corta de acidez si la comparamos con la 2005, a pesar de lo cual, tanto la bodega elaboradora como la materia prima hacían presagiar una buena evolución temporal.



En esta ocasión menos de cinco años han sido suficientes para recibir una bofetada en todos los morros, a quien escribe, algo inesperado y desilusionante. Se presentó con un color dorado algo subido y cierto carbónico, típico, al servir en copa. Aromas en nariz algo apagados, de fruta amarilla madura con recuerdos lejanos de la variedad. Con algo de tiempo en la copa aparece tabaco y cierto deje mineral. Al subir de temperatura toques lácticos al estilo de la mantequilla de unas palomitas de cine. Es en boca donde desilusiona y anticipa lo que nos vamos a encontrar sólo unas horas después: decepción y falta de expresividad. Boca de entrada fácil, se nota el alcohol. El frescor de antaño se ha convertido en un vino decrépito y sin garra, con un recuerdo por retronasal a manzana verde y algún resto vegetal. Advertir que al día siguiente estaba totalmente falto de aromas.
Un vino de calidad que no aguantó el paso del tiempo. Tengo alguna botella del 2005 que no tardará en caer y recomiendo que, si tienen alguna, hagan lo mismo. Una lástima. ¿ Se está desaprovechando el potencial de la variedad ?. ¿Elaboración?. ¿Qué pasa con la albariño?.

22 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Como me alegra y me desilusiona a la vez, tenia algunas botellas de la añada 2006 con la idea de guardar durante un par de años alguna, pero bueno, veo que hicimos bien al disfrutarlas prematuramente.

Un saludo

SIBARITASTUR dijo...

Bebí ayer el 2006, después de todo lo que había leído sobre él tenia muchas ganas, y la verdad es que me decepcionó, pero porque esperaba mas de el, me gustó pero...

CarlosGonzalez dijo...

Hola David, no creo yo que tengamos que ser drásticos con este vino. Que no aguante bien el paso del tiempo no quiere decir que esté plenamente disfrutable recién salido o con un añito en bodega.
Saludos

CarlosGonzalez dijo...

Hola Sibarita, tal vez te haya pasado lo que ocurre en multitud de ocasiones, nos creamos muy altas expectativas y el vino nos decepciona, siendo un vino muy rico cuando sale a la venta.
Saludos

SIBARITASTUR dijo...

sí que me gustó, tiene una nariz muy buena,pero esperaba un vino mas redondo en boca y no me lo pareció. teniendo en cuenta que pagué casi 21 € creo que podemos encontrar muchas mas opciones con mejor rcp.

CarlosGonzalez dijo...

Sib, y qué quieres decir exactamente con boca redonda?.
No crees que es un vino bastante comedido en todos los aspectos?. Nariz muy elegante, me lo pareció cuando lo caté hace algunos meses.
Cómo crees que ha de ser un buen albariño?
Saludos

SIBARITASTUR dijo...

carlos, mis conocimientos no llegan para responderte a la pregunta de como tendría que ser un buen albariño, pero si que me gustan en gral los vinos equilibrados a parte de otras cosas y este, en mi modesta opinión no lo es, tiene una arista de acidez que a mi personalmente no me va.., pero es verdad que es un gran vino, quizá es lo que tu dices, que esperaba mas y quizá pienso eso..
Subiré mañana mi cata al blog y ya me dices tu opinión

Adictos a la Lujuria dijo...

Estoy de acuerdo contigo Carlos

El disfrute que nos produjo este vino en su momento mereció la compra, independientemente de su evolución en botella.

Creo que bien merece otra oportunidad.

Oscar Gallifa dijo...

No me le toqueis los albariños a Carlos!! El chaval ya ha tenido bastante con el varapalo recibido...

Jejejeje Ahora, ya en serio, opino que todo vino tiene unas características personales, pueden o no gustar pero así son: ¿verdad que no le pediriamos 5 años de guarda a un maceración carbónica corriente..? o a la inversa, ¿beberse un Bordeaux recién salido a la venta es la mejor época para que nos agrade...?

Mucho se ha discutido ya hacia esa posible capacidad de guarda/evolución de la (buena) albariño, pero me da que todavía distan mucho las elaboraciones como para plantearselo.
Yo siempre he dudado de esa bondad pero, reconozco que dentro del abanico de vinos gallegos de la variedad, existen ejemplos que pueden llegar a soportar "algo" el paso del tiempo, dependiendo siempre de la calidad de su materia prima y del tipo de elaboración.
En su día ya dije que el Do Ferreiro no me lo parecía, no así otro gran vino de la D.O Rías Baixas que es Pazo de Señorans Selección Añada ( http://www.vadebacus.com/2007/12/pazo-de-seorans-especial-aada-2002.html ), tachado, a veces, de demasiado LIA-do (y poco varietal??), pero que para mí representa el podio de la zona. Y ojo, a buena distancia del resto de competidores.

Visto todo esto desde una óptica de enamorado de blancos que soy, por un lado me da rabia y, por otro, me confirma el hecho de que los albariños hay que tomarlos frescos, con su juventud latiendo en la copa, nada de esperar grandes evoluciones. Hay que disfrutar de esa uva con una de sus grandes virtudes, la chispa jovial.

Saludos.

OG


PD: Casualmente abrí hace un mes mi último Pazo de Señorans SA 2002 (ojo al dato, casi 7 años desde su estrujado). Decir que estaba perfecto, con una sabrosura y una acidez a juego brutales, tenía cuerda para rato.

CarlosGonzalez dijo...

Gracias por lo de chaval...
Vamos a ver, joven, creo que hay variedades que no están hechas para soportar el paso del tiempo en plenitud de facultades. La albariño es una de ellas. Siempre salvaguardando las propiedades que tan rica la hacen en su juventud y que, ya sea con madera o con un exceso de lías, no acaban de transmitir seguridad con el paso de los años a pesar de lo que otros intenten comentar. Otra cosa es que un vino para estar en un podio necesite de 10 años de botella para ser elegido el sumum de los sumums, pero no todos los vinos son así, fíjate en los Priorats: expresan muy bien lo que son dentro de sus 5 primeros años de vida y, EMHO, después sus mejores cualidades quedan algo desvirtuadas.

Jose luis Louzan dijo...

Hola Carlos; Lamento tu decepción pero, en cierto modo y al menos hasta ahora, un albariño no es un Chardonnay de Borgoña ni un Malvasia/viura de Tondonia...

No lo es porque no se sabe que hacer para que perdure de ese modo en plenitud, no lo es porque a lo mejor la uva no esta hecha para eso 8esto yo no lo creo) y no lo es porque nunca ha interesado que lo sea.

Seamos sinceros. Pazo Señorans, entre otros mucho mas conocidos, nunca quisieron que así fuese y los intentos de dar recorrido a la uva en los ultimos años( Tras da Viña, Añada Baladiña, Contraparede, etc,etc) no estan dando mucho mas alla de un añito o dos de guarda (y como has demostrado tu, no siempre)

No se que se debe hacer pero si supongo que NO se debe hacer en la DO si se quiere alcanzar la excelencia y longevidad de alguna Riesling, por ejemplo.

Y bonito lugar este... parece mentira pero nunca habia estado.

CarlosGonzalez dijo...

Hola José Luis y bienvenido,
Realmente nunca habías entrado? Vaya, nos alegramos que sea esta tu primera vez, claro :).
Coincido contigo en que no se ha conseguido dar esa larga guarda a la variedad, aunque como lees Pazo de Señorans con su elaboración larga con lías es la que más se acerca con su selección. Tal vez el camino sea el abierto por ellos...
la madera no es la solucion, no crees?
Saludos

Jose luis Louzan dijo...

La madera en "El Palomar" de Zárate, al menos para mi gusto, queda relativamente bien, sostiene el cojunto al menos y no se dispara en precio...¿Aporta algo?... uuummm, no lo se, para mi si, pero tampoco es para echar cohetes...

Aun así, creo que el camino esta mas bien en los reposos en deposito por tiempos definidos en función de la apuesta del enólogo particular (desde 24 meses hasta tres años y medio)

La madera es cosa peligrosa en manos inexpertas, creo yo...

CarlosGonzalez dijo...

José Luís, da la casualidad de que paso varias semanas al año en Galicia, al lado de Vigo, y este verano compré tres botellas de El Palomar 2006. Me las traje para Barcelona. Una de ellas la probamos en Vigo mismo y me pareció un tanto curioso, un vino maderizado pero con aporte frutal y con buenas posibilidades de evolución. Hace una semana probamos la segunda botella con el grupo, en Barcelona, y el resultado fue un vino insulso, sin fruta, sólo madera, vainillas, etc.
No parecía en absoluto lo que era tan solo unos meses atrás. La evolución fue en negativo. No creo en la madera, francamente, para los albariños.
Un saludo

Oscar Gallifa dijo...

Permitid la opinión de un no especialista en la variedad gallega.

Opino mucho como José Luís, la variedad no es capaz, de momento, de dar grandes vinos de guarda, no se busca eso (otra cosa será que la variedad sea capaz de darlo, cosa que NO DUDO), parece que cuando un albariño nos satisface al primer o segundo año de vida ya se le den por buenas todas sus virtudes. ¡Pues no! para mí un buen vino a de poder soportar un mínimo de tiempo en botella, de evolucionar (a favorable)y cambiar sus toques primarios por otros más terciarios que muestren la característica de la variedad, del suelo o de lo que pueda.

Muy de acuerdo también en que la madera es más peligrosa que las minas antipersona, en malos manos no servírá más que para darnos en los dientes (nunca mejor dicho). Pero mucho ojito... las lías y su crianza con ellas también lo son. Si una materia prima no tiene una calidad mínima no pensemos que por tratarla con sus lías (borras, no??:-)) finas será mejor ¡no, craso error! luego pasa lo que pasa: vinos cargados de sabrosura, con toques de harina en nariz y una (casi) espesura un tanto incómoda.

Permitidme nombrar embajador de la variedad y su "añejamiento", de momento, al Pazo Señorans Selección Añada. Es el mejor y el único que, hasta ahora, me ha respondido a una de mis mayores espectativas hacia la variedad, soportar un mínimo de 5 años después de su estrujado.

De verdad, de corazón, espero que los enólogos y las bodegas den con el método correcto de elaboración, qe podamos disfrutar de los albariños jóvenes (como ya hacemos) y además de otros más complejos, con la virtud del tiempo en sus entrañas.


Saludos

OG

SIBARITASTUR dijo...

el seleccion añada no lo he probado aún, pero es que vale 30 €, los merece?.
Por otro lado tengo un malleolus 2006, creeis que esta pa beber o habra que dejarlo mucho mas tiempo?

Oscar Gallifa dijo...

Por alusiones te contesto yo Sibaritastur.

Siempre lo he dicho, prefiero gastarme 30€ en un buen vino que 10 en uno que no me satisface.... yo los pago tranquilamente (y ojo, que entiendo que 30€ ya pican, pero...estoy seguro que si buscas mejor encontraras mejor precio en ese vino).

Del Malleolus decirte que no sufras por guardarlo 2 o 3 años, seguro que te agradecerá el tiempo de reposo mostrándote un vino más homogeneo y calmado. Aunque ya se sabe, gustos y colores van de la mano.

Veo que el Ferreiro CV tampoco te ha dejado en el prometido cielo, como a Carlos.
Me gustaría que te lanzaras en ese PS para saber tu opinión. Si algún día lo haces ¡no dudes en contarlo!

CarlosGonzalez dijo...

Buenas Sibarita,

Sobre el PS de Añada decirte que sí vale la pena gastarse esos cerca de 30 euros. Pero piensa que te vas a encontrar algo diferente a los albariños frescos, se pierde algo de frescura a cambio de estructura y paso del tiempo.
Saludos

Joan dijo...

Interesantes reflexiones!. Mis experiencias con la albariño es que se trata de una variedad que aporta frescura, notas florales, cuerpo ligero, persistencia media o corta, en general. He probado alguna elaboración con paso por madera y nunca me ha convencido. Creo que precisamente su valor es la frescura, su inmediatez. El paso por madera - EMHO - atenúa esa frescura de la variedad.
Creo que cada variedad marca definitivamente al vino y sus propiedades de guarda. Podemos encontrarnos con alguna excepción, lógicamente, pero no podemos pedirle una excesiva complejidad ni una dilatada guarda.
Mi opinión en todo caso.
Salut!
Joan

CarlosGonzalez dijo...

Bon dia Joan!
Totalmente de acuerdo contigo, el valor máximo de la uva es la frescura que aporta y la elegancia mientras es joven.
Au, salut.

SIBARITASTUR dijo...

habeis leído el posto de la DO Rias Baixas de Jose luis louzan en su blog la trastienda?, creo que merece la pena y viene al hilo de esto: http://traslavitualla.blogspot.com/

CarlosGonzalez dijo...

Vamos a verlo....
Saludos