jueves, 19 de febrero de 2009

Parker y el círculo vicioso


Yo soy más de Riojas. Como el Rioja no hay nada. A mi no me van los Riojas. Hoy me viene la familia a comer y he comprado un buen Rioja. ¿Un vino?.....Rioja.

Rioja, Rioja…bueno, también Ribera del Duero.


¿Cuántas veces lo hemos oído?.¿Típico tópico?. La gente algo de razón tiene, digo yo. Apuesto algo a que en una encuesta a pié de calle el 90% de los encuestados elige como primera opción a la Rioja. ¿Tradición y marketing?.¿Son los mejores vinos españoles de la Rioja?. Como todo es cuestión de gustos y para el que escribe La Rioja no es de sus preferidas.


El caso es que aprecio la Historia, en mayúsculas, y como decía esa fama se ha forjado año a año y muy justamente. Si hablamos de tintos, la tempranillo junto a la graciano y la mazuelo son los máximos representantes de la zona. Se huele perfectamente ese sello de identidad de los vinos riojanos: la tempranillo.



Es maravilloso encontrarte con un vino de hace veinte o treinta años, incluso más, como aquel Monte Real que apareció súbitamente ante nosotros sin esperarlo, resultando uno de los vinos más inquietantes y perdurables que pueda llegar a catar y disfrutar.
Ese Monte Real tenía 45 años, más que los míos, y se conservaba mejor que yo mismo.


La sociedad cambia y lo vemos en las tecnologías, en la educación, en nuestros adolescentes: la nueva hornada. Listos para comerse el mundo, ¡ya!, rápido, raudo y veloz, nuevas tendencias sin levantar la cabeza y mirar ni adelante ni atrás, coge el dinero y corre.




Como siempre nuestro grupo se reunió para disfrutar de unos vinos de la mano, en esta ocasión, de Toni y Vicente. Riojas, alguno de supermercado, otros de corte clásico y de corte moderno.


CVNE Crianza 2005: El básico de la gran bodega, aromas varietales, justo y discreto, un vino para tomar a diario. En boca adolece de equilibrio y de substancia. Aún así posee una buena RCP, alrededor de 7 euros.

Viña Real Crianza 2005: Subimos un peldaño en calidad, aunque no parece un vino de corte clásico, se notan otras hechuras y tal vez necesita botella a pesar de presentarse con equilibrio.



Viña Real Gran Reserva 1998: El color ya nos satisface, capa media y aromas claros de hojarasca, caramelo de café con leche, madera vieja. El triunfador de la noche, gran acidez y con vida por delante, lento pero seguro. Cabeza alta y distinguido.



Pagos de Viña Real 2002: Nos situamos en la franja de los 50 euros y más allá. Color picota bastante cubierto, algún lácteo, pocos aromas varietales. Aún con acidez pero nos preguntamos cómo estará este vino de aquí a 5 años. A los cinco minutos en copa empieza a decaer y se convierte en higos, pasas, Pedro Ximenez. Nos desencantó.



Contino Graciano 2003: El primer graciano para muchos del grupo y nos quedamos con las ganas. Un vino comprado recientemente en la propia bodega y que presentaba claramente aromas de Brett. Viñedos del Contino hace fantásticos vinos, de corte neoclásico podríamos decir pero la botella salida de la bodega estaba defectuosa.



Dar las gracias a Toni y a Vicente, nuevamente, por la cata. Nuestros gustos se van definiendo. Historia y tradición, porque sí.


La foto de los toneles es de Tondonia y la caricatura de Slate.

5 comentarios:

SIBARITASTUR dijo...

buff, si yo te contara como son algunos de mis familiares con el vino..., del rioja no salen y es imposible quitarles de la cabeza q un gran reserva no es seimpre mejor que un crianza y/o joven...
Muy buena esta actividad de varios vinos, a mi me encantaría....

CarlosGonzalez dijo...

Amigo Sibarita, creo que actividades como esta sirven para acabar de perfilar los gustos de cada uno, y también para hacerte muchas preguntas.
Saludos

Pilarvi dijo...

Hola VdB,

Una cata interesante...
Yo me he quedado con un adjetivo que dais al Graciano, "corte neoclásico". Sólo lo he probado una vez (me gustó aunque, por un poco más, prefiero mil veces El Olivo) y puedo hacerme una idea de por donde van los tiros... pero qué queréis decir realmente. Parecen medias tintas, se queda a medio camino????

Por cierto, y qué tal la visita a Contino? (Si ya habíais escrito, lo siento, me lo perdí).

Salut!
Pilar.

CarlosGonzalez dijo...

Hola Pilar,
simplemente creo que los vinos de la bodega, los que he catado, no son de corte clásico, se podría decir que se quedan a medio camino. Coincido en que ese viña del olivo es de lo mejor que haya probado en Riojas.
La visita a la bodega la hizo uno de los componentes del grupo de cata, no fue una visita "formal".
Salut

Oscar Gallifa dijo...

Será posible1 Todo el mundo loando al Olivo y yo sin probarlo... tengo que poner remedio ya!

coincido en la descripción de la bodega con ese entre Pinto y Valdemoro, ni clásica ni moderna.
Seguramente el vino que se acerca más al estilo clásico de Rioja será el Gran Reserva (comercializada la última cosecha en formato magnum unicamente), el resto no acaban de entrar en la categoría citada... ni falta que les hace, no?


Saludos.

OG