lunes, 15 de diciembre de 2008

“Le Riesling nouveau est arrivé!”

¡No sólo el Beaujolais es el primer vino en llegar al mercado después de su estrujado! No.

Los que tenemos “enchufe” podemos disfrutar de las impresiones, grandes sorpresas que aportan los vinos en la etapa más primaria de su existencia: la inmediata justo después de su fermentación alcohólica.

Como siempre, Alex Barzen anda detrás de nuestras fechorías y ganas de saber, proporcionando vivencias y situaciones que no hacen más que sorprendernos y abrirnos los ojos al mundo del vino.
En esta ocasión aprovechamos el envío de un cargamento de vino directo desde la bodega madre en Alemania. Todo un palé de materia divina al alcance de quien guste…. Pero, en la cima de esa montaña de cajas de vino se pudieron añadir unas muestras de esta última cosecha 2008. Justo hacía una semana dejó de ser mosto para transformarse en vino.


Ulrich-Langguth, una bodega visitada por nosotros y con reconocida dedicación y garantía en su zona de elaboración, será una vez más nuestro laboratorio de ensayos vínicos más profundos.
Poseen varias parcelas en reputados pagos del Mittel-Mosel alemán (Goldtröpfchen, Günterslay, etc...) las cuales son desde hace justo un par de años trabajadas y asesoradas por nuestro amigo Alex Barzen, el cual ansía sacar el mayor potencial de cada una de ellas, intentando que cada una por separado se exprese como debe y no como el estándar actual que, por desgracia, también está llegando a Alemania.
¡Que Germania cuide de estos pagos y las uvas allí recolectadas!

Para una mayor comparación de los vinos incluyó alguna muestra también de su propia bodega (entre ellas el esperado Alte Reben Auslese 2008) e incluso algunos ya probados que teníamos ganas de volver a beber para comprobar de nuevo su grácil y armónico estado:

- Barzen Alte Reben Auslese Trocken 2006
- Ulrich-Langguth Spätlese Trocken 2008
- Ulrich-Langguth Spätlese Trocken Feinherb 2008
- Ulrich-Langguth Goldtröpfchen Spätlese Trocken 2008
- Ulrich-Langguth Goldtröpfchen Kabinett 2008
- Ulrich-Langguth Günterslay Spätlese 2008
- Ulrich-Langguth Günterslay Kabinett 2007
- Barzen Alte Reben Auslese 2008
- Ulrich-Langguth Beerenauslese 2003
- Barzen Beerenauslese 2006
- Ulrich-Langguth Beerenauslese 2006
- Barzen Eiswein 2001

Generalizando un poco y sin detallar cada uno de los vinos catados, diremos que la riesling es muy diferente cuando es tan joven… sumamente primaria, sobretodo por su alto contenido frutal (pera, manzana, uva y un sinfín de finos cítricos) y por su cuerpo aún no constituido (llámese “edad del pavo” si gusta).
La boca, aún siendo imberbe, es la que antes muestra sus futuras cualidades. Una torta de acidez (ya sea en vinos dulces o secos, da igual) sostiene su estructura que aguijonea de manera asombrosa las encías, paladar y mente por igual, obligando al reposo antes de la siguiente ingestión.

Alegrándonos por la dedicación de nuestro camarada, nuestras conclusiones con esta añada son que los vinos han necesitado de un buen trabajo para su equilibrio. Aquellos que apostaran por una cosecha fácil a una época conservadora, se verán pagados con vinos algo desequilibrados de cuerpo y una acidez muy peligrosa. La maduración de la uva no ha sido homogénea, obligó a hacer varias pasadas seleccionando manualmente todas las uvas de todas las parcelas.
Pero como todo no son penalidades y problemas, parece que éste año sí hay posibilidades de Eiswein, las temperaturas están rozando los -8º/-10º necesarios para la elaboración de tan preciado caldo.

Seguiremos informando.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay botellas que no deberían abrirse antes tiempo.
Sois como "pederastas" :-).
Tengo un amigo que dice que nunca atacar la olla si no sobrepasa de los 40 kilos.

Saludos.

Afrancesado.

Anónimo dijo...

Querido Anónimo Afrancesado,


Doy fe de que tu amigo tiene mucha razón. Ahora, con los 40 kilos ya tienen hasta carnet de conducir o una autonomía que las conduce hasta las montañas más altas.

Por otro lado, si no se abren, como sabemos que no se deben desflorar.


Un beso.

Anónimo dijo...

Estimados anónimos 1 y 2,

Parece que con tanto "querido anónimo" esto se asemeja un tanto a los programas radiofónicos de Marie aFrancis...

Ya basta!

Saludos