domingo, 30 de noviembre de 2008

Cata de Priorats: Maius y Mayol Viticultors

Dos productores estuvieron presentes con sus respectivos productos en una cata que Vadebacus celebró recientemente. Se trata de Maius Viticultors, con sede en Sant Cugat del Vallés pero con viñedos en el término municipal de la Morera de Montsant, en pleno Priorat. Elaboran su Maius, un vino tinto con ligero paso por barrica, entre 5 y 7 meses según la añada, desde el año 2004.


El espíritu del vino radica en una idéntica columna vertebral perceptible en todas las añadas y la voluntad de querer hacer accesible el Priorat a todos los públicos. Estamos hablando de que sus vinos rondan los 12 euros, cosa que los hace muy atractivos, principalmente si se quiere conseguir un vino a precio asequible viniendo del Priorat.


Catamos vinos de todas las añadas comenzando por una novedad, un vino que no está todavía a la venta: Maius Assemblage. Se trata del primer vino del Priorat, según su elaborador, que utiliza un coupage de vino joven sin crianza junto a vino de la añada anterior, la 2006, que sí ha pasado unos pocos meses por madera. El resultado es curioso, aunque no convenció a todos los miembros de la cata (posiblemente por su reciente embotellado y la presencia lógica de SO2).


A continuación catamos las añadas 2006, 2005 y 2004 del Maius observando que el elaborador pretende conferir un hilo conductor a su vino año tras año, cierta peculiaridad de matices, sobretodo en nariz.


Maius Assemblage 2007:

Picota subido. Notas de remolacha en nariz y fruta negra, moras. Se percibe ya en este primer vino la columna vertebral de los vinos de la bodega: notas de sangre muy peculiares, pelo animal y restos de sulfuroso.En boca es sedoso con taninos bastante pulidos, cremoso y carnoso.

Puntuación Vadebacus: 8



Maius 2004:

Picota subido. Nariz nuevamente a sangre. Notas a tierra. Resulta equilbirado y algo alcohólico. Presenta ligeras notas de humedad aunque en boca es pulido y resultón.

Puntuación Vadebacus: 8,2






Maius 2005:

Picota subido en su color. Nariz a chocolate y a fruta negra en abundancia. Aparecen notas a bodega, humedades que no resultan desagradables.

En boca es ácido y falto de tiempo. Retro con las mismas sensaciones que en nariz.

Puntuación Vadebacus: 8,3


Maius 2006:

El mejor vino de la bodega en esta cata. Su color denota juventud, picota muy subido. En nariz recuerda a la tierra húmeda, leves rastros de sangre.

En boca está muy equilibrado para ser un 2006 y con un buen recorrido.

Puntuación Vadebacus: 8,5




Por otro lado pudimos probar dos de los vinos que Mayol Viticultors elaboran en Torroja del Priorat: Brogit y Roser, tinto y blanco respectivamente, con precios rondando los 22€ el primero y 13€ el segundo en tienda.

La bodega en cuestión se dedicaba a vender la uva que producían sus tierras (23 Hectáreas) a terceros, pero a partir del año 2003 decidieron crear su propio vino y así emular a sus progenitores y ancestros.



Las variedades tintas que cultivan son las clásicas de la zona (cariñena y garnacha) junto con algunas foráneas (cabernet sauvignon, merlot y syrah) para dotar a sus vinos del típico coupage por allí utilizado. En cuanto a blancas, la cosa resulta como mínimo curiosa, en contra de utilizar masivamente la garnacha blanca, le dan máximo protagonismo a la macabeu (viura) en sus elaboraciones.

Los dos vinos poseen un mayor carácter y expresividad propia del terreno donde nacen si los comparamos con los Maius. El blanco fue una grata sorpresa por su calidad, un vino diferente y muy de la zona.

A continuación las notas de cata:

Roser 2007:

Macabeu y Garnacha, 14,5% de alcohol en etiqueta.
La nariz se presenta algo cerrada. Notas tropicales, manzana y algo de coco, lima y repostería.
Aparece almendra amarga y notas cremosas de la barrica, vainilla. Floral y recuerdos a ceniza a copa vacía.
En boca es glicérico y untuoso con un muy buen paso por boca dejando un buen recuerdo por su equilibrio.
Buen blanco que expresa el terreno que le da vida.
Puntuación Vadebacus: 8,4


Brogit 2005:

Picota subido sin ribete diferenciable. Nariz con claras evidencias de confitura de tomate, hierbas secas de monte como el romero. Notas tostadas de la barrica, torrefactos, acetona y barnices todo ello con un fondo de caramelo que lo hace apetecible.
En boca es ácido pero equilibrado, con buen recorrido.

Puntuación Vadebacus: 8,4



Desde aquí agradecer a las bodegas las botellas que nos hicieron llegar y poder dar así nuestra sincera opinión.

2 comentarios:

Vicente Sierra dijo...

Aunque me quedara un poco solo en la cata defendiendo el Maius 2006, sigo pensando que se trata de un Priorato interesante sobre todo por su precio. Me resulta más apetecible que muchos ejemplos que incluso le doblan en el precio dentro de la misma D.O.
En fin, como siempre para gustos los colores.

Un saludo a todos y a seguir catando!!

Vicente.

Oscar Gallifa dijo...

Vicente, permíteme mí opinión:

Algo parecido pasa en Borgoña con la RCP. Si quieres tomar vinos decentes tienes que gastarte un pico bajo riesgo de que uno barato salga rana y tengas que volver a comprar otro (con el correspondiente cabreo y una crítica a la zona por barajar esos precios con cierta calidad).

Ya sabes que yo bebo poco, no soy de los que cada día bebo vino así que me gusta, cuando abro una botella, encontrarme cosa buena de verdad.
Supongo que el mercado dicta las ventas y, por consiguiente, las producciones de este tipo de vinos que comentamos en la entrada, teniendo así su hueco...

RCP buena? Es discutible también. Cierto es que los 12€ viniendo de Priorat parecen una ganga, pero si los comparamos con un Guelbenzu Jardín de Chile que no llega a 4€ -y no citaré el famoso Garnacha Mítica de Borsao por 1,5€...- lo de la RCP se tambalea preocupántemente.

Otra cosa son las preferencias de cada paladar, faltaría más.


Saludos y hasta la siguiente (que sea pronto).


OG