viernes, 17 de octubre de 2008

Ànima Negra

S´Horta es un pequeño pueblo que se abre al Plà de Llevant, en Mallorca, y pertenece al municipio de Felanitx – o Falanis-. Lugar no tan concurrido como otras zonas de la mayor de las Baleares, S’Horta se rodea de nombres conocidos como Cala D’Or y Porto Cristo y de otros no tan afamados y más discretos como Porto Colom.
Precisamente tuve la ocasión de conocer a fondo este pequeño “enclave” mallorquín tras la visita a unos amigos cuyas raíces se remontan al tiempo de la dominación musulmana en la Isla.
La verdad es que soy un profundo enamorado de las bondades de la cultura talaiótica en este pequeño ombligo de la historia mediterránea. Y, siendo tan denostada por la contaminación urbanística, esta parte del litoral mallorquín es una de las más hermosas a la par que salvajes y solitarias del relieve balear.
Mi amigo Marc me contaba que Porto Colom es una rareza enclavada en la historia debido a que recuerda mucho a cómo era la Costa Brava de mi infancia, hace algunos años. Un pequeño puerto de mar en el que la “colonización alemana” ha quedado por ahora al margen por voluntad propia de los lugareños celosos de su identidad.
Cala Barcas es una de sus mejores playas, a la que se accede por un camino peatonal que atraviesa una finca privada que, en litigio con las autoridades, guardaba hasta hace poco en sus parajes ganado salvaje para hacer desistir a los turistas en su empeño de alcanzar la costa.
S´Horta limita al norte con el Monastir de San Salvador, la cota más alta de Pla de Llevant desde la que se domina Felanitx i la Illa de Cabrera. No muy lejos se divisan los cultivos de Ànima Negra, uno de los estandartes vitivinícolas de la Isla de Mallorca.


De sus cuatro productos elaborados a base de variedades autóctonas, ÀN, ÀN2, Son Negre y Quíbia –este último blanco a base de premsal y muscat- me centraré en los dos primeros.
Ànima Negra se nutre de un suelo arcilloso con residuos de óxido en el que conviven las variedades callet –un 95%- y mantonegre-fogoneu –un 5%- con un tratamiento de 17 meses en barricas nuevas de roble francés.
Ànima Negra 2, aun cuando beneficia de las bondades de su hermano mayor, dispone de un 65% callet ,un 20% de mantonegre-fogoneu y un 15% syrah y un tratamiento de 12 meses en barricas de diferente procedencia.
Aún así las diferencias, que no parecen muy acusadas, sí se dejan sentir en la copa. Mientras que el ÀN es de un gusto sedoso, aterciopelado, donde el mineral está presente pero sin destacar y la madera es un recuerdo olvidado favoreciendo todo una serie de aromas a frutos rojos, moras dulces, higos maduros y bolas de anís, su pariente más próximo, ÀN2, es como un pequeño volcán que guarda todas estas sensaciones todavía sin afinar.
Son coletazos finales de un verano ya en el recuerdo y un otoño incipiente que cierra un ciclo y una temporada pero que se resiste en la memoria. Como si nunca quisiéramos que esos días de sol y playa se esfumaran y que permanecieran para siempre.
Aquí les dejo con una imagen de la habitación del inmejorable hotel, donde hospedarse todavía es posible en temporada baja. Con todo no duden en hacer su reserva con antelación suficiente.


ÀN (2003) Callet 95%, mantonegre-fogoneu 5%
Antigüedad de los viñedos: media de50 años
17 meses en roble nuevo francés
14º graduación alcohólica

ÀN2 (2005) Callet 65%, mantonegre-fogoneu 20%, syrah 15%
Procedente de diversos pagos
12 meses de crianza en barricas francesas y americanas
13,5º de graduación alcohólica

P.C.P.
ÀN 9,2
ÀN2 8,7

N.A. Las fotos son originales del autor de este artículo.

2 comentarios:

Adictos a la Lujuria dijo...

Tan solo he tenido ocasión de catar AN/ 2 y me pareció de lo más interesante, con una buenísima relación calidad / precio pero por lo que leo quizás lo mejor de la bodega me queda apeteciblemente pendiente.

Una más a la lista

Un saludo

* Os llego un mail sobre whisky?

VadeBacus dijo...

Hola Adictos, disculpa, hemos estado de viaje y no hemos podido leer el correo.
Gracias pòr el ofrecimiento pero ultimamente estamos realmente ocupados. Se agradece.
Salut