lunes, 8 de septiembre de 2008

Palatinado alemán: Basalto, flores y cítricos en simbiosis

Los calores del verano nos “forzaron”, nos tendieron la mano para saciarnos con una cata, con un festival que nos alejara durante un buen rato de los pesados ardores estivales.
Había que buscar un tema, un hilo conductor para nuestra sed de experiencia…. Después de varias opciones nos decidimos por darnos un homenaje probando y comparando los mejores rieslings GG (Grosses Gewächs) de la segunda zona en cuanto a tamaño de Alemania: Pfalz (Palatinado).
Como es norma cuando aparecen los rieslings en las catas, detrás siempre está la misma persona. Herr nos expuso y mostró todo lo que una zona y, unos productores, pueden llegar a hacer dentro de sus seleccionadas parcelas con la experiencia que otorgan los años de conocimiento divino.

El Palatinado se caracteriza por ser una franja de aproximadamente 80 Km. de largo por unos 7-8 de ancho. Los vinos producidos en su parte norte son más frescos y ligeros, y cuando nos desplazamos hacia el sur, se tornan redondos y algo más grasos. Como en el resto del país, los mejores vinos son los elaborados con Riesling en detrimento de otras variedades que aunque no dan mal resultado, distan mucho de los de la uva Diva.
En esos 80 Km. de longitud, la zona tiene un separado y húmedo compañero de viaje: El Rhin. De ahí su antiguo nombre, Rheinpfalz. Otra característica geológica de la zona son los macizos montañosos de Haardt, que se convierten en los Vosgos cuando hacen frontera natural con Alsacia.

La experiencia dice que los vinos secos se llevan el gato al agua sin desprestigiar los dulces que, siendo más que competitivos, resultan quizá menos sorprendentes que los basados en una zona y elaborados como GC con un residual entre 4 y10 gr/l.

La noche se presentaba de la siguiente manera: Encima de la mesa teníamos 6 botellas de GG (eficazmente decantadas las que así lo requerían) de diferentes pagos palatinos, con una mayoría del productor Bürklin-Wolf y una representación, única y demoledora, de la bodega Dr. von Bassermann-Jordan.
La cata consistiría en la comparación entre pagos, intentando descifrar, entre otras cosas, el código mineral que cada uno de ellos posee en su interior y, con la última pareja de vinos, comparar el mismo pago y añada pero con distinto hacedor divino.


1ª pareja:

-Dr. Bürklin-Wolf Hohenmorgen GG 2004 Tonel #23:

El pago de Hohenmorgen está compuesto por arenisca abigarrada y algo de basalto, en la localidad de Deidesheim.
Presenta un amarillo dorado de buen brillo, con una lágrima apretada y algo lenta. La fase olfativa viene marcada por el melocotón y dejes de albaricoque maduro. Resulta meloso en boca, muy elegante y con un buen recorrido hacia una acidez bien entendida. Largo, cítrico y algo amargo al final del paladar.

-Dr. Bürklin-Wolf Gaisböhl (M) GG 2001:

Gaisböhl es un pago monopolizado por Bürklin-Wolf en Ruppertsberg. Orientado al sur, compuesto por arcillas rojas y amarillas acompañadas de un subsuelo de grava sedimentada que favorece el drenaje del agua.
Prácticamente el mismo color del anterior pero menos profundo. Algo cerrado al principio (este no fue decantado) da notas de barniz que no tardan en esfumarse, dejando flores blancas abiertas y una buena dosis de plásticos nuevos (esos 7 años de vida es lo que tienen…). La boca, siendo menos estructurada que la anterior, posee una firmeza y una conjunción más que decente. Dejes de fruta amarilla y cítrica en el postgusto, con un final algo mineral.
Personalmente creo que está en un magnífico momento para ser consumido.


2ª pareja:


- Dr. Bürklin-Wolf Jesuitengarten GG 2005:

Localizado en los dominios de Forst, se compone de un suelo de basalto aportado en la totalidad de sus 6,8 ha. 2º mejor pago de Pfalz.
Buena visual color limón bastante cristalino. Las flores blancas y la colonia son potentes en nariz, conjuntamente con un deje de caramelo de limón ácido. Boca directa, con cierta acidez que crece y se va dejando un largo y ácido final. Mineral curioso (¿volcánico?) en el recuerdo. Demasiado joven todavía para sacar conclusiones.

- Dr. Bürklin-Wolf Pechstein GG 2001:

17 ha. de puro basalto, el cual transmite a los vinos una característica mineral sin igual. También en localizado en Forst.
Algo más dorado (algo tendrán que ver los 7 años de vida que tiene) su amarillo, con una buena lágrima untuosa y lenta. Nariz plagada de mineral quemado, principios de parafina y tenues aromas crecientes de cítrico confitado y ramillete de flores variadas. Boca estructurada, de magnífico recorrido y mejor paso. Más complejidad y fundamento que los anteriores. Suave acidez prolongada al final de boca, con recuerdos de azúcar quemado y toques de hidrocarburos. Espléndido, para enamorar y durar muchos años todavía.


3ª pareja y definitiva:

- Dr. Bürklin-Wolf Kirchenstück GG 2002 & Bassermann-Jordan Kirchenstück GG 2002:












Pago de 3,7 ha. divididas en 6 productores, de los cuales Bürklin posee 0,55 ha. y Bassermann 0,44 ha. Considerado el mejor pago del Palatinado, produce una uva de extrema finura, complejidad y una longevidad fuera de serie.
Una comparación que quedará pendiente para otro día debido a un pequeño problema de TCA. La botella de Bürklin resultó un tanto desconcertante y no dejó sacar unas conclusiones finales.
En cambio el Bassermann fue inaudito. De color amarillo dorado y verdoso a la vez, muestra una nariz dominada por el aroma del azúcar moreno quemado, la fruta amarilla y ácida al punto de madurez con un fino almíbar mezclado en el fondo de un impalpable hidrocarburo que gana fuerza con el tiempo en copa. La boca sublime, de magnífico recorrido, con la acidez y la untuosidad justas para arroparse entre si, ganando en sensaciones por momentos. Final de regaliz, mineral y menta tan tenue como elegante, mucha profusión de minerales quemados y cáscara de mandarina seca.


Eso es todo, bueno no, para ser sinceros hay que decir que antes y después de semejantes vinazos pudimos disfrutar de otros de un nivel parecido o superior. Para hacer boca y empezar a refrescar los gaznates, un buen compañero aportó un magnum de cierto Champagne: Pierre Peters Brut Blanc de Blancs. Fresco, complejo en su justa medida y correctas pretensiones. De una larga y evocadora evolución en copa hacia registros superiores.
Justo después del último vino de la cata, hizo aparición un riesling de la misma casa Bürklin que últimamente está más que catado por estos lares. Nunca defrauda, sus años a cuestas y sus merecidas notas de vejez bien conservada lo proclaman santo varón donde quiera que va.
Y por último, para cerrar tan grata velada con otra aportación extra, metimos mano a un buen Oporto Vintage 1995 de Taylor´s. Profundo e intachablemente ensamblado con buenas notas de fruta fresca y pasificadas, equilibrado (pese a sus 20,5º) y persistente como sólo un buen Oporto sabe hacerlo.

Ahora si, eso es todo (que no es poco)…

14 comentarios:

Carlos Palahí dijo...

¡Hola Oscar!
Será porque es Se(p)tiembre o llámame (p)sicópata pero soy un yonki declarado del riesling.
Y sí, puedo decir que yo también estuve allí compartiendo afición y sensacions con otros tantos eganchados a la diva.
Por cierto un fuerte aplauso para Víctor y su aportación burbujean te.
Saludines con (p)seudo besos.

Oscar Gallifa dijo...

Jejejeje Como sabes tocar la flauta cuando te soplan en la oreja!! Jajajaja

Permíteme añadir otro aplauso al portado del Oporto (valga la redundancia)que no se quedó corto.
Una magnífica noche en buena compañia, para repetir en cuanto se tercie.


Saludos y hasta (p)ronto


OG

Vins i més dijo...

Menuda orgía de riesling... o rieslingada jeje... lo que si que parece ser y según el infanticido cometido con el 2005 es que este tipo de vinos mejora y mucho con el tiempo, no es cierto?
Hasta cuanto podría durar, segun la acidez o si la pierde tampoco flaquea?

La vida es muy corta como para beber vino malo.

Herr Direktor dijo...

Qué gratos recuerdos Oscar! ese post me ha hecho recordar aquél "sueño de una noche de verano", por los vinos sí, pero fundamentalmente por la compañía.

La comparativa de Kirchenstück entre B.Wolf y B.Jordan queda pendiente para cuando querais repetir: ya hay artillería preparada! Recuerda también que dijimos que añadiríamos una comparativa entre el ya archicomentado Grans Fassian Apotheke AL-GK '90 y el B.Wolf Gerümpel '90 para seguir alimentando el debate que abrí, creando más polémica que Jesús Mariñas!

Vins i més, precisamente ahora los 2005 todavía se pueden abrir antes que empiecen a dormir durante una temporada. Declarándome basáltico-adicto o fan declarado de Pechstein te diré que Jesuitengarten me pareció el vino más femenino (los asistentes a la cata saben porqué uso esa palabra!) y delicado de la noche. Pechstein en cambio representaba la mineralidad por encima de todo, no rudo pero sí potente, con músculo. Dejemos a Kirchenstück a parte porque este pago lo tiene todo y en dosis muy altas!

Respecto al cuánto podría durar estamos con la eterna pregunta: la vida de un Gran Cru alemán suele cifrarse en 15 años de media pero hay que probar según que rieslings para darse cuenta que a veces hay que añadir 85 años a esa cantidad y el vino sigue bebible y placentero.

Lo de la acidez creo que siempre está ahí (o no si el vino no la tiene). Con el paso de los años, la sensación de azúcar va desapareciendo y la sensación de acidez aumenta. He tomado también algún kabinett trocken del '82 (mala cosecha) y era un chirrío de acidez en boca que hacía imbebible el vino...añadas, productores, pagos, etc...es una conjunción de muchos factores para poder determinar la longevidad de un vino.

Oscar Gallifa dijo...

Que decir después de tan magno comentario del "sumo pontícife"!!

Estoy totalmente de acuerdo de que si un riesling, desde joven, tiene una buena acidez, esa será su tarjeta de presentación cuando con el ir y venir de los años decidamos darle sacacorchos. Efectivamente, no sólo parece que crezca esta, sino que se ve realzada por la perdida relativa de su dulzor (residual).

Vins i mes, no creo que un GC, de un buen productor, de una cosecha normal y con unos niveles equilibrados entre acidez y azúcar viva menos de 15-20 años contando con unas condiciones de guarda favorables. Palabrita del niño Jesú(itengarten)! :-))


Ya estoy temblando por la próxima comparación Herr... en tu casa o en la mía??


Saludos y hasta pronto, espero.

OG

J. Gómez Pallarès dijo...

Por si las moscas lo digo: servidor ya ha terminado las obras de su casa que le han paralizado casi durante cuatro meses, se ha trasladado y está ya disponible a partir de HOY mismo. Ya está bien de comparaciones y demás sin avisar a los amigos, qué caramba!!!
De las parejas, me quedo con la de Jesuitengarten: me gusta muchísimo, me gustan las mujeres y los jesuitas me caen simpáticos.
Un abrazo a todos!
Joan

Oscar Gallifa dijo...

Sin duda eres un puntal fijo a la hora de preparar catas de esta índole Joan! Huelga decir que "rechazaste" (pobre Joan, lo que hay que oir, eh? jejeje ese piso no te ha dado tregua) la propuesta de juerga veraniega.

Espero poder vernos pronto, ya sea Fassian en mano o con cualquier pócima universal de buen gusto.


Una abraçada.

OG

PD: Yo me quedo con Pechstein o Kirchenstück, pero con un lustro encima a poder ser.

Herr Direktor dijo...

Hombre! con la Iglesia hemos topado, ya decía yo que Johannes tardaba en aparecer a reclamar sus donetes!

Me alegro que ya hayas acabado las obras y no al revés!

Octubre será el mes indicado para proceder con lo antes citado.

Oscar, vale que me llame Pablo de apellido pero no me cargues el mochuelo con lo de Pontífice! yo soy un humilde e ignorante bebedor, siempre lo he dicho y siempre lo seré! es el único argumento que me permite justificar ante mi mujer el seguir bebiendo para intentar "ser algo el día de mañana". Respecto al tema del lustro adicional...todo se andará, todo se andará.

Oscar Gallifa dijo...

Herr, menos argumentaciones y más pruebas fehacientes de que el riesling aguanta lustros o decenios!!

Y Joan, no dejes pasar esa comparación de ´90´s, puede ser algo sublime y dificilmente repetible...

Saludos.


OG

Olaf dijo...

Buff, que rico ese Kirchenstück de BJ!!! Un vino que siendo del 2002, da la sensación que ahora comienza a brillar. En nuestro caso fué el que comenzó mas cerrado de la cata de los 2002. Y el Pechstein también me enamoró con su tremenda estructura en boca. Que vinazos por el Palatinado.
Saludos

Olaf

Oscar Gallifa dijo...

Efectivamente Olaf, parece que Palatinado queda un poco a la sombra de Mosel, pero cuando se pruebas esos vinazos te das cuenta de que poco tiene que envidiar a ninguna zona.

En cuanto al Kirchenstück, decirte que ya se tomaron las medidas correspondientes para no encontrarlo cerrado.. maravilloso, una nariz tan conjuntada que parecía redonda. El mejor del día, sin duda alguna por su calidad y, sobre todo, por su precio.

Saludos.

OG

J. Gómez Pallarès dijo...

Bien, amigos, pues en el campo palatino nos veremos!!!
Saludos
Joan

Herr Direktor dijo...

Hoy, no pregunteis donde ni como, he podido dar fin a un tercio de botella de Emrich Schönleber Halenberg GG 2005 que llevaba abierto dos días...jovencísimo todavía pero con un fondo mineral y una concentración y persistencia infinitas! Uno de los grandes GG del 2005 sin duda alguna, que todavía no ha empezado a dormir...Emrich es el segundo a seguir en Nahe, pero cada vez a menos distancia de "Dios en la tierra".

Luego también hemos abierto y liquidado un Dr.Bürklin Wolf Kirchenstück 2002 (para resarcirme del corchazo de la palatinada!)...¿pero qué tiene este pago para hacerlo así de mágico? la conjunción de notas de cítricos verdes con las de azúcar marrón y un eternamente presente fondo mineral han hecho las maravillas con una suculenta ración de secreto ibérico a la brasa con sal maldon y pimienta negra. Definitivamente este vino está hecho para este tipo de plato: graso y sabroso.

Por cierto, aprovecho para introducir aquí una posible explicación a las notas de azúcar marrón que nos dá esta añada: parece ser que siguiendo instrucciones del ex de Bettina Bürklin (Christian von Guradze), en esa añada se vendimiaron sólo (para Kirchenstück) los hombros de los viñedos y algunas bayas tenían la piel quemada por el sol...

Oscar Gallifa dijo...

Herr, eres nuestra enciclopedia divina privada! Un lujo leerte y, como no, poder contar contigo para cualquier tema que de riesling (y otros) se trate.

Que curioso lo de sólo vendimiar los hombros de los racimos, se aseguran una producción más suculenta y de calidad media muy superior, supongo. Curioso e interesante dato.

Déjame opinar sobre el productor Emrich Schönleber. Tu me dijiste cierta vez que lo probara, así lo hice, y me parecio cuasi idéntico en pureza y calidad a "ese tu Dios" del Nahe. No comulgo con ninguno de la zona (todavía), pero lo que he probado de Schönleber, comparado en RCP con Dönnhoff, me pone los pelos de punta...

En fin, para gustos...

Saludos y gracias por tu comentario!

OG