domingo, 3 de agosto de 2008

Un champagne muy chic: Piper-Heidsieck Brut

Hace bien poco escribimos acerca de un champagne de los llamados básicos, fácil de encontrar y por debajo de los veinte euros. Me sorprendió muy gratamente su calidad y redondez en boca, su destacable cremosidad. Hoy me gustaría escribir sobre otro champagne del mismo maison, se trata de Piper-Heidsieck Brut, de la zona de Reims.

Más allá de la calidad del vino, me gustaría que visitarais su página web ya que define muy bien la filosofía de la casa. Se trata de una página web muy elaborada, con diversos clips de video y que sabe transmitir muy bien una idea: hacen champagnes para gente diferente. El pasado de Piper-Heidsieck como productores se remonta a 1785 y desde entonces ha habido una estrecha relación con el mundo del arte, pintores, diseñadores, modistas, etc. ¿Qué es la extravaganza?. Este es el eslogan principal de su página web.

El ser chic, el sentirse como Marilyn Monroe tomando una copa antes de irse a dormir, cubiteras de diseño, el crear la botella más grande de champagne, del tamaño del actor Rex Harrison a mediados de los 50- el líquido de casi 64 botellas de ¾ se podía introducir en la susodicha botella- de casi metro noventa de estatura. Pero también el diseño de sus etiquetas, la presentación en una bolsita muy chic. A estas alturas podéis intuir lo que es la extravaganza…

Hablemos ahora de este Piper-Heidsieck Brut sin añada. Se trata de un multivarietal, principalmente de pinot noir con menieur y chardonnay en menor proporción. Para completar la mezcla se le añaden vinos de reserva de añadas anteriores que pretende darle un toque personal. Con posterioridad permanece en contacto con sus lías un mínimo de 24 meses.

Nota de cata:


Visual dorada con reflejos naranja, burbujeo continuo y bastante fino. Nariz muy noir, frutillos rojos, cítricos y toquecitos tostados aparecen muy claros al servirlo por encima de los diez grados. Comentar que mucho mejor a temperatura ligeramente elevada que como fue servido más tarde después de permanecer en la cubitera, donde perdió esa esencia tostada, incluso se percibían los ahumados de la chardonnay, y aparecieron claramente notas de pomelo rojo y rastros herbáceos que se acentuaron por retro. Muy similar en boca, mejor a mayor temperatura, más cremoso, buen carbónico. Cosquilleo final en lengua de estilo cítrico. Final corto.



Puntuación: 8,5 PCG

1 comentario:

Anónimo dijo...

extravagancıa

Nurıa Gonzalez, desde Estambul