jueves, 21 de agosto de 2008

Drouhin Pommard 2001

La amabilidad de los buenos vinos de la Borgoña francesa cautiva a casi todo el mundo. Tal vez ese color rubí, capa baja y ese paso por boca, con unos taninos suaves y para nada agresivos, hace que sea del agrado de muchos.
No soy gran entendedor de vinos franceses y los que llegan aquí están bien subidos de precio. A no ser que conozcas a alguien que sepa realmente qué comprar lo demás es una aventura.
Me dijeron que comprara una botella de Drouhin Pommard 2001 y así hice. Pommard es una de los pueblos más extensos de la Borgoña. El terreno es de tipo arcilloso e impregna a los vinos personalidad y estructura gracias a la pinot noir. La recolección, a mano, y el posterior transporte, en pequeñas cajas, son utilizados de manera que la uva sufra lo menos posible. La fermentación se realiza en tanques de madera o acero inoxidable durante una quincena y, posteriormente, reposan unos 18 meses en madera. Este Drouhin contiene 13% de alcohol.

Nota de cata:

Color rubí brillante, capa muy baja y ribete practicamente transparente. En nariz frutillos rojos, fresas y frambuesas y con la aireación surgen notas de tabaco, de puro y ligerisimos especiados.
En boca es pura seda, ligero y con recuerdos de la nariz por via retronasal. Un poco corto en su recuerdo. Una experiencia más en el complicado mundo francés.
Costó por encima de los 30 euros y tiene una RCP muy justa.

Puntuación: 8’5 PCG

No hay comentarios: