martes, 2 de septiembre de 2008

Citius Altius Fortius

En estas atribuladas fechas olímpicas y veraniegas algunos integrantes de esta modesta casa batimos a nuestra manera un record que quizás debiera figurar en el consagrado “Libro Gordo de Petete” llamado Guinness.
La cosa podría tomarse a broma si no fuera porque trajinar durante dos días tal preciada carga sin “morir” en el intento es por lo menos merecedor de un diploma olímpico. Otra cosa sería que nos hicieran, una vez consumado el acto, un test de dopaje…
La naturaleza puso el escenario,la zona pirenaica del Balaitous, a los pies del refugio de Respomuso, cabecera del Valle del Tena que se abre en Sallent de Gállego.
El Balaitous es el pico culminante a 3.144 metros. Hay quien lo ha llamado el Cervino de los Pirineos aunque su dificultad es nimia comparada con el gigante suizo.
Y allí estábamos nosotros con toda la “carne en el asador” para acometer la aventura. Se trataba de subir por una de sus caras y descender por la otra vertiente. Un inmenso nevero con hielo y roca era el obstáculo a salvar pero la Brecha Latour nos cedió el paso y se rindió a nuestros pies no sin antes exigir a cambio una buena dosis de adrenalina.
En la cima Oscar desenfundaba una botella de Auslese Barrique 2003 de Barzen, con sus correspondientes copas, para gozar inmensamente de una de las más bellas jornadas alpinas que se recuerdan.
A más de 3 mil metros el riesling era exultante, de una acidez cítrica a la vez que meloso y cálido al paladar. Había que sorber cada gota para no perder ningún matiz de este portentoso caldo que parecía vivo dejando a su paso por la garganta un estremecimiento húmedo con sabor a manzana verde, limón, miel y arándanos.

Han sido estos días de verano, al calor de la amistad verdadera que cada día se pone a prueba intentando tomar el pulso a esos gigantes dormidos a más de 3 mil metros, indiferentes a nuestras mundanas batallas. Así coleccionamos otros picos como el Gran Facha o los tres Infiernos, amén de otras cotas que guardamos celosamente en nuestro zurrón de aventureros.

9 comentarios:

Vicente Sierra dijo...

Muy bien chicos! Ahora a coronar el Mont Blanc descorchando en su cima un Egon Müller Goldkapsel, jeje.

Saludos.
Vicente.

Oscar Gallifa dijo...

Todo se hablará Vicente, todo se hablará.... Te vienes con nosotros?? :-)))


OG

Carlos Palahí dijo...

Tranqui Vicente, todo se andará...
Algún malpensado sacó a relucir una frase que se te atribuye y reza lo siguiente : "Que os divirtais..."
No te quepa duda que para la próxima aventura te embarcamos :-))

Carlos Palahí dijo...

Hola Oscar!
Y lo que no contamos en este reportaje...
Tengo unas fotos tuyas que "pa qué".Otro dia quizás nos atrevamos a salir del armario.

P.D.Ojo que nadie se confunda que lo nuestro es pura amistad.

José Miñarro dijo...

Enhorabuena valientes!! Sobretodo por llevar con vosotros un tesoro como el que os acompañó para ser descorchado.
Recientemente me fui andando desde Barcelona hasta el monasterio de Montserrat. No es un 3000 pero me sirve de entreno, quizás algún día os siga. Yo me olvidé el vino en casa.
BIENVENIDOS A TOD@S!!!

Carlos Palahí dijo...

Gracias José.
Los retos y las dificultades no se etiquetan. Lo nuestro quedaría en agua de borrajas para alguien que haya pisado el Himalaya...
Lástima, eso sí, que no llevaras ninguna botella. O mejor aún porque te ayudaremos a beberla si nos apremias.
Lo de seguirnos ya sabes que tienes las puesrtas abiertas.
Un abrazo!

Anónimo dijo...

...susss!!!!qué cosas más raras haceis!!!!
>>>;)
Dominic- la bruixa del vi --

Carlos Palahí dijo...

¡Hola Dominic!

Sólo sustituimos la escoba por el piolet ;-))

Un beso.

P.D.La próxima subiremos algún priorato.

Anónimo dijo...

HOLA CAMPEONES!!!

Me dais mas disgustos que satisfacciones!!!
Estas salidas tan esporadicas son las que hecho a faltar, parece que han tomado el sito otras cosas en nuestras vidas...espero repetirlo pronto.

un abrazo!!!