martes, 1 de abril de 2008

Somontano, crisol de variedades.

La comunidad aragonesa siempre ha sido una zona de gran valor vínico, cualquiera que tenga buena memoria en el tema puede recordar por ejemplo que Cariñena era una de las denominaciones que siempre ha reinado en cuanto a vinos de mesa y ,como no, de vino “de cada día”.
Varias denominaciones existen en dicha comunidad, todas ellas apoyadas hasta hace bien poco en la producción de vinos sencillos, dedicados a vender cantidad pese que su calidad dejara mucho que desear.
Calatayud, Campo de Borja y la antes comentada, Cariñena, son denominaciones que últimamente luchan por conseguir un hueco en el segmento de vinos de calidad, aprovechándose considerablemente en la Garnacha que tanta producción ha dado siempre.

Creada con otras aspiraciones sale a la palestra la D.O. Somontano, formada alrededor de no más de tres bodegas que lucharon por imponer ciertos aires de modernidad. Utilizando métodos nuevos y, sobretodo, permitiendo variedades foráneas para engendrar productos bien acabados y con posibilidades de triunfo en el duro mercado nacional copado por los nombres de Rioja y Ribera del Duero.


Hoy en día pasearse por las carreteras de dicha D.O. es todo un placer, los viñedos se extienden por los campos secos de lluvia por kilómetros, en perfecta linealidad y en simbiosis con las modernas bodegas nacidas de la nada.

Uno de los miembros de Vadebacus propuso hacer una cata temática de la zona y como ganas no nos faltan, nos dedicamos a recopilar y tratar de encontrar los vinos más característicos de la zona:


Enate Chardonnay F.B. 2004:

Uno de los mejores vinos blancos de la D.O. (con el permiso del nuevo vino de la misma bodega, Enate Uno), creado 100% con la aclimatada Chardonnay y criado 6 meses en el mejor roble francés.
Un vino pensado para aguantar el paso del tiempo relativamente, incluso necesitado de él para acabar de ensamblar algunas notas demasiado evidentes del aporte maderil.

Bodega: Viñedos y crianzas del Alto Aragón (Enate)
Alc. %: 13,5
Precio: 17€



Bonito color amarillo dorado muy brillante y con semblanza densa, con ancha lágrima de lento recorrido.
El primer y más fuerte aroma que desprende es el de la vainilla, dejando un tanto atrás la fruta amarilla, cítricos y heno segado de una intensidad notablemente menor. Afinando las fosas nasales se atisban almendras amargas, mantequilla algo rancia y tras bastante oxígeno ligeras pinceladas de ceniza.
Boca muy densa, con cierta estructura sabrosa que otorga plenitud. Acido en su justa medida y agradable frescura (cítrica) en el final de boca, que junto a un deje amargo enriquece su paso.
Retro bastante cítrico (monda de limón, piel seca de naranja) y notables recuerdos de crema catalana.

Puntuación VDB: 8.67


Ballabriga Auctor 2005:

Este vino de fundamento modesto, proviene de una bodega muy personal, dispuesta a enseñar sus armas a quien guste de productos con el sello de la personalidad.
Varias son las opciones que ofrece dicha casa. Auctor es un multivarietal que utiliza Cabernet Sauvignon, Merlot y Garnacha para formar un vino tánico y con posibilidad de evolución favorable a medio plazo.

Bodega: Bodegas Ballabriga
Alc. %: 13,5º
Precio: 11 €


De un color picota de capa media-alta, sin ribete aparente por su juventud.
Nariz con frutos rojos (grosella, fresa madura) y un trasfondo de tabaco rubio muy conjuntado. Después un curioso olor a bolsa de pipas saladas y ligeros especiados amables.
Boca astringente, pero con un buen paso y recorrido medio. Final prolongado por sus taninos todavía muy presentes.
Dejes balsámicos en retro junto a buenas frutas del bosque maceradas.

Puntuación VDB: 8.21


Ballabriga Selección Parraleta 2005:

Monovarietal de la uva autóctona de la zona, Parraleta (no confundir con Graciano, no tiene nada que ver…).

Bodega: Bodegas Ballabriga
Alc. %: 13,5º
Precio: 20 €


Visual de color picota de capa alta con un bello ribete violeta y una lágrima teñida.
Flores desbordan la copa con una frescura no esperada. Caramelo de violetas, canela y tabaco rubio se dan la mano para dejar paso a los toques de regaliz y tofee con chocolate.
La boca es de entrada sugestiva, con un magnífico recorrido y mejor paso. Acidez mezclada con sabrosura, un tanino integrado y redondo, delicado casi.
Retro de marcado carácter frutal, con suave acidez y muy buena longitud en boca.

Puntuación VDB: 8.73


Blecua 2001:

Uno de los primeros grandes vinos de la D.O. que nació con el encargo de representar a su bodega, Viñas del Vero, en la gama alta de sus vinos. Pese a ser ideado, cultivado y realizado en la casa madre, siempre ha tenido su propia bodega para descartar cualquier tipo de influencia con respecto a todo el resto de la gama de la casa madre.
Cuatro varietales forman el coupage de este caldo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo y Garnacha. Las crianzas se realizan de forma separada hasta el duodécimo mes en tonel francés, catando entonces para hacer la composición final y pasando ocho meses más mezclados hasta que se embotella.

Bodega: Blecua
Alc. %: 14º
Precio: 57 €



Color casi negro en el centro con un fino ribete mas ocre. Capa alta y lágrima abundante.Destacado un olor muy yodado, parece que necesita algo de aire. Después la caja de puros, fruta negra al punto de madurez y finos registros minerales (arcilla roja).Su boca le hace ganar enteros con una angulosa estructura de principio a fin. Una explosión de matices recorre la cavidad dejando notar sus taninos pulidos por el tiempo.
Retro muy marcado con persistencia de toques minerales, algo de compotados y una longitud en boca considerable.
Posiblemente en su mejor momento de consumo.

Puntuación VDB: 8.98



Enate Merlot-Merlot 2003:

Durante mucho tiempo, este monovarietal de Merlot resultó de los mejores y más reputados vinos de la variedad de nuestro país.
La bodega tiene especial cuidado en el ensamblaje de las partidas de esta uva, tratando así de que el producto final sea especialmente homogéneo añada tras añada. Siempre destacada la cara mas golosa de la variedad, afinando al máximo una maduración por si misma complicada en climas diferentes a su origen.
Esta añada 2003 realizó la maloláctica en madera y permaneció 14 meses en inmaculado roble francés de la mejor calidad.

Bodega: Viñedos y crianzas del Alto Aragón (Enate)
Alc. %: 14º
Precio: 22€


Color cereza de capa media, ribete rojizo y lágrima tintada.
Nariz bastante marcada por los recuerdos de anchoa, casi molestos. Fruta negra y roja aparece poco a poco para mostrar su lado más amable, con puntadas de vainilla y ligeros especiados.
Boca bastante ácida, con marcado carácter especiado que se traduce en un ligero amargor muy varietal. Astringente y algo secante, podría ser que le faltara un tanto de equilibrio en sus sensaciones para acabar de ser totalmente placentero.
Retro con dejes de fruta, yodo marino, toques de torrefactos y regaliz negra.

Puntuación VDB: 8.2



Como conclusión de esta cata, decir que aparte del tercer vino (Ballabriga Parraleta) ningún otro mostraba una característica de la zona. Parece que los vinos no aporten notas diferenciadoras con respecto al universo vinícola nacional, totalmente dispuesto éste a crear unos vinos de corte estándar y sin aportes característicos de sus zonas.

¿Perdemos rusticidad a cambio de globalización?



Nota; Como vino “TOP” de la cata, estaba pensado probar un Enate Reserva Especial Tapies 1998, pero una botella defectuosa nos quitó ese privilegio y nos obligó a buscar alternativas rápidas con el Merlot-merlot de la misma bodega…
Nos consta que en breve podremos volver a darle otra oportunidad al susodicho de 70€…

7 comentarios:

Olaf dijo...

Interesantes conclusiones, que se podrían, posiblemente extender a otras muchas DO, que intentan meterse en lo de los "vinos de calidad", olvidando por completo de donde vienen y siguiendo el patrón que parece que hay que seguir para hacer esos vinos de calidad.
El merlot-merlot era un vino que en añadas anteriores me gustó, no se si han cambiado mis gustos o el vino, pero la última vez que lo probé no me gusto demasiado. Y del blanco, yo no consideraría al "Uno" un vino para comparar, mas bien viene a ser una operación de marketing, ya que no es algo que se piense sacar año a año, si no una cosa puntual con un precio completamente desorbitado, para que la gente hable de él ¿no?
Saludos

Olaf

CarlosGonzalez dijo...

Hola Olaf, dejando de lado el Enate Reserva Especial, a nivel particular me sorprendieron gratamente el Parraleta de Ballabriga, muy satisfactorio, y el Blecua que juega con ventaja.
Salí algo decepcionado de la cata, salvada a mi parecer por los dos comentados.
El debate de siempre: vale la pena el "globalizar" los vinos?.
Saludos

Oscar Gallifa dijo...

Exactamente! Me congratula que las opiniones tiren por el camino que hemos comentado... Se están perdiendo las señas de identidad masivamente!

Recuerdo probar hace no demasiado tiempo, unos magníficos Merlot-Merlot, o algún Marboré y, esos si tenián un algo que podrías relacionarlo con su tierra.
Me pesa quizá más que a otros el caso en el Somontano, mis raices tiran, y le tenía bastantes ganas a esta cata que al final me dejó bien indiferente, primero por la homogeneidad de los vinos y segundo por el fiasco del Enate RE ´98.

En fin, habrá catas mejores y, espero, con más "terroir" autóctono!

saludos


OG

José Miñarro dijo...

Hola amigos! Aunque mi curiosidad por el vino es muy reciente, he de decir que el recuerdo que tengo de los somontanos Enate es muy agradable. Hace tiempor que no lo disfruto, pero recuerdo que era un vino con cuerpo y que tenía un sabro duradero tras su degustación.
En fin, espero que a partir del viernes tenga más información para poder compartir con vosotros las variedades y calificaciones de los vinos. Espero catar vinos dignos de su tierra.

Un abrazo!

CarlosGonzalez dijo...

Un saludo José. Todos aprendemos, no cabe duda, lo importante es tener ganas de aprender.
Nos vemos muy pronto...

Vicente Sierra dijo...

Eso esperamos todos, amigo José, que la próxima cata del Viernes sepamos distinguir y percibir la personalidad de cada "terroir" de la zona a que pertenece el vino.

Un abrazo.

Vicente.

Oscar Gallifa dijo...

José,

Ya ves que los gustos, los recuerdos y sobretodo las propias bodegas tienden a cambiar de parecer.
Yo también tenía un parecer especial sobre Enate, pero la verdad, despues de esta cata monográfica ha cambiado bastante mi opinión (espero que cuando pueda probar ese RE ´98 pendiente, me sirva para devolver buenas sensaciones!).

El gran problema es general, se tiende a un modelo único de vino, sin matices personales y con pocos distintivos de una zona en particular.

Ya sabeis que soy un enamorado de ese estilo clásico riojano y este tipo de "encontronazos" me hacen fortificar enormemente ese parecer.

Saludos y hasta bien pronto!


OG