viernes, 25 de abril de 2008

Cap de Barbaría


Entiéndase barbaría no como el establecimiento donde periódicamente, los que aun podemos, nos dejamos tomar el pelo sino como el lugar de procedencia de las razias berberiscas del mediterraneo en épocas pretéritas, cuando los turcos dominaban gran parte del Mare Nostrum.

En aquel entonces los pueblos costeros de nuestra geografía debían aprender a defenderse de aquellas incursiones piratas que asolaron gran parte de Catalunya, el Levante y las Islas Baleares.
Y es en estas últimas donde el problema adquirió verdaderos tintes dramáticos. Numerosos testimonios ya sea escritos o en forma de torres de defensa nos recuerdan hoy en día que el ver una vela en el horizonte era signo de mal presagio.

En ocasión de un reciente viaje a las islas Pitiusas y en concreto a la pequeña isla de Formentera me soplaron al oido el nombre de Cap de Barbaría. Una punta con un faro y los vestigios de una Torre de "guaita" que apuntaban directamente, a través del Gran Azul, a las costas africanas.

Un nombre que sirve a la literatura y que es momenclatura también de un vino muy curioso que se elabora únicamente en Formentera. Cap de Barbaría 2002 es el producto estrella de una artesanal Bodega de Formentera, con los terrenos a tocar del Cabo llamado de Barbería y que compaginan le enología con turismo rural de alto standing.

Xavier Figuerola, que es el director enólogo, explica que producen aproximádamente 8 mil botellas al año. Utilizan un coupage de 4 variedades con cabernet sauvignon, merlot, monastrell y la propia de las Baleares, la fogoneu. Mientras que las dos primeras reciben un tratamiento a base de roble francés nuevo y de segundo año, las más "salvajes" van directamente al roble americano.

El tiempo de permanencia es variable. La cata es la que decide los cambios de bota y el momento óptimo de separar el mosto de la madera. Los trasvases -curioso nombre ahora que la palabra está demonizada por la sequía- se realizan por gravedad y si la evolución del vino no es la esperada, aquel año no se saca cosecha alguna al mercado.




Nota de Cata


Cap de Barbaría 2002
8 mil botellas al año
Variedades : cabernet sauvignon y merlot en barricas de roble francés nuevo y de segundo año; y monastrell y fogoneu en roble americano
14% vol


Tiene una entrada muy golosa en boca. Higos maduros con notas de anís y ciruelas verdes. Algo herbáceo en el retrogusto con aroma de hinojo y hierba buena. Pese a la primera impresión opulenta es muy equilibrado con taninos muy domados que lo hacen muy redondo al paladar, resistiendo la complejidad.
Una rareza si tenemos en cuenta la limitada producción pero muy característico y con un marcado acento diferenciador.¿Sera la fogoneu?


Nota CP :9.1

Fotos originales del Autor

4 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Venga leer y por comentar sobre el Cap de Barbaría y jamás he tenido una botella a tiro. Ya veo que esto es urgente!
Saludos

Joan

Vins i més dijo...

Muy bueno el Cap de barbaria, junto con el Son Negre uno de los tintos que más personalidad me han demostrado de las baleares... Encima como comentas es el único vino de formentera...

Carlos Palahí dijo...

¡Saludos Joan! ¡Y otro para Gandía!
Si este vino hay que apuntarlos en la agenda y hacerse con unas cuantas botellas. Por cierto es algo diferente según qué cosecha.

Yo de las Balears añadiría el Anima Negre. En Formentera hay otra Bodega que elabora el Terra Moll con variedades de tinto a base de Monastrell y blanco con Muscat de Alejandría.

¡Un cordial abrazo!

xavito dijo...

Hola Carles!!!
Sempre he trobat els vins de les illes molt interessants per la seva personalitat.
Com ja recordaràs els vins de Miquel Oliver, com AIA de merlot 100% (que jo encara tinc alguna ampolla que crec que tindria que obrir d’hora) o el S´ESSFERRITXES que son vins que per la meva part demostrant molt de la seva terra. També recordo un altre que es deia CRATER, molt molt curios per les grans notes de terra volcànica que tenien. Per la meva part, son vins que tenim que conservar, per la seva climatología tan diferent de la nostra i sobretot les varietats tan peculiars que tenen, com la bodega VIÑATIGO que l’Oscar ens va ensenyar, on fan monovarietals de l’ illa del tot curiosos.
Larga vida a las D.O.del mundo entero!!!
Una abrazada MTBer!!!