viernes, 28 de marzo de 2008

Roux Père & Fils 2006 Gevrey-Chambertin

Teníamos que celebrar en casa un acontecimiento importante (mi hija mayor cumple los 16, ¡estoy de los nervios!), así que me decidí acompañar la cena del motivo de la efeméride con un vino que fuera un poco especial, a poder ser con carácter y personalidad -así es Ariadna- de una zona en concreto y sobre todo elegante, claro está, no podía ser otro que un tinto de la Borgoña (en francés Bourgogne), un Roux Père & Fils 2006 de Gevrey-Chambertin 1er Cru y 100% pinot noir.

Si existe un vino de terruño, con carácter de la zona que lo ve crecer, parece ser que el de Borgoña tiene este prestigio. Precisamente esta tierra, que puede ser de granito, calcárea o arcillosa asentadas en pendientes o laderas suaves que se adaptan perfectamente a su entorno y clima, es la que decide la jerarquía de los grandes y los primeros crus, y dentro de cada gran cru y primer cru la categoría de las parcelas que se llaman climats. Así nos damos una idea de que la Borgoña es una región vinícola tan aparcelada que se parece a un enorme puzzle el cual da lugar al más grande número de denominaciones de origen por kilómetro cuadrado.

Dentro de su propio terruño y como más importantes y conocidas tenemos dos cepas: el pinot noir y el chardonnay. El pinot noir, la variedad por excelencia de la Borgoña y para muchos la que ofrece los mejores tintos del mundo, constituye un 70% de la superficie del viñedo.
Es una variedad de brotación y maduración temprana y que a pesar de tratarse de una variedad tinta constituye la base de la elaboración del champagne blanco.

Pero vayamos ya a las impresiones del motivo de esta entrada que es la del vino en cuestión:
Color picota de capa media con ribete un poco anaranjado y lágrima irregular con sus 13,5% vol.
La nariz es música de violines! Sinfonía frutal y floral en armonía muy expresiva, fruta roja fresca (frambuesa y grosella) y aromas florales de violetas para pasar con tiempo en copa a lácteos sobre todo de yogourt de fresas y algo de especias sin destacar, para aparecer finalmente recuerdos a tabaco rubio y caja de puros. ¡Para disfrutar!
La boca es de etiqueta, fina y elegante, paso suave pero amplio, taninos redondos bien integrados con buena estructura y acidez que hacen pensar una larga guarda.
Final largo y persistente, mantiene sobre todo la fruta roja en todo su desarrollo, muy agradable.

Un buen 1er Cru de la Borgoña que creo que con el paso del tiempo y buena guarda mejorará sobre todo en boca para estar a la altura de su magnífica nariz.

P.V.S. 8,7

20 comentarios:

José Luis Giménez dijo...

Y una parte importante: El pequeño sorbito que probó la homenajeada ¿le gustó?
Que hay que ir promoviendo la curiosidad enopática en las nuevas generaciones. Saludos. Jose.

Vicente Sierra dijo...

Por supuesto que lo probó, hay que educarles el paladar para como muy bien díces se promueva la curiosidad por la cultura del vino en los más jovenes, y claro, por culpa de su padre, hace días que la homenajeada aprecía el vino.

Saludos.

Vicente.

José Miñarro dijo...

Muy bien Vicente!!
Nadie duda que disfrutaste en grande con este vino y la ocasión. A ver si tu hija hace también algún comentario por aquí sobre el vino. Estaría bien romper la hegemonía masculina que predomina en este blog...jjejejeje

Saludos!!

Carlos Rodriguez dijo...

Hola Vicente, precisamente ese vino lo compré hace ya algunas semanas y lo tengo en capilla, pensaba que estaría muy joven aún, pero por tus notas veo que ya está a buen nivel.
Le darias mucha más guarda??
Saludos
Carlos

CarlosGonzalez dijo...

Amigo Vicente, me declaro amante y seguidor de la pinot noir francesa, de la borgoña, y eso que no he probado mucha cosa. Esa ternura que se manifiesta en la boca, que parece ligera pero perdura en el paladar y esa belleza aromática, una medida suavidad... y si es en copa sommelier de Riedel, mejor aún...
Algún día tenemos que montar una cata de Borgoñas, hace?
Saludos!

Carlos Palahí dijo...

Hola Vicente!
Supongo que los nervios iniciales dieron paso a un relajamiento familiar mucho más placentero tras catar el susodicho caldo...:-D
Por cierto en la Borgoña son muy dados a nombrar Bodegas con nombres de padres & hijos.
Estoy en la linea general de aprecio por esta particular elaboración de la pinot noir de la Borgoña pero que fuera de la región en concreto no acostumbra a dar tan buenos resultados.
Un saludo a la espera de una próxima cata borgoñesa!

Oscar Gallifa dijo...

Me uno al grupo de enamorados de la Pinot & Riesling!

Por si no tuviera poco con el enjambre de nombres alemanes, ahora me tocará aprender algo más de la grafía borgoñona... Llamaremos a la puerta de Polakia para que nos haga un cursillo acelerado en la materia! :))

Vicente, la próxima botella de esa uva espero compartirla contigo! Salud!


OG

José Luis Giménez dijo...

Exxxxpléndido! Siempre me hace sonreir cuando alguien que no llega a los 20 años mira una copa de vino con la curiosidad de un niño pequeño :) Son el relevo. Ay! me siento viejo! Saludos. Jose.

Vicente Sierra dijo...

Bien visto José, la verdad que el comentario femenino sería una buena novedad por aquí, haber si se animan!!
Bueno, ya queda menos para disfrutar juntos de unos buenos caldos eh?
Hasta pronto.

Vicente.

Vicente Sierra dijo...

Hola Carlos, creo que haces bien en tenerlo en capilla y si tienes paciencia descorcharlo sin problemas en 5 años, por hechura, buena acidez y esos taninos tan pulidos hacen que le vea ese potencial de guarda que le hara mejorar en boca sin duda. Si te sirve de consuelo yo no tengo tanta paciencia y en 2 años cairía.

Saludos.

Vicente.

Vicente Sierra dijo...

Carlos, yo tampoco he probado como quisiera la uva en cuestión, pero me uno al grupo de amantes y seguidores, así que vete preparando que la cata que propones por mi parte ya está en marcha.

Un abrazo.

Vicente.

Vicente Sierra dijo...

Amigo Carles, no entiendo tu comentario, el municipio de Gevrey-Chambertin se encuentra en la legendaria Côte d´Or, más concretamente en su primer tramo que se conoce como la Côte de Nuits, la zona donde se hacen los mejores tintos de Borgoña. Chambertin es uno de los nombres de peso de Borgoña, por eso siento discrepar de tu comentario.

Una forta abraçada.

Vicente.

Carlos Palahí dijo...

Amigo Vicente.
Es que no hay nada que discrepar.Quizás no me expresé demasiado bien.
Digo que me gusta la pinot noir y en cocreto de la región de Borgoña porque tienen una particularidad que les hace únicos, sea donde sea la parcela,village o subregión o como se quiera llamar pero dentro de la zona.
Apuntaba no más que en otras partes del mundo se utiliza la misma variedad de uva pero con resultados muy diferentes de como aparecen en la Borgoña.
Un "franco" saludo.

Vicente Sierra dijo...

Amic Carles, siento no haberte entendido como debiera y aún más sabiendo lo conocedor que eres de la zona en concreto. Haber si la próxima vez te leo con más atención y rigor.

Salutacions.

Vicente.

Anónimo dijo...

Bueno, yo os recuerdo que el tema para la cena de la próxima calçotada Porrerana- SI, YA SE QUE FALTA UN AÑO, pero pasan volando- ES BORGOÑA EN TODA SU EXPRESIÓN!!!

Felicidades a tu hija, y nada, 16 años es una mala edad, sobretodo para una chica, pero saben apreciar el vino bastante!!!

Yo tengo una de 16 que os podría dar lecciones jajajaja!!!, bueno d ecata no, es bastante durilla para la cata.

FELICIDADES DE NUEVO PARA LA NIÑA.MUJER, y mucha paciencia para el padre, que la hay que tener con hijos de esa edad.
Dominic

Vicente Sierra dijo...

Perdón, donde puse "haber" quise decir "A ver", es que no se puede correr escribiendo...

Saludos a todos.

Vicente.

CarlosGonzalez dijo...

Hola Dominic por aquí. No creas que no me acuerdo de tu próxima convocatoria nocturna dentro de un año, y eso que tengo mala memoria...
No sé como lo haré para poder asistir, igual en esa ocasion si que rservaria hotel con mi mujer, Cris, y mi peque, menuda ocasion!

Anónimo dijo...

Hola Carlos, yo procuro estar en todas partes siguiéndolo todo, las brujas tenemos el don de poder trasladarnos con la escoba, a velocidad mayor, que el resto de mortales ;-))
Lo del año que viene, pues eso, falta un año, pero yo pienso que puede quedar al menos tan bonito e interesante como este año, además la Borgoña para mi es otra de las grandes desconocidas, y es uno de los grandes mitos, como la riesling, o sea, que a por ello.
Todo lo que nos permita profundizar en los mitos es bonito.
Menudo blog os va quedando, no parais de beber ;-)))dais mucha envidia!!!

Vicente Sierra dijo...

Gracias Dominic por tus "ánimos" y consejos de parte mía y de la homenejeada a la que le a hecho mucha gracia que por fín alguien le llame mujer. Para los 18 tengo reservado sin duda uno de tus vinos de los que soy un enamorado.

Saludos.

Vicente.

Anónimo dijo...

Vicente, es que son mujeres.
Los padres nos obstinamos en verlas como niñas, pero son mujeres.
Yo tengo una de 16 que se va sola ahora 15 días a Galicia con 20 amigos y una amiga, de enología, a hacer un seguimiento d ela zona del Bierzo, y a probar albariños. Se van en autocar porque quieren comprar mucho vino entre todos y comercializarlo.Jajaja
la mia es la más joven y una de las dos únicas chicas.
Mi hija mayor con 16 años se fué sola con una amiga varias veces por europa a hacer recorridos.
Son mujeres...
yo pondría en manos de mis dos hijas mi vida sin pensarlo, en caso de emergencia, mucho más en sus manos que en las manos de gente más adulta.
Son mujeres, con cara de niñas, pero espíritu de mujeres.