domingo, 2 de marzo de 2008

Más Clos Dominic Vinyes Altes 2005

Lo bueno que tiene pertenecer a un grupo es que existen opiniones diversas, cada opinión cuenta, a pesar de la diversidad.
Hoy tenía en casa unos buenos pedazos de carne de ternera gallega, traída de allí, carne jugosa y rica. Después de la monumental cata Prioratina que tuvimos la suerte de montar, pensé rápidamente en este Priorat, que había catado por última vez en agosto de 2007, en un festival del cual siempre guardaremos grato recuerdo.
Casi nueve meses después de catar el Clos Dominic Vinyes Altes 2005, me decido a abrir una de las botellas que guardo con cariño.
Pedazo de corcho, compacto y en perfectas condiciones, y al descorchar aparece un aliento propio de la bodega, una mezcla de aromas primarios de fruta negra madura, y unas pinceladas a madera, especiados y ligeros avainillados, que dejan paso majestuosamente a aromas mucho más amables, retros de hierbas mediterraneas y regalices, y un trago enormemente corto el que hay que dar, pués el recorrido de este vino es larguísimo. Mineral, caramelo de cafe con leche en el posgusto, acompañando a unos taninos que están presentes por su juventud, pero que dan rienda suelta a las enormes posibilidades de este potente vino, equilibrado y con cuerda para rato.
Cuando charlas con Dominic, te dice que ella no sabe hacer vino, que se limita a seguir su instinto. A mi me da igual, que sepa o no hacerlo, que siga su instinto catador, que sea cabezona cuando decide coupages. Si el resultado año tras año es como el que tengo, lo poco que me queda, en la copa ahora, como si lo hace Marianico el Corto.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No, no se hacer vino.
La verdad es que lo mio es pura "brujería"
Un saludo.-
Dominic