miércoles, 9 de enero de 2008

Viña Tondonia Reserva 1999

R. López de Heredia Viña Tondonia S.A. es una bodega de la que podríamos contar mucho y no aportar nada. Ésto es: ¿qué puedo añadir, intentar explicar, sobre una bodega de más de 120 años de tradición?. La respuesta está clara: poco, todo se ha dicho y de todos es conocida.
Es por eso que me limitaré a trasladaros en estas líneas mi experiencia personal con la bodega.
Hace más de veinte años, intento recordar, que alguien me habló de la finura de sus vinos, sus grandes reservas. La característica fundamental de estos vinos, me indicaban, era la finura, la tersura de la entrada y el paso por boca, su amabilidad y su recuerdo evocador de antaño. Esa persona casi siempre me hablaba de los tintos, los que más le gustaban, de los sesenta y tantos y alguno de principios de los setenta. Como siempre pasa en este mundo, la manera de explicar las sensaciones y de trasladárnoslas es lo más complicado, y en ese caso, lo hicieron tan bien que se me quedó grabado. Un par de décadas después, conseguí contactar con Mª José López de Heredia y pude conseguir hacer realidad uno de esos sueños: el catar un histórico de la bodega. Decir que el buque insignia de la bodega es la exquisita relación y trato que da a sus clientes. Ella ya lo sabe, pero desde aquí quisiera reiterarle mi agradecimiento a Mª José.
Desde entonces ya he catado varios de sus vinos, exquisitos grandes reservas blancos, como el del 1973 o el 1981 hasta Tondonia 1981 o Bosconia 1978.
Hace un año, cuando probé el Tondonia 1998 no me pareció un vino seductor, impactante como otras añadas. En los primeros días de 2008 tuve la oportunidad de disfrutar la nueva añada, la 1999, mucha calidad encontramos en esta añada, me impactó. Decir que acompañó estupendamente un Fricandó. Aquí os dejo mis impresiones durante la comida:

Nota de cata: Variedades: Tempranillo 75%, Garnacha 15%, Graciano y Mazuelo 10%. Graduación alcohólica: 12'5%. Añada 1999.

Color rubí con ribete teja, limpio. Nariz frutal, frutos rojos maduros, especiada (vainilla) y esos particulares aromas de hojarasca, se percibe el terroir, la madera (no especialmente presente).
En boca es espectacular, entrada de acidez algo subida, con mucha vida. Remarcable el paso muy equilibrado pero el poderoso final y un ENORME retronasal ,donde convergen fruta y barrica, hacen que sea inolvidable. Me ha encantado, enorme con la carne con setas, una maravilla.
Puntuación: 9'05 PCG

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vinos maravillosos, tanto los Tondonias como los Bosconias y con punto y aparte para los Tondonias Blancos, el mejor blanco de España. Gracias algunas buenas y sabias personas se han puesto de moda y ojalá sigan así muchos años. El Tondonia 1999 no lo he probado por que aún tengo del 96, el 98 también me gusto mucho, de todas maneras son vinos muy equiparables entre añadas, sin grandes diferencias entre ellas.
Seguir comentando tan buenos vinos,es un placer,
Un saludo
Federico

CarlosGonzalez dijo...

Vaya , Fede por aquí ahora ;). Tal y como dije en la entrada, este 99 me convenció de tal forma que al día siguiente ya estaba escribiendo esta entrada. Además la añada 98 no acabó de conectar conmigo y la ilusión fue por triplicado. Buena añada para el Tondonia. Y cierto, los blancos de Haro son de lo mejor en la península. Hace poco disfruté un 73 que estaba de muerte...
Carlos