miércoles, 30 de enero de 2008

Saliendo del armario



Tras una de las mejores esquiadas realizadas esta temporada, que son escasas y en el sentido literal de la palabra –que nadie se preste a confusión semántica-, realizadas en compañía de mi pareja de hecho –mi alma gemela, mi amigo del alma-, como afirma mi mujer siempre que la ocasión se le presenta, me decidí por darme un homenaje en el solaz recreo de una tarde más que apacible en el salón de mi hogar.


Tanto es así que descorché dos de mis mejores armas letales, que guardaba celosamente en el armario de mi bodega. Me refiero nada más ni nada menos que a dos especímenes de la Bota de, del Equipo Los Navazos S.L., de la Bodega Sánchez Ayala, que recientemente llegaron a mi poder de la mano de nuestro particular mecenas que nos introdujo en estos preciados vinos provenientes de Sanlúcar de Barrameda.


Se trata de la Bota nº 8 de Manzanilla, finca Las Cañas, y la Bota nº 9 Amontillado, del Equipo Los Navazos, de las Bodegas de Sánchez Ayala, situadas en el antiguo barrio de la Balsa en Sanlúcar de Barrameda; una zona robada al estuario del Guadalquivir y que en épocas pretéritas estaba rodeada de navazos, terrenos de cultivo que aprovechaban la humedad de la capa freática.


Pocas veces el placer se multiplica cómo en el caso que nos ocupa. Una oleada de sabor y color invadieron por completo aquellas horas en que se manifestaba el ocaso de un día espléndido y nacían un sinfín de notas musicales que orquestaban mis sentidos en una ópera infinita de sensaciones.

Nota de cata



La Bota nº 8 de Manzanilla
Finca Las cañas
15% Vol.
Octubre 2007: 2500 botellas
D.O.Manzanilla Sanlúcar de Barrameda

Color amarillo dorado, aceitoso y muy limpio y brillante. Primer gusto a gamba blanca, algas de mar y un segundo paso a aceitunas, tomillo y almendras. Huele y sabe a puerto pesquero. El alcohol se deja notar pero ofrece un conjunto chispeante, fresco y jovial.

PCP : 9.35




La Bota nº 9 Amontillado
Los Navazos
20% Vol.
Octubre 2007 :14.000 botellas
D.O.Jerez –Xerès- Sherry

Color caoba claro, limpio y brillante. Nariz intensa con picos de barniz, a madera vieja y cola de carpintero. Una entrada untuosa, golosa y una acidez como contrapunto muy larga. Un segundo paso a frutos secos, almendras amargas y alcachofas. El salitre marino también se encuentra presente matizado por un gusto a toffee y notas dispersas a frutos secos.
Recorrido muy muy largo, persistente: parece que el aroma que desprende se pegue a la piel como una segunda capa que permanece durante horas. El sabor acompañará durante largo tiempo y su recuerdo en boca será eterno, incluso muchas horas después de haberlo tomado. Una experiencia maravillosa y única.

PCP : 9.75


P.D. Todas las fotos son originales del autor.
La primera corresponde al Pirineo catalán.

10 comentarios:

CarlosGonzalez dijo...

Carles, ojalá te prodigaras más por estos lares, cada entrada es un lujo. Coincido en tus descriptores en La bota de amontillado, perfectos.
Felicidades por esta entrada, lo dicho.
Carlos

Carlos Palahí dijo...

Muchísimas gracias.
Pero el placer es mio de poder compartir estas experiencias con todos vosotros.
La verdad es que sólo recojo el testigo de otros que me han precedido al catar estas maravillas del Sur de la Península.
No dudes en abrirte una botella e ir degustándola poco a poco. A mí me ha durado por lo menos tres semanas; y eso que siempre he tenido compañía.
Un abrazo.

Oscar Gallifa dijo...

Vaya, creo que me puedo dar por aludido con lo de la esquiada maravillosa!! Son tantas ocasiones/aventuras que uno ya casi no le da importancia!! :-))
Nuestras mujeres, unas santas que nos permiten esta sub-relación "amorosa" tan fructífera!! :-DDD

Eso si, "La bota de ..." es lo mejor de todo!

Saludos


Oscar Gallifa (Vadebacus)

CarlosGonzalez dijo...

Más que unas santas diría yo que no saben lo que tienen en casa. juas juas!

Carlos Palahí dijo...

Holas!
Para aventuras, y de las buenas, las que nos esperan la próxima semana. Suerte que tengo un LARGO FINDE para consolar a mi "sufrida" esposa y madre, según dicen, de mis hijos.
Un saludo a todos!

J. Gómez Pallarès dijo...

Lo mejor de estas botellas, como apunta Carlos en uan de las respuestas, es que las abres y las guardas y duran y duran y duran y crece su contenido en la botella, se hace grande y grande y grande.
Tener un amigo, hacer "cosas" con él, que lo sepan las santas respectivas y que se abran, además, botellas como éstas, es algo que en mi casa no puede pasar. ¡Suertudos!
Una curiosidad: el amontillado, ¿solo o caompañado? No me refiero al amigo ahora!!!
Saludos
Joan

Carlos Palahí dijo...

Amigo Joan.
Parecerá un despropósito, pero yo me lo he ido tomando en ocasiones sin nada ni "nadie", como quien dice a "palo seco" sentado en el salón de mi casa y dejando correr el tiempo escuchando un poco de buena música.
Un saludo.

Carlos

Oscar Gallifa dijo...

Osea, que para sufrir penalidades y sufrimientos varios por todos los picos de los Pirineos si que me llamas, pero para degustar esos vinos tan excelsos me dejas en casa... mu bonito!


Bueno, cuando yo abra un Müller te llamaré al día siguiente para que huelas el corcho! :-PP


Saludos y recuerdos a los portugueses!!!

Olaf dijo...

Dos vinazos. Creo que este fin de semana atacaré una segunda botella de la manzanilla que ya toca.
El amontillado esta IMPRESIONANTE. Una joya.
¿Como va la nieve este año? Yo estoy dudando si subir unos dias con mi primo o saltarme otro año de esqui.
Saludos

Olaf

Oscar Gallifa dijo...

Olaf,

La nieve va como va... no para tirar cohetes ni mucho menos, pero mejor que el año pasado si está!

Si vas a esquiar al Pirineo, sin duda ves al andorrano, es el mejor mantenido y cuidado, toda una garantía en estos tiempos de escasa nieve.


Saludos y a por la Manzanilla!!


OG