viernes, 11 de enero de 2008

Heymann-Lowënstein Auslese Winningen Röttgen 2001

Apenas un mes y unos días después de catar y maravillarme con el sonido de las mariposas de Heymann-Löwenstein, cae una botella de este elixir que todo mortal debería probar y disfrutar. En esta ocasión se presenta en formato 3/4 y la añada es la 2001.

Como ya he escrito anteriormente sobre la bodega me centraré en mis impresiones durante el periodo de cata.

Nota de cata: Uva riesling, auslese, añada 2001, 11'5% de alcohol.

La primera diferencia la observamos en el contenido alcohólico, esta nueva añada se sitúa en 11'5 por el 9% de la 2000. En su color tiende a ser meloso pero no tanto como el 2000, sin duda más evolucionado por tener un año más y estar en formato 3/8. En nariz, más de lo mismo, recién abierto muy expresivo en cuanto al mineral pizarroso, inconfundible diría yo esta marca de la casa, ligero burbujeo al decantarlo para su aireación y notitas de miel y fruta con hueso madura. Con casi ocho horas en el decantador continua ese mineral pizarroso, arrebatador, y sobresalen ligeramente notas de flores blancas que a copa vacía se potencian, junto a un seductor aroma a piedra de fusil que no supe extraer en la añada 2000. En la boca se nota que el azucar no está tan integrado como en la anterior añada, se nota aún joven. La presente acidez contrarresta el efecto del azúcar y podemos concluir que es un vino que tendrá una muy buena evolución en botella en los próximos años. Hoy en día está mejor la 2000 pero en un par de años este auslese 2001 dará mucho que hablar. Muy largo al final y envolvente. Riquísimo.

Puntuación: 9'2 PCG

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Grandisimo vino, de marcada mineralidad, tanto que su color es más rojo ( R =rottgen,"rojo" ) que amarillo, lo cual hizo pensar a un amigo ( viendo su color un tanto anómalo) que estaba oxidado, cosa que se desmitió sola cuando lo probó. Yo los tengo desde la añada 2001 y están haciendo tiempo.
Saludos.
federico

CarlosGonzalez dijo...

Hola Fede de nuevo:
Yo había probado la 2000 un par de meses antes y me llevé un gran susto al ver ese color casi de la miel, denso. Pensé en una evolución demasiado marcada pero a las 3 o 4 horas de decantado estaba fabuloso, tanto que conseguí un par de la añada 2001. Qué rico!, fabulosos, verdad?
Saludos
Carlos