sábado, 19 de enero de 2008

Domaine Bruno Cormerais "Cuvee Vieilles Vignes" 2003

Que alegría cuando vi aparecer a mi señora jefa con una botella de este particular vino debajo del brazo!

La bodega de Bruno et Marie-Françoise Cormerais está localizada en el pueblo de St.Lumine de Clisson, y trabajan sus uvas de la variedad Melon de Bourgogne en la subdenominación Muscadet Sèvre & Maine (Vallée de la Loire) .

Dentro de su amplio catálogo de vinos, en el cual no dejan de existir diversos caldos tintos, encontramos este que hoy ocupa la entrada. Se trata de un vino que realza las particularidades de su zona, la mineralidad exclusiva y diferenciadora que poseen. Aparte de otros valores muy atractivos, como puede ser su magnífico precio y/o su originalidad en cuanto a una acidez muy viva.
El Cuvee Vieilles Vignes se crea ha partir de viñas con cuarenta años de vida, e igual que la practica totalidad de hermanos menores que le acompañan en el catálogo, fermentado y criado sobre lías durante 14 meses..

En la contra etiqueta no mienten, y comentan su capacidad de guarda estimándola en 4-5 años mínimo después de la cosecha. No lo dudo, este 2003 está muy, pero que muy vivo y para nada con signos de cansancio en su vida!


Nota de cata:

D.O./Zona: Muscadet Sèvre & Maine (Vallée de la Loire)
Variedad: Melon de Bourgogne
Alc.: 12,5%
Precio: 7-8 €

Color amarillo dorado, con bastante brillo, y una estructura algo densa.
Nariz marcada por fruta amarilla, y algo de tropical, manzana madura, pera limonera, y piña en almíbar. Con algo de tiempo y aire, resurgen aromas de levaduras o harina, mineral calcáreo (Talco) y ciertos toques cítricos de mandarina verde.
Boca particularmente curiosa, por un tacto algo untuoso pero seco, con un recorrido muy bonito y una acidez que se torna en un fino amargo al final del trago.
El retro es totalmente marino, con yodo, conchas de moluscos troceadas, que sumando el punto amargo (Casi herbáceo) y una pincelada de granito, es el aporte mineral autóctono de la zona.

Puntuación: 8.8POG


En cierto modo me recuerda a algunos Albariños bien echos, cuando estos son minerales y conjugados entre acidez y sabrosura.
Perfecto para acompañar mariscos y pescados, particularmente me gustó muchísimo con unos rollitos de Camembert y salmón ahumado.

Buenísima RCP, y perfecto para tomar dentro de 2-3 años todavía!

No hay comentarios: