lunes, 3 de diciembre de 2007

Heymann-Lowënstein Auslese Winninger Röttgen 2000

La pareja Heymann-Löwenstein cultiva su Riesling en La Mosela, en su curso bajo, entre abruptas terrazas. Un microclima que permite la proliferación de un ecosistema peculiar: abundan reptiles, plantas mediterráneas y una mariposa que sólo se encuentra en una zona de Los Alpes. Esto, unido a un suelo extremadamente pizarroso, proporciona unas cualidades casi únicas que podremos encontrar en sus vinos. La pizarra azul, marrón rojizo en la comarca de Röttgen por su contenido en óxidos de hierro, le proporciona al vino una explosividad de la que hablaremos más adelante. En esta ocasión comentaré un vino de la afamada zona de Röttgen, un auslese de categoría: Heymann-Löwenstein Auslese Winninger Röttgen 2000. La bodega clasifica las viñas situadas en Röttgen como “grand cru”. Así nos podemos hacer una idea de la calidad del vino que tenemos entre manos.

Nota de cata: Bodega Weingut Heymann-Löwenstein, zona Mosel, uva riesling, 9% alcohol. Comarca de Röttgen. Botella en formato 3/8.

Nunca había visto un cambio tan espectacular en un vino al oxigenarlo. De hecho, al abrir la botella para proceder al decantado, me dió la sensación de un vino con una nariz muy madura, cargada de aromas a levaduras y no daba un euro por él. Pedí ayuda y me aconsejaron que le diera tiempo, unas horas de margen. De principio a fin apareció la pizarra, mineral abundante, asomando por encima de cualquier otro aroma, tremendamente explosiva. Notitas de tinta de rotulador Veleda. Color de la miel, de la fruta amarilla muy madura, color de tokaji. Muy inquietante en cualquier caso. En escasas tres horas el capullo se transformó en mariposa, me vino a la cabeza la mariposa de la zona. Una maravilla se presentó en el fondo del decantador: aromas frutales, melocotón y membrillo muy maduro, escalofriante la intensidad de sus aromas, agitaba una y otra vez la copa admirando la lenta lágrima y su dibujo envolviendo el cristal. Algún cítrico y hasta alguna nota floral adornando el conjunto. En boca dulzor y exquisita acidez, tremendamente equilibrado y largísimo, cada copa se disfruta más que la anterior, una locura de vino. Aromas a piedra por retronasal, cargadísimo de fruta. Una recomendación: acompañar con el más bello de los ruidos: el silencio.

Puntuación: 9’3 PCG

La foto de la mariposa extraída de la web de la bodega.

10 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Yo, cuando me planto ante un vinod e estas características, es como si tuviera al Herr a mis espaldas, revoloteando cual ángel protector y aconsejando "decantación,d ecantación, paciencia, paciencia!!!". Hiciste muy bien decantando y dando horas al vino. Esta bodega es una de mis preferidas del Mosela y todo lo añejo que he probado ha exigido no menos de dos horas de decantación previa.
Estuoenda descripción: las mariposas del Pleistoceno estarían orgullosas!!!
Joan

Nuria Gonzalez dijo...

TT,

Para el sábado prefiero FIJI WATER.
¡¡A ver si me la encuentras!!

Núria

CarlosGonzalez dijo...

Joan: Una maravilla de vino, perfecto equilibrio en boca y largo de "narices" y la nariz maravillosa. Uno de esos que te agradaría tener cajas.
Salut!

CarlosGonzalez dijo...

Núria, haré lo que pueda para el sábado, pero o me desdoblo o sólo me queda eso de... omnipresente?
Se hará lo que se pueda.

Oscar Gallifa dijo...

Carlos,

En cierto colmado de Sant Cugat lo puedes encontrar, confirmado!! :-))

Que no se diga, hombre!!


Saludos


Oscar G. (Vadebacus)

CarlosGonzalez dijo...

Jajajaja, ya lo sé, hombre, pero ya sabes que me gusta hacerme de rogar jajajaja. Esta tarde ha sido de alucine, ya te contaré en otro lugar, de alucine puffff

Herr Direktor dijo...

Carlos,

didáctica y original nota de cata o mejor diría yo la metáfora de la mariposa!

Fantástica añada para Heymann Löwenstein y sus vinos, creo que ya comenté en el blog de Joan: http://devinis.blogspot.com/2007/08/heymann-lwenstein-tba-2000.html

el fenómeno del "sueño de una noche de verano" que se produjo en la añada 2000 en los vinos de H.L.

CarlosGonzalez dijo...

Gracias por tu comentario, Herr. La verdad es que me pareció un sensacional vino.
Para tener cajas y cajas de éste o de cualquier otro dela bodega ese año.
Salut!

Herr Direktor dijo...

Eso, eso es lo que hay que hacer: como me dijo M.Camblor hace años: "hay que comprar por múltiplos de cajas: es la única manera de comprobar la evolución y disfrutar el vino a lo largo del tiempo", cuánta razón! volverse selectivo con las compras y centrarse en lo que a uno le interese en detrimento de lotes y selecciones donde el batiburrillo se impone.

VadeBacus dijo...

Ya, está claro, pero dicen que en la variedad está el gusto. Y la billetera también debería tenerla por cajas jajajaja.
Veremos ese 2001 y si sale bueno, preparate!!! :)))
Ale, salut HERR!+
Carlos