sábado, 17 de noviembre de 2007

Momentos divinos

A veces pasa. Estamos concienciados de saber qué nos gusta, o lo que más o menos nos resulta agradable… A su vez, y mejor todavía, sabemos lo que no nos gusta!
En nuestro grupo ha habido siempre una opinión generalizada, algo desconfiada o casi negativa, sobre los vinos del nuevo mundo, sobretodo de la zona de California.

Como a menudo hacemos, visitamos un buen establecimiento vinícola en el cual se puede tomar, desde una copa de cualquier vino que tengan en ese momento abierto, hasta cualquier botella completa que conste en su amplio y selectivo catálogo. Ese día teníamos muy claro lo que pensábamos tomar : un Champagne decente y un buen Borgoña.
Llegado el momento, siempre nos dejamos recomendar por el excelente personal del que allí disponen y al que tanta confianza tenemos. Planteadas nuestras opciones, y sabedores de nuestros gustos en general, proponen un cambio…

La primera botella resultó un bonito ejemplo de un vino sumamente elaborado, con especial trato y cuidado en la crianza prolongada de su vino base.

Egly-Ouriet, Brut Tradition Grand Cru:

Elaborado con Pinot Noir, Pinot Menieur, y una pincelada de Chardonnay, se considera a este espumoso francés un “Blanc de noirs”. Bodega procedente de la zona de Ambonnay

Nota de cata:

Presenta un color amarillo dorado, bastante profundo y subido de tono, con una fina burbuja que no corona en la copa. Parece que se intuye algo untuoso...
En nariz destacan los olores de fruta blanca sumamente madura, con mucha manzana asada y en confitura dulce, pera limonera, recuerdos cítricos como de carne de membrillo, y finas levaduras que asoman tímidas con el aire. Con cierto tiempo en copa se añaden aromas de orejones, y mantequilla fresca.
La boca es como se esperaba, con muy buena integración del carbónico, que solo está presente en la punta de la lengua, pues desaparece casi instantáneamente, dejando un tacto sabroso y untuoso a la vez.
El final en boca resulta largo y que, a pesar de tener justa acidez, perdura durante largo tiempo.

Puntuación Vadebacus: 8.9 P.


Después de este bonito ejemplo de vino espumoso, tocaba el Borgoña antes mencionado, pero Jordi Caballé (nuestro asesor amigo!) nos sorprendió con un vino totalmente desconocido y que resultó una de esas botellas que se recuerdan por mucho tiempo…

l’Aventure Optimus 1999:

Bodega Stephen Vineyard
Paso Robles, 14,7%
Se compone de un 52% de Syrah, 44% Cabernet Sauvignon, y un pequeño porcentaje del 4% de la uva autóctona californiana Zinfandel.


Nota de cata:

Curioso color turbio y aframbuesado (Similar al sirope de fresa), ribete del mismo color y todo el conjunto de capa media.
Solo descorchar la botella la estancia se llena de un olor totalmente consensuado de caja de puros, o tabaco rubio. Jordi nos recomienda esperar…
Con media hora en copa Borgoña de gran tamaño, afloran las moras, junto a col hervida con rastros de humedad, como si de verdín se tratara.
Con movimiento y algo de paciencia, se despejan los olores de reducción, y sorprende con grandes dosis de violetas, frutas negras maduras en su punto álgido, fresas maduras con nata y un toque varietal de Cabernet con su típico pimiento maduro, en versión roja. Profundas dosis de fino balsámico rebosan el borde de la copa, invitando a volver a disfrutar de esa nariz tan curiosa y satisfactoria.
Boca como pocas, con opulencia y taninos rasposos y sedosos a la vez, mucha estructura y profundidad de registros táctiles. Recorrido de infarto, muy largo en el final de boca.
Retro muy marcado a regaliz, finos tostados, oliva negra, y guindas en licor. Muy, muy largo, casi da miedo!

Puntuación Vadebacus: 9.46 P.


Creo que es de las pocas veces que hemos podido constatar nuestra propia ignorancia. Qué gran vino este americano, como en todos los destinos enológicos hay cosas buenas y malas, pero justo es reconocerle a este ejemplar su grandeza, originalidad y porte elegante, fuera de nuevas modas de sobre extracción vinculadas por algún crítico cercano suyo.

Gracias Jordi por tan grata novedad para nuestros paladares anquilosados, y faltos de fe!

8 comentarios:

J. Gómez Pallarès dijo...

Si echáis una ojeada (vaya, seguro que ya lo habéis hecho), veréis que el 2002 de l'Aventure fue uno de los vinos más apreciados por los compañeros de ETb en la cata de syrahs que hicimos recientemente.
Blanca redactó el comentario.
Un gran vino hecho por un visionario del asunto.
Constato, a través de vuestra lectura, la diferencia real entre vinos con tres años de botella. Pero os acabó saliendo la auténtica raza de este vinazo, creo, que es su fruta sobresaliente. Los años de Stephen en Burdeos le dieron una cceso de primera mano a los fabricantes de barricas y se las hace ex-professo, cuidando mucho material, grosos, porosidad, corte y tostado: no son vinos en los que acabe pesando esa madera, al contrario.
Joan

VadeBacus dijo...

Joan, pues esta vez no, pero te aseguro una lectura de vuestro escrito.
Sin duda un vinazo, Joan. Una boca de ensueño. ¿Has visto la nota media?. Se la merece y quién pueda, que lo cate.
Saludos
Carlos

J. Gómez Pallarès dijo...

Sí la he visto, sí, muy alta por parte de todos. Coincidencia, sin duda, como la nuestra con su hermano pequeño del 2002!
Joan

La Guarda de Navarra dijo...

Os acabo de conocer gracias a Rocco and Wines. Celebro vuestra iniciativa de escribir un blog para que todos sepamos por donde os moveis y que catais.
un saludo y bienvenidos al universo blogger.

Carlos Rodriguez dijo...

Pues eso, amigos Vadebacus me debeis una botellita de L'Aventure por la publicidad, en privado pedirme la dirección de envio, jaja
además así corroboraré si de verdad no estareis exagerando (es broma nunca lo he probado, y por las notas de ETB y las vuestras parece puro caviar).
Saludos
Carlos Rodriguez
Roco&Wines

CarlosGonzalez dijo...

Gracias a Roco and wines y a la guarda por vuestros comentarios. Es nuestro propósito el haceros partícipes, virtualmente, de nuestras percepciones.
Un saludo
Carlos

Calamar dijo...

¡Esto promete!

Perdonad que solo pase a saludar...

Un abrazo,

VadeBacus dijo...

Gracias Calamar por tus palabras!
Un saludo básico :))
CarlosGonzalez